AEMET esperaba que abril fuera más lluvioso de lo normal. Se equivocaba, y no es una buena señal

Captura De Pantalla 2023 04 10 A Las 9 51 05
26 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Una imagen vale más que mil palabras. El mapa que hay sobre estas líneas refleja las precipitaciones acumuladas de esta semana y, como decía Isabel Moreno, solo hay una cosa clara: "las lluvias prácticamente esquivan España".

El problema es que no parece algo anecdótico. AEMET, después de semanas confiando en los modelos que sugerían un abril ligeramente más húmedo de lo normal, ha tenido que reconocer que vienen dos semanas muy duras para los sistemas hídricos del país.

¿Qué va a pasar? Aunque, como es habitual, la incertidumbre aumenta hacia finales de mes, lo cierto es que los pronósticos para lo que queda de abril pintan un panorama realmente oscuro. Según AEMET, las lluvias "serán muy escasas en la mayor parte del país durante las próximas dos semanas".

A eso hay que sumar que las temperaturas por encima de la media van a seguir con nosotros. Y es que a pesar de que el pasado día 5 la madrugada fue inusualmente fría para la época (y eso nos hizo alumbrar la esperanza de cambios térmicos), "lo más probable es que [los termómetros] continúen claramente por encima del promedio normal para la época del año durante todo el mes".

Y no, no es "normal". El índice EFI, que nos permite establecer cómo de raro es un fenómeno meteorológico, indica claramente que lo que nos espera los próximos 15 días es poco habitual. Tanto en temperaturas como lluvias.

Y, realmente, lo que va tensando la situación son las escasísimas reservas hídricas que tenemos. Porque, efectivamente, el agua embalsada de 2023 es superior a la que teníamos en 2022. Tenemos 11.000 hectómetros cúbicos menos que la media de los últimos 10 años, pero estamos mejor que en 2022.

El asunto es que la falta de lluvias nos hace temer que eso no va a seguir así durante mucho tiempo. Si todo sigue así, en menos de un mes ya estaremos peor que el año pasado. Un año malísimo.

Captura De Pantalla 2023 04 10 A Las 10 06 35
ECMWF (Vía AEMET)

Las consecuencias van a ser muy duras. "Como no llueva pronto, va a haber pérdidas brutales e irreversibles", decía Julio Berbel, catedrático de la Universidad de Córdoba y miembro del Comité de Expertos de la Sequía. Y no estaba exagerando. Las restricciones por la sequía avanzan por todo el país y eso asienta el problema en la salud pública. Pero aún cuesta entender que muchas regiones afrontan la peor sequía en 30 años en un momento en el que, además, el agua embalsada está bajo mínimos.

De las 55 comarcas de Andalucía (la región que podemos usar como 'canario en la mina' de la sequía en España) solo hay dos que oficialmente se encuentren "sin sequía". En cambio, hay cinco en una situación de sequía excepcional, 17 en situación de sequía extrema y 15 en sequía severa.

¿Estamos en un callejón sin salida? Aún no. No faltan los meteorólogos que reflexionan sobre que, incluso si el peor de los escenarios de abril se cumple, hay precedentes de mayos y junios que podrían ayudarnos a capear la situación. "No sería sorprendente", pero tampoco es que tengamos garantías de nada.

En Xataka | Los largos periodos de sequía van a ser cada vez más y más normales. Es hora de acostumbrarnos a ellos

Imagen | Meteored

Comentarios cerrados
Inicio