Pagó 2,9 millones de dólares por el NFT del primer tuit y desapareció en Irán: la misteriosa historia de Sina Estavi

Pagó 2,9 millones de dólares por el NFT del primer tuit y desapareció en Irán: la misteriosa historia de Sina Estavi
8 comentarios

Hakan Estavi, más conocido como Sina Estavi, es uno de los inversores pioneros del mundo de las criptomonedas, pero su perfil tiene muchos claroscuros. Nacido en Irán y nacionalizado en Malasia, ocupa el puesto de CEO de Bridge Oracle, una de las organizaciones más importantes dedicadas a la red blockchain TRON. Pero si es conocido es por ser el comprador del NFT del primer tuit de Jack Dorsey, vendido por 2,9 millones de dólares.

Aquella compra en la plataforma Valuables fue en marzo de 2021 y generó muchos titulares. Sina Estavi fue un poderoso contribuidor al 'hype' de los NFT con esa compra, pero desde entonces su visibilidad ha ido a la baja. No es casualidad. Ya que desde el pasado 17 de mayo ha estado detenido en Irán por corrupción económica. Esta es su historia.

También estuvo a punto de pagar 1,1 millones de dólares por un tuit de Elon Musk

Nft Primer Tuit

Sina Estavi ofreció 1.630 ETH, que equivalían a unos 2,5 millones de dólares. Fue la oferta final del inversor, que había ido progresivamente subiendo la cifra. Dos semanas después de la oferta, Jack Dorsey decidió aceptarla, resultando en 2,9 millones de dólares.

"Es una parte de la historia humana en forma de activo digital. Quién sabe cuál será el precio del primer tweet de la historia humana dentro de 50 años", aseguraba Estavi en una entrevista con la BBC. Un activo digital que el inversor comparó con la Mona Lisa.

Esas semanas el propio Estavi decidió apostar por comprar otro popular tuit que se había puesto a la venta. De otro tuitero famoso: Elon Musk. Las ofertas se fueron sucediendo y la más alta fue de nuevo la de Estavi, que ofreció hasta 1,12 millones de dólares. Sin embargo, esta vez retiró su oferta, dos días después de que Jack Dorsey hubiera aceptado la otra. A los pocos días, Elon Musk explicaba que finalmente había decidido no vender el NFT de su tuit.

Sina Estavi Elon Musk

Al comprar el NFT del tuit de Dorsey, Estavi dispone de un certificado digital. Y Dorsey el dinero, que donó a una organización de ayuda a África en Bitcoin. Sin embargo, el arresto de Estavi meses después iba a arrojar muchas dudas sobre esa compra.

A qué se dedica Sina Estavi y por qué fue arrestado

Antes de darse a conocer, el historial registrado de Sina Estavi es la compra de varios canales de Telegram y realizar publicidad a través de ellos. En 2015, Estavi crea el exchange iraní Cryptoland. Según su perfil en LinkedIn, en 2019, da el siguiente paso creando Bridge Oracle y aliándose con otros inversores del mundo cripto.

En Twitter mantenía una fuerte presencia, con más de 100.000 seguidores. Sin embargo, a mitad de mayo dejó de publicar, coincidiendo con la fecha del arrestado. Desde entonces, no ha vuelto a publicar ningún tuit.

Según describe Cointelegraph, la Ciberpolicía iraní llegó a publicar un tuit pineado en el perfil de Estavi donde se explicaba que "el dueño de esta cuenta fue arrestado acusado de perturbar el sistema económico por orden del Tribunal Especial de Delitos Económicos. Las autoridades judiciales oficiales proporcionarán información adicional". El mismo tuit fue publicado en la cuenta de Bridge Oracle. Sin embargo, actualmente esos tuits han sido borrados.

A principios de 2021, Estavi fue denunciado por el ex-CEO de Bitcoin.com, Mate Tokay, por supuestamente no pagarle por sus servicios. En esa demanda, se expresó que había una inconsistencia de unos 525.000 dólares en el suministro de los tokens BRG, ofrecido por Bridge Oracle.

Según describe Mena News, en Irán es ilegal la venta y creación de estos tokens a otros iraníes. Estavi declara los token BRG son una entidad independiente y se venden solo a individuos extranjeros, pero la comunidad iraní alrededor de estos tokens creció lo suficiente como para llamar la atención y mostrar que no era así. Según la Iran BlockChain Community, la plataforma CryptoLand (dueña de Bridge Oracle), nunca fue miembro oficial en el ecosistema blockchain iraní.

Más allá de su legalidad en Irán, a Bridge Oracle se le ha criticado por su dudosa legitimidad, potencialmente siendo una estafa piramidal tipo Ponzi. Para prevenir que Estavi escapara del país en su jet privado, las autoridades decidieron arrestarlo y Cryptoland suspendida de actividad. Según la televisión iraní, todos los bienes de Estavi fueron embargados, incluidos los tokens BRG. Y aquí es donde entra la compra del tuit de Jack Dorsey.

Muchos inversores en este token se sienten estafados y consideran que el NFT del primer tuit en cierta manera les pertenece, pues Sina Estavi utilizó esos fondos para adquirirlo. A raíz del incidente, numerosos exchanges cancelaron la venta-compra de estos tokens BRG.

En una Q&A de finales de abril de 2021, pocas semanas antes del arresto, Estavi explicaba que uno de los mayores desafíos de Bridge Oracle era que "todavía no proporcionamos pruebas de autenticidad de los datos para la porción de datos que infundimos en blockchain y estamos trabajando en ello".

Tras más de 8 meses, reaparece asegurando que resolverá los pagos pendientes

Sina Estavi Sina Estavi, publicando sobre su libertad en Instagram.

Desde mayo de 2021, todos los perfiles de redes sociales de Sina Estavi han estado parados. Durante el tiempo que ha estado arrestado no ha podido realizar ningún movimiento. Varios usuarios relacionados con el token BRG se preguntaban qué había sido del proyecto y de Estavi. Tras más de 8 meses de silencio, Estavi ha reaparecido esta semana, por el momento en su perfil personal de Instagram, donde la primera publicación fue una historia con una imagen de libertad.

Dos días después, Estavi ha publicado un vídeo en su perfil donde explica, para los usuarios de Irán, qué le ha ocurrido. Durante casi 30 minutos va contestando a distintas preguntas, entre las que expresa que tanto él como su socio Mehdi fueron acusados, que no tiene "ningún problema con el pago de los activos en curso" y que tras tres meses y medio hubo un acuerdo con los funcionarios de la judicatura para asegurar que podían solucionar sus "problemas técnicos".

Habrá que ver si tras este tiempo Estavi reconduce su situación. Un perfil envuelto en polémicas que alcanzó una fama desmedida tras la compra del NFT del tuit de Jack Dorsey, pero que desde entonces ha vivido la mayoría del tiempo rodeado de sombras.

En Xataka | La mayoría de NFTs no valen un duro (al menos, por ahora): lo dice la ciencia

Temas
Inicio