La pesadilla de las tarjetas gráficas se acaba. Lo gracioso es que a estas alturas igual ya no vale la pena comprarlas

La pesadilla de las tarjetas gráficas se acaba. Lo gracioso es que a estas alturas igual ya no vale la pena comprarlas
39 comentarios

Llevamos años sufriendo una situación casi absurda en el mundo de las tarjetas gráficas: teníamos las mejores (con diferencia) de la historia, pero no podíamos comprarlas. O sí, pero solo a precios absolutamente desorbitados gracias al infierno creado por mineros de criptodivisas y a especuladores que durante meses han usado bots para comprar estos componentes.

Cómo estábamos. Durante los últimos años hemos sufrido una situación caótica, casi infernal: los mineros de criptodivisas y los especuladores lograron hacerse con la escasa oferta existente —con la pandemia y la escasez de chips agravándolo todo— en el mercado de las tarjetas gráficas. Aunque era posible encontrar modelos de última generación —sobre todo en plataformas como eBay o Wallapop—, sus precios estaban totalmente disparados y podían triplicar fácilmente el PVP recomendado por los fabricantes.

Captura De Pantalla 2022 04 20 A Las 12 49 26
Una RTX 3060 que está ahora a 529 euros llegó a estar a más de 1.500. Los horribles y viejos tiempos. Fuente: CamelCamelCamel.

La nueva normalidad, también en GPUs. Esta singular pesadilla comenzó a aliviarse el verano pasado, y ahora al fin estamos volviendo a una cierta "normalidad" —las comillas son importantes—, porque comprar una gráfica de última generación vuelve a ser factible. Hay disponibilidad y los precios, aunque elevados, son hasta aceptables teniendo en cuenta de dónde venimos. Lo curioso aquí es que igual no vale la pena comprarlas a estas alturas.

Precios (al fin) a la baja. El estudio realizado por 3DCenter (en alemán, aquí la traducción de Google) lo demuestra: la evolución de los precios de las gráficas de última generación de AMD y NVIDIA está al fin en una línea descendente. Tras meses —incluso años— de precios inflados y de una oferta extremadamente limitada, las tiendas han podido quitar el cartel de "No hay existencias" y ofrecer una amplia variedad de modelos de las mejores gráficas del mercado.

Esos datos de 3DCenter demuestran cómo por ejemplo en las últimas semanas el precio de las Radeon 6000 de AMD ha caído de media un 13%. La rebaja ha sido bastante inferior en las RTX 3000 de NVIDIA, que de media han visto sus precios bajar un 6%, pero la curva sigue siendo descendente.

Qué ha pasado. Esa rebaja tiene mucho que ver con el mundo de las criptodivisas. Durante todo este tiempo minar con GPUs criptos como ETH (Ethereum) era muy rentable, pero la subida de la factura de la luz y la persecución a estas actividades ha hecho que la cosa ya no compense tanto.

3DCenter
El precio de ETH, que en los últimos meses anda de capa caída, se ha unido a factores como el coste de la energía o la persecución a la minería cripto. Los fabricantes han podido recuperar ritmos de producción, y eso ha acabado planteando esta bajada de precios. La oferta al fin superaba la demanda. Fuente: 3DCenter.

Y sin embargo, deberían estar mucho más baratas. Estamos pues ante una situación en la que los precios de las tarjetas gráficas casi se acerca a lo razonable si uno compara estos precios con los que hemos vivido en los últimos tiempos. El problema es que siguen siendo caras, sin duda, y aun con esa evolución los precios de venta son aún sensiblemente superiores a los PVP recomendados de lanzamiento. Una RTX 3060 Ti que se lanzó a 399 dólares se puede encontrar con suerte por unos 579 euros.

La cosa es aún más doliente si tenemos en cuenta que las RTX 3000 se lanzaron en septiembre de 2020 y las AMD 6000 lo hicieron un mes después, en octubre de 2020. Ha pasado año y medio largo, así que en condiciones normales uno esperaría que estas gráficas estuvieran más baratas que cuando se lanzaron. No es así.

Por qué igual ya no vale la pena ir a por estas gráficas. Lo más gracioso es que ese descenso de precios y esa disponibilidad de modelos llega probablemente tarde. Es buena noticia, sin duda, pero es que lo nuevo de AMD y NVIDIA está al caer. Se espera que las gráficas de NVIDIA con arquitectura Ada —las RTX 4000— y las de AMD con arquitectura RDNA3 —las Radeon 7000— lleguen en otoño, y los rumores apuntan a que el salto en rendimiento será enorme, de hasta un 150%.

Es difícil creerlo, pero de ofrecer esas mejoras, lo que parece evidente es que estas gráficas también podrían lanzarse con un precio de salida superior al de sus equivalentes en la generación actual. Quizás lo mejor, si no tenéis prisa, es esperar a septiembre u octubre para comprobar cómo están las cosas.

Si todo va como se espera, una cosa es clara: los precios de las actuales RTX 3000 y Radeon 6000 debería ir cayendo aún más. ¿Cuánto? Imposible saberlo, pero la aparición de los nuevos modelos hará que tanto AMD como NVIDIA se puedan encontrar con un problemón: un inventario enorme del que tendrán que desembarazarse.

Temas
Inicio