Compartir
Publicidad

Optane en forma de módulos RAM: DIMMS de hasta 512 GB, pero de momento solo para servidores

Optane en forma de módulos RAM: DIMMS de hasta 512 GB, pero de momento solo para servidores
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La aplicación de la tecnología 3D XPoint de Intel y Micron prometía mejoras notables en varios ámbitos del segmento del almacenamiento. Primero aparecieron las unidades Optane para acelerar sistemas de almacenamiento convencional, luego aparecieron los Optane en formato SSD y ahora aparecen los primeros módulos de memoria RAM basados en dicha tecnología.

Los nuevos módulos de memoria Optane DC Persistent Memory estarán disponibles en capacidades de 218, 256 y 512 GB, pero estos prometedores productos llegarán de momento al segmento de los servidores basados en futuros procesadores Intel Xeon.

"La memoria DDR4 que nunca olvida"

La introducción de los módulos será por el momento muy controlada: cuando aparezcan a finales de año lo harán solo a clientes específicos —que deben solicitar entrar en esa fase previa en este formulario— a los que se les permitirá usar estos módulos Optane, pero sin publicar datos de rendimiento.

La disponibilidad general no se producirá hasta 2019, pero una vez más la idea es ofrecerlos solo para entornos de servidores basados en futuros procesadores Xeon.

La característica más llamativa de estos módulos es, como su propio nombre indica, que estamos hablando de memoria persistente, lo que significa que los datos permanecen en ella aun cuando queda sin alimentación. Además de ello es muy densa, con 10 veces la densidad de los módulos DRAM tradicionales.

Optane2

Esto hace que contemos con futuros módulos de memoria que tienen el aspecto de módulos DIMM y ante el sistema funcionan como tales, pero que tienen capacidades mucho mayores y que además son persistentes.

La latencia no es tan baja como la de los módulos DDR4, y en Intel creen que son una opción perfecta para incrementar la cantidad de memoria disponible eliminando la latencia que se da normalmente cuando se transfieren datos desde la memoria al sistema de almacenamiento persistente. Aplicaciones de bases de datos y cargas de trabajo "cacheables" pueden beneficiarse en gran medida de este tipo de opción.

No queda claro si este tipo de módulos acabará llegando a los usuarios finales en configuraciones que no tengan a los Xeon como requisito, pero habrá que estar atentos, porque la evolución de esta tecnología parece ser desde luego ambiciosa.

Vía | ArsTechnica
Más información | Intel
En Xataka | Nuevas críticas para Optane y sus chips 3D XPoint, los analistas creen que 3D NAND es el futuro

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio