EEUU ha perdido la guerra de la fabricación de chips. Para no perder la del diseño seguirá los pasos de China y Corea

EEUU ha perdido la guerra de la fabricación de chips. Para no perder la del diseño seguirá los pasos de China y Corea
21 comentarios

La industria de la fabricación de semiconductores está liderada con mano de hierro por TSMC. Esta compañía taiwanesa acapara actualmente el 54% del mercado de los chips, y tras ella, aunque a mucha distancia, se abren paso a codazos Intel y Samsung, ambas con una cuota aproximada del 17%. Estas cifras reflejan una realidad inapelable: la ventaja actual de TSMC es insalvable.

Los equipos fotolitográficos más avanzados que tienen estas tres compañías, que utilizan la tecnología de ultravioleta extremo (UVE), han sido fabricados por la compañía holandesa ASML. Estas complejísimas máquinas recurren a componentes de otros países, como la fuente de luz ultravioleta de la empresa estadounidense Cymer, o las ópticas de la alemana ZEISS, lo que delata la plurinacionalidad de los mejores equipos litográficos actuales.

Aun así, nada de esto desdibuja el liderazgo de TSMC. Y es que no solo fabrica muchos más circuitos integrados que ninguna otra compañía de semiconductores; también tiene las tecnologías más avanzadas. De hecho, pondrá en marcha el nodo N3E en 2023. Es evidente que Estados Unidos ha perdido la guerra de la producción de chips, y no quiere perder también la del diseño, aunque no va a tenerlo fácil.

Tras los pasos de los Gobiernos de China y Corea del Sur

A diferencia de Intel, que diseña y fabrica sus propios chips, AMD, NVIDIA y Qualcomm "solo" diseñan sus circuitos integrados. A estas tres compañías estadounidenses los servicios de fabricación se los proporciona mayoritariamente TSMC, lo que, de nuevo, refuerza el liderazgo en el ámbito de la producción de semiconductores de esta última compañía. Aun así, el diseño de chips en sí mismo aporta mucho valor a la industria, tanto que, de hecho, Estados Unidos no quiere perder el liderazgo que todavía mantiene en esta área.

La cuota de mercado de las empresas estadounidenses que se dedican al diseño de chips ha caído un 4% en seis años

Un informe elaborado por SIA (Semiconductor Industry Association), que es la organización que aglutina a los fabricantes de semiconductores estadounidenses, y la consultora Boston Consulting ha puesto sobre la mesa un dato rotundo: la cuota de mercado conjunta de las empresas estadounidenses que se dedican al diseño de chips ha caído un 4% en tan solo seis años. Ha pasado del 50% que tenían en 2015 al 46% que sostuvieron en 2021. Puede no parecer mucho, pero si trasladamos esta cifra a los ingresos es presumiblemente un número abultado.

En cualquier caso, en su informe SIA se muestra preocupada debido a que estos datos apuntan una tendencia que puede acelerarse durante los próximos años. Y, de ser así, Estados Unidos podría perder su liderazgo también en el ámbito del diseño de chips como ya lo ha hecho en el terreno de la fabricación de semiconductores. Los competidores a batir son, según SIA, China y Corea del Sur, y la estrategia a seguir que propone esta organización estadounidense es exactamente la misma que ya han puesto en marcha estos dos países asiáticos.

Lo que reclaman los fabricantes de chips estadounidenses es, sencillamente, más ayuda de su Gobierno. Según SIA sus competidores chinos, entre los que se encuentra SMIC, y surcoreanos, como Samsung, ya están recibiendo un respaldo muy robusto de sus respectivos Gobiernos. El informe no lo indica con claridad, pero sugiere que este respaldo debe ser mayoritariamente económico, aunque no tiene por qué limitarse solo al apoyo financiero a las empresas involucradas.

SIA pide al Gobierno una inversión de hasta 30.000 millones de dólares durante esta década, así como una línea de crédito de hasta 20.000 millones de dólares

El programa 'CHIPS and Science Act' aprobado por el Congreso estadounidense este año contempla la entrega de 52.000 millones de dólares a los fabricantes de chips, pero no dice nada de los diseñadores de circuitos integrados. SIA espera que esto cambie. Y lo que pide es que estas últimas empresas reciban una inversión de entre 20.000 y 30.000 millones de dólares durante esta década, así como una línea de crédito de entre 15.000 y 20.000 millones de dólares. De lo contrario, SIA avisa: Estados Unidos también acabará perdiendo esta guerra.

Imagen de portada: Intel

Más información: SIA

Temas
Inicio