Los AMD Ryzen 7000 lo apuestan todo a la potencia y a los gamers. Intel debería estar preocupada

Los AMD Ryzen 7000 lo apuestan todo a la potencia y a los gamers. Intel debería estar preocupada
20 comentarios

Durante años AMD fue una segundona. No lograban competir con lo mejor de Intel, pero poco a poco fueron ganando terreno y en los últimos años la empresa le ha dado la vuelta a la tortilla. Sus últimas familias de procesadores han igualado y superado propuestas equivalentes de Intel, pero atentos, porque hoy empieza un nuevo round de ese particular combate: llegan los AMD Ryzen 7000.

Año nuevo, fotolitografía nueva. Hay muchas novedades en esta nueva iteración de estos procesadores, pero una de las más destacadas es la nueva fotolitografía para sus chiplets. Lo explicamos en detalle en mayo al hablar en detalle de la nueva arquitectura Zen 4, pero por abreviar: en los Ryzen 5000 —la anterior generación— se utilizaban fotolitografías de 7 y 12 nanómetros para los chiplets CCD e IOD. En los Ryzen 7000 esos procesos pasan a ser de 5 y 6 nanómetros respectivamente. ¿Qué significa eso? Muchos más transistores por unidad de superficie, y mucha mejor eficiencia a igual potencia. Pero es que en AMD quieren especialmente esto último.

Vuelve la guerra de los MHz. O en este caso, de los GHz. Los Ryzen 7000 tenían como objetivo incrementar en más de un 15% su rendimiento en aplicaciones monohilo, y una de las claves para lograrlo —además de esa nueva fotolitografía y de la arquitectura Zen 4— es aumentar la frecuencia de reloj , que en los ambiciosos Ryzen 9 7950X puede llegar a los 5,7 GHz. Una absoluta locura que, eso sí, hace que el precio de este procesador sea elevado. Cuidado, porque procesadores más modestos también irán a toda pastilla: el "modesto" Ryzen 5 7600X llegará por ejemplo a los 5,3 GHz.

Modelo

Ryzen 9 7950X

Ryzen 9 7900X

Ryzen 7 7700X

Ryzen 5 7600X

Gráficos

AMD Radeon™ Graphics

AMD Radeon™ Graphics

AMD Radeon™ Graphics

AMD Radeon™ Graphics

Núcleos CPU

16

12

8

6

Hilos de ejecución

32

24

16

12

Frecuencia máxima

Hasta 5,7 GHz

Hasta 5,6 GHz

Hasta 5,4 GHz

Hasta 5,3 GHz

Frecuencia base

4,5 GHz

4,7 GHz

4,5 GHz

4,7 GHz

Memoria soportada

DDR5-5200

DDR4-3200

DDR5-5200

DDR4-3200

DDR5-5200

DDR4-3200

DDR5-5200

DDR4-3200

Caché L3

64 MB

64 MB

32 MB

32 MB

TDP por defecto

170 W

170 W

105 W

105 W

Precio

891,32 euros

700,05 euros

508,78 euros

381,26 euros

AMD Ryzen 9 7950X

Cuidado con la factura de la luz. Esa apuesta por la potencia es desde luego prometedora, pero la realidad es que para ofrecer esa mejora de rendimiento hay otro afectado: el consumo. En los Ryzen 9 5950X el TDP era de 105 W, casi "modesto". En los nuevos Ryzen 9 7950X el TDP se dispara hasta los 170 W, así que aprovechar las prestaciones de estos procesadores hará que nuestra factura de la luz se resienta.

A este procesador le ha salido una gráfica integrada. Una de las novedades en esta familia es la inclusión de gráficos AMD Radeon integrados en el procesador. Ese procesador gráfico está presente en esos cuatro modelos lanzados inicialmente (con apellido "X"), y es un componente interesante aunque muy modesto: cuenta con solo dos unidades de computación (128 Stream Processors) su potencia es de apenas 0,56 TFLOPS, cuando una ya limitada Radeon 680M (12 CUs, 768 Stream Processors) llega a los 3,7 TFLOPS.

Necesitarás nueva placa. El zócalo o socket, eso sí, cambia para esta familia, que ahora usa el Socket AM5 en lugar del AM4 de los Ryzen 3000 y Ryzen 5000. Eso hace que sea posible disfrutar de ventajas importantes, como las citadas GPUs integradas con microarquitectura RDNA 2 o soporte de PCIe 5.0, pero también obliga a cambiar de placa si queremos actualizar nuestros equipos con estos micros. Sea como fuere y a falta de nuestras pruebas, lo que está claro es que AMD sube la apuesta. Veremos cómo responde Intel.

Temas
Inicio