Publicidad

Almacenamiento a precio de saldo: la evolución del coste por GB en HDD y SSD

Almacenamiento a precio de saldo: la evolución del coste por GB en HDD y SSD
56 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los discos duros tradicionales no han parado de ofrecer más y mejores prestaciones desde que comenzó su andadura en el mercado, y hoy en día las capacidades y precios de estas unidades han ido ajustándose hasta llegar a un nivel en el que el coste por GB es casi ridículo.

Así, una unidad de 2 TB de Western Digital se puede encontrar por 89,99 dólares en Estados Unidos, y eso da un coste de 0,043 dólares por GB. O lo que es lo mismo, apenas 3 céntimos por GB, una cifra que deja claros los complejos márgenes en los que se mueven estas unidades. ¿Qué pasa, no obstante, con los SSD?

Los discos duros tradicionales luchan por sobrevivir

La era de los discos duros no ha pasado todavía, desde luego, pero su relevancia en el mercado ha disminuido de forma clara por varios factores. El primero de ellos, esa era post-PC que ha hecho que cada vez se vendan menos PCs y más tablets, que obviamente utilizan almacenamiento Flash.

Coste GB HDDs

El segundo, el auge de las unidades de estado sólido o SSDs, unos medios de almacenamiento mucho más veloces y cuya relación precio/prestaciones se ha ido también ajustando en los últimos tiempos. Aun siendo aún sensiblemente más caros que sus equivalentes en almacenamiento tradicional, cada vez más usuarios dan el salto a estos dispositivos porque la mejora de rendimiento es notable.

En esa bajada del coste por GB también han influido otros aspectos, como los logros que permiten almacenar cada vez más información en estas unidades o la competencia de los servicios de almacenamiento online, que parecen hacer innecesario la actualización del disco duro para muchos usuarios, que prefieren utilizar versiones gratuitas o de pago de servicios como Dropbox.

Matthew Komoroski lleva estudiando el mercado desde hace años, y hace poco actualizaba su gráfica evolutiva sobre el precio de los discos duros tradicionales. En dicha gráfica se puede apreciar claramente cómo el descenso de coste por GB se ha ido sosteniendo durante toda la historia de estos dispositivos, y mientras que en 2012 ese coste medio era de unos 10 centavos de dólar por GB, esa barrera se ha sobrepasado claramente en los últimos tiempos, como demuestra el ejemplo que poníamos al principio del artículo y que revela cómo hoy es posible conseguir un coste que ronda los 4 centavos por GB, (3 céntimos de euro por GB).

¿Qué hay de los SSD?

Esa curva descendente también ha afectado a las unidades SSD, que como en el caso de los discos duros eran inicialmente prohibitivas para la mayoría de los usuarios, pero que hoy por hoy han ajustado de forma notable sus precios.

SSD coste por GB

En ExtremeTech realizaban hace un año un pequeño estudio de esos datos contando desde abril de 2011, y lo cierto es que aunque la reducción era clara hasta septiembre de 2012, esos precios apenas se movieron --e incluso se incrementaron-- hasta marzo del año pasado. Aún así, de los 1,7 dólares por GB de abril de 2011 nos situábamos en un coste medio de 0,8 dólares por GB en marzo de 2013.

Por supuesto, en esos costes influyen muchos factores, y es que la tecnología integrada en los SSD ha cambiado mucho y muy rápido en los últimos años, con controladoras cada vez más eficientes y sobre todo capacidades de almacenamiento cada vez mayores que iban haciendo variar mucho los costes por GB según habláramos de unidades de pequeño tamaño o de aquellas de mayor tamaño que permitían ahorrar un poco más por GB.

SSD precio por GB agosto 2013

De hecho, en agosto de 2013 se revisitó el tema por parte de esos editores, que dejaban claro que por ejemplo para las unidades de 128 GB el coste por GB rondaba los 1,07 dólares, cuando en el caso de las unidades de 500 GB ese coste andaba en esos 0,8 dólares que mencionábamos anteriormente.

La cosa ha seguido mejorando en estos últimos tiempos, por supuesto, y hoy en día es posible conseguir una unidad Samsung Evo 840 de 500 GB por 264,99 dólares en Newegg --que es el comercio donde estos estudios han tomado sus referencias--, lo que revela un coste por GB de 0,53 dólares.

No parece probable que los discos duros tradicionales puedan a día de hoy reducir su precio mucho más de lo que lo han hecho en estos años, pero donde sí parece haber aún margen de mejora es en las unidades SSD, con un coste por GB más de 10 veces superior al de los discos duros de toda la vida. Veremos qué da de sí esta batalla de precios que afortunadamente tiene como beneficiarios a nosotros, los usuarios. Que no pare la lucha.

En Xataka | Los discos duros vuelven a precios de 2011: BackBlaze y el ingenio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir