Publicidad

Más salas para menos películas: así serán las medidas de seguridad y la cartelera de los cines para la reapertura de finales de junio

Más salas para menos películas: así serán las medidas de seguridad y la cartelera de los cines para la reapertura de finales de junio
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los cines españoles van a reabrir sus puertas tras dos meses de confinamiento. Muchos sectores han visto paralizadas sus actividades, pero sobre todo ha afectado a aquellos que implican actividades para grupos: restauración, salas de conciertos, locales de ocio y, cómo no, los cines, que permanecen cerrados desde el mes de marzo. Sin embargo, la desescalada comienza a mostrar fechas futuras de reapertura para estos lugares, y aún con precauciones sanitarias bastante estrictas, las salas de cine ya tienen cuándo abrir.

En teoría, cualquier sala de cine puede abrir en territorios que hayan llegado a la fase 2 o posteriores, con las consiguientes restricciones. Sin embargo, la mayoría de los exhibidores han acordado abrir el viernes 26 de junio, fecha para la que se prevé que tanto Madrid como Barcelona, dos territorios esenciales para la exhibición, hayan llegado como mínimo a esa fase o incluso posteriores. Tal y como nos cuenta Eduardo Escudero, Responsable de Negocio de la distribuidora A Contracorriente Films, "nunca se ha planteado en firme el estrenar antes en algunas zonas, y mucho menos si faltaban las dos provincias que más espectadores aportan". O dicho de otro modo: "sin Madrid y Barcelona en la ecuación, no hay estrenos".

La fecha se anunció a principios del pasado mes de mayo en una conferencia digital de la consultora Comscore Spain. Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de la Federación de Cines de España —el 80% de las salas del territorio nacional están asociadas en ella- declaró lo positivo que sería una reapertura simultánea, y de ahí el esperar a que se haya llegado a la fase 3 en casi todos los territorios. Según ha contado la Federación a Xataka, "la reapertura la decidirá cada cine de manera independiente, aunque FECE estima que el 26 de junio estarán los cines abiertos mayoritariamente". Sin embargo, en fechas más recientes y cercanas a ese 26 de junio para el que aún queda casi un mes, hay quien se ha adelantado a la fecha.

"A nivel de espacio se han limitado los asientos vendidos para cada pase, garantizando asientos vacíos entre los asistentes" - Cinesa

Hace unos días, la cadena de cines más grande de España, Cinesa (500 salas repartidas en 40 cines por todo el país) anunciaba que tiene tres salas preparadas para ser abiertas de forma inminente el próximo 8 de junio. Se trata de Cinesa As Cancelas (Santiago de Compostela), Cinesa Puerto Venecia (Zaragoza) y Cinesa LUXE Bonaire (Valencia). Todas ellas cumplen los requisitos de seguridad que más tarde tendrán que asumir todas las salas del país.

Entre esas medidas restrictivas, nos cuentan desde Cinesa, está que "a nivel de espacio, por ejemplo, se han limitado los asientos vendidos para cada pase, garantizando asientos vacíos entre los asistentes. En este sentido, el proceso de compra está reprogramado para asegurar que se cumple la distancia y aforo según la normativa. También hemos escalonado los horarios de inicio de las sesiones para reducir las colas y garantizamos las medidas de distanciamiento social siempre con la ayuda e implicación de nuestro personal".

Si la experiencia con estos tres cines es positiva, Cinesa planea abrir incluso más salas en todo el territorio nacional antes del 26 de junio, siempre en zonas que hayan alcanzado la fase 2. El aforo que están obligadas a respetar es del 30%, y en la Fase 3, del 50%. Según Escudero, decisiones como la de Cinesa de abrir por anticipado servirán "para testar protocolos y medidas de seguridad, ver qué tal funcionan, pero en cualquier caso lo harán solo con reposiciones, aún sin estrenos, que no llegarán hasta el 26 de junio". Según Cinesa, "confiamos en reabrir la mayoría de nuestros cines en Europa en julio a más tardar".

Jumpstory Download20200605 112525

Otra cadena que abrirá antes de ese 26 de junio serán los cines Yelmo, que se adelantan al 12 de junio, dos semanas antes de la fecha propuesta por FECE. Sus salas de Vizcaya, Sevilla, Cádiz, Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura serán las primeras, y servirán como en el caso de Cinesa, como ensayo de los protocolos de seguridad y nuevas medidas. Las medidas que menciona Yelmo son también similares: "señalización para asegurar la distancia de seguridad, reducción de aforo de las salas, aumento de la frecuencia en la limpieza, fomento de compra de entradas y productos de bar a través de web y app, dispensadores de gel hidroalcohólico"...

50% de aforo: una cantidad suficiente de espectadores

Aunque ese 50% de aforo máximo en la Fase 3 puede parecer una limitación considerable del número de público, podría llegar a ser suficiente: Escudero afirma que "salvo en grandes estrenos de títulos muy esperados, tipo Marvel, donde puede haber salas agotadas durante la primera semana, un 50% es una ocupación notable. El problema no es tener una sala de 300 personas y que vayan 150". En ese sentido, las restricciones no son tan graves como otros enemigos tradicionales: "La avalancha de fútbol que nos espera, con un partido al día, me da más miedo que las restricciones del COVID-19"

Desde la distribuidora A Contracorriente tienen claro que estas restricciones son un obstáculo, pero no insalvable: "Nos inquietan, más que las restricciones de aforo, la incertidumbre: creemos que la gente tiene ganas de recuperar las salas y de volver al cine, pero el resultado aún está por ver. Hablamos de espacios cerrados, que no es lo mismo que una terraza".

Todo estas medidas se verán amortiguadas también con el fondo de 13.252 millones de euros que el Gobierno ha destinado a favorecer la reapertura de los cines o sufragar los gastos derivados de las medidas sanitarias de prevención que tendrán que aplicarse. "Repartido entre 450 cines y 1500 salas que hay en España no es tantísimo dinero, pero desde luego es una ayuda muy de agradecer", subraya Escudero, que añade que ha echado de menos "dinero para animar a los espectadores a asistir a las salas, quizás con descuentos o medidas similares. Aún así, en comparación con otros países que no han recibido nada de sus gobiernos no nos podemos quejar".

Menos blockbusters en más salas

Bond

Sin embargo, hay otro problema aún más importante que la limitación de asistencia: la teórica falta de material para proyectar. La crisis del coronavirus ha paralizado por completo el rodaje de películas en todo el mundo, lo que ha llevado a abundantes retrasos en las fechas de estreno, en algunos casos de hasta un año en franquicias como 'Fast & Furious' o James Bond, tradicionalmente vinculadas a épocas específicas del año.

Las distribuidoras y salas van a salvar esta situación como puedan. Por ejemplo, los reestrenos serán una baza importante: con el aviso de la apertura de estas salas, Cinesa ha anunciado la vuelta a cartelera de éxitos de los pasados meses, como 'Onward', 'Expediente Warren', 'Wonder Woman', 'Joker' o 'Géminis'. Es la forma más rápida y evidente de suplir la falta de estrenos, y más en meses de verano, donde los espectadores son especialmente receptivos ante la idea de revisar éxitos del cursos anteriores.

ww1984

Sin embargo, es obvio que va a haber sequía de títulos de impacto: el verano solo prevé algunos estrenos de alto octanaje, una cantidad minima comparado con las avalanchas de blockbusters de otros años. Los grandes títulos previstos son 'Mulan' (24 de julio), 'Wonder Woman 1984' (14 de agosto) y, encabezándolas como punta de lanza, 'Tenet', lo nuevo de Christopher Nolan (17 de julio).

¿Se producirá el efecto contagio de otros años, donde coincidían en cartelera varios éxitos de Hollywood, alguna película potente de Disney o Pixar y algún éxito local?

Escudero piensa que se producirá el efecto contagio de otros años, donde coincidían en cartelera varios éxitos de Hollywood, alguna película potente de Disney o Pixar y algún éxito local, como fue el año pasado 'Padre no hay más que uno'. Este año, además de los mencionados estrenos potentes por parte de las majors hay películas españolas con potencial para convertirse en éxitos como 'Superagente Makey', con Leo Harlem, o la propia 'Padre no hay más que uno 2', que llega en agosto. "Puede ser suficiente para empezar a dinamizar", afirma Escudero.

José Tito, co-fundador de la distribuidora La Aventura, nos adelanta cuál va a ser el futuro para estos grandes estrenos mainstream. Para empezar, "muchas de estas grandes distribuidoras necesitan distribuir ya en circunstancias normales en una cantidad enorme de salas" para que las películas salgan rentables. Pero es que, además, con las restricciones de aforo, "se verán obligadas a llegar a muchas más salas para alcanzar a más público".

Es decir, que veremos las mismas películas en muchos más cines, requisito necesario para que espectadores de todo el país tengan acceso a esas películas. Pero entonces, ¿qué pasa con distribuidoras más pequeñas, como la propia La Aventura? "Nosotros tenemos igualmente una buena cantidad de películas por estrenar, pero no necesitamos llegar a tanto público". Es decir, que en su caso la situación no cambiará tan drásticamente.

miike

Y en ese sentido, es normal que no les preocupe: hay previstos 62 estrenos en lo que queda de junio, julio y agosto. Solo una mínima parte de ellos son blockbusters, y hay algún reestreno como 'Dersu Uzala' de Kurosawa, más alguna película que estaba prevista antes de la crisis, como lo último de Takashi Miike, 'First Love'. Pero en general, distribuidoras de tamaño mediano o pequeño como La Aventura, A Contracorriente o eOne se han encargado de que la oferta veraniega sea suficiente y variada.

62 estrenos es una cifra que se acerca a la media de estrenos en verano. "Los meses de julio y agosto, en contra de lo que se suele pensar, son los mejores del año junto al periodo navideño y Semana Santa. Es una época donde gracias a las vacaciones y las jornadas intensivas, se pierde la preferencia de la gente por ir al cine en fin de semana", nos cuenta Escudero. Es normal, por tanto, que las distribuidoras de tamaño mediano se hayan volcado con una avalancha de estrenos casi a la altura de otros veranos, que han rondado en torno a unas diez películas semanales, es decir, unas ochenta películas entre julio y agosto. "Es España estamos haciendo los devberes", concluye: "en otros países se están quejando de la falta de producto, pero no es el caso de España".

Dakota

Estas primeras semanas serán esenciales para traer de vuelta al público al cine. Algunos estrenos de esta primera tanda serán el drama de Dakota Johnsson 'Personal Assistant', de Universal (primera major que estrena un título inédito), el anime 'Human Lost', la comedia indonesia (¡de superhéroes!) 'Valentine, venganza oscura' y, en el caso de A Contracorriente, "una reposición cargada de simbolismo y una carta de amor al cine, 'Cinema Paradiso'".

Desde ahí, la industria pretende retomar una ansiada normalidad, aunque sea con restricciones y con eventos que tienen mucho de simbólico. Por ejemplo, la española 'La lista de los deseos', con María León y Victoria Abril, se estrena la segunda semana de reapertura, el 3 de julio. Pero antes, el 1 de julio, se celebrará la premiere nocturna con alfombra roja, la primera de este tipo que tiene lugar tras el desconfinaiento. Unos días antes, además, esta película se habrá presentado en el BCN Film Fest, en los cines Verdi de Barcelona, primer festival presencial tras la pandemia.

Paradójicamente todo este calendario de estrenos, suficiente pero algo más escaso que otros años, pero sobre todo no muy abundante en blockbusters, que en muchos casos han visto sus fechas de estreno retrasadas al otoño y la Navidad, es el del efecto embudo, con más oferta que demanda. "Ya en los últimos años estrenar de octubre a marzo era difícil, con mucha presión de estrenos muy fuertes, y esta situación se va a repetir", afirma Escudero, que añade que "las que más sufrirán serán las películas pequeñas, como siempre".

Tito es optimista con el futuro que tienen el cine por delante: "la gente está deseando volver al cine y recuperar la experiencia tradicional de ir a una sala a ver una película". Cree que tanto espectadores como salas "obrarán con responsabilidad y harán que la experiencia de regreso transcurra sin problemas". Están deseando, afirma, "que llegue la fecha acordada por la Federación de Cines para empezar a recuperar la normalidad". También Fedicine confía en la recuperación rápida de las costumbres anteriores a la epidemia: "antes de la llegada del Covid-19 la vida de los cines estaba pasando por uno de sus mejores momentos, lo que nos lleva a pensar que muchos ciudadanos no dudarán en acudir otra vez".

Cinesa nos cuenta que "si bien nuestras salas han estado cerradas, nuestras publicaciones en redes sociales han experimentado niveles récord de interacciones entre nuestros seguidores y estamos seguros de que, después de meses de estar en casa, el público espera ver películas en la pantalla grande". No discuten, eso sí, que el momento general es complicado: "Antes de la crisis, vivimos un momento de auge para el cine y, aunque la crisis actual ha generado muchas preguntas para la industria, el cine es resistente, ha sobrevivido a muchas amenazas a lo largo de los años y estamos seguros de que tiene un lugar en la realidad post-Covid".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios