Compartir
Publicidad

USB Type C: qué es exactamente y en qué se diferencia del resto

USB Type C: qué es exactamente y en qué se diferencia del resto
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy vamos a hablarte sobre qué es el USB Type C o de tipo C, para qué se puede utilizar y en qué se diferencia con el resto de conectores que hay disponibles para los USB. Se trata de un tipo de conector cada vez más popular que seguramente ya tenga tu nuevo móvil si te lo acabas de comprar, pero que puede ser utilizado para viarias cosas.

Vamos a empezar explicándote ampliamente qué es y qué no es el USB de tipo C, hablándote de las diferentes tecnologías cuando nos referimos al USB, y diferenciándolas de los conectores como este. Luego, pasaremos a mencionar para qué puede ser utilizado, y acabaremos diciéndote cómo distinguirlo.

Qué es y qué no es el USB de tipo C

USB

El USB Type C o de tipo C es un tipo de conector con formato pequeño, y que sirve para conectar desde cables hasta pinchos USB de diferentes estándares. En este punto hay que recalcar que el tipo C es sólo un tipo de conector, por lo que no influye directamente en las velocidades de transmisión o la tecnología que hay detrás.

Para eso, hay que saber diferenciar entre estándares y conectores a la hora de hablar de los USB. Los estándares o protocolos se clasifican dependiendo de la velocidad a la que transfieren sus datos, por lo que podríamos decir que son "el cerebro" del USB. Mientras, los conectores son sólo las puntas de estos USB, que pueden ser de diferentes tipos.

El conector que todos conocemos es el de Tipo A, el estándar de toda la vida y grandes dimensiones que utilizan casi todos los pinchos USB o los cables que se conectan al ordenador. Sin embargo no es el único que hay, ya que también tienes el TIpo B que suelen utilizarse en periféricos como impresoras o escáneres, aunque a menudo sólo para conectarlas a la corriente y proporcionarles alimentación.

Luego hay otros dos tipos que son los antiguos MiniUSB que hace años se utilizó en cámaras de fotos y móviles, y un más reciente MicroUSB que se ha utilizado en la mayoría de smartphones hasta la reciente llegada del Tipo C. Así pues, podemos decir que el USB Type C es el sucesor de los MicroUSB, y que se está estandarizando para ser utilizado en diferents tipos de tecnologías.

El conector USB de Tipo C se caracteriza por tener un tamaño pequeño, y sobre todo porque es un conector totalmente reversible. Eso quiere decir que se acabó el intentar conectar algo a la tele o el PC y darte cuenta de que lo estás intentando conectar al revés. Este conector funciona exactamente igual independientemente de por qué lado lo enchufes.

Este conector se utiliza en múltiples dispositivos móviles y portátiles, pero como estándar es un desastre, ya que en realidad cada puerto de este tipo es un mundo. Su aspecto es siempre el mismo, pero tienen diferentes especificaciones. Esto, unido a la poca transparencia de los fabricantes, siembra la confusión entre los usuarios.

Para qué se utiliza el USB-C

Usb C

El USB de Tipo C soporta varios usos y diferentes tipos de estándares. Por ejemplo, puede utilizarse como el conector para el estándar USB 3.1, que es el más reciente, o el USB Power Delivery (USB PD). También se utiliza como conector para el popular Thunderbolt 3, un estándar de transmisión de datos y energía que está teniendo tal impulso que hasta el USB Implementers Forum (USB-IF) ha anunciado para 2021 un nuevo estándar USB 4 basado en él.

Este conector también puede ser utilizado como salida de vídeo y audio mediante HDMI, salida DisplayPort, o salida de vídeo analógica (VGA) entre otros. Y ahí es donde está parte de la confusión, porque todas estas tecnologías pueden utilizar el conector de Tipo C, pero no todos los conectores con este factor de forma soportan todas las tecnologías.

Aunque lo hemos mencionado de pasada, es importante pararse en la especificación USB Power Delivery que puede utilizar la entrada del conector USB Type-C, ya que permite la transmisión de energía, lo que no sólo llevará a que sirva como conector para cargar móviles y tabletas, sino también para que en un futuro veamos cómo muchos fabricantes abandonan sus cargadores propietarios para apostar por multiconectores de Tipo C que sirvan para cargar el portátil o transmitir datos.

En qué se diferencia del resto

Diferencias

Como te hemos explicado un poco más arriba, aunque por dentro puede soportar diferentes tecnologías, este conector tiene un aspecto muy diferenciado del resto. Es muy pequeño, del tamaño de los MicroUSB, y tiene un cabezal ovalado totalmente simétrico por ambos lados, una característica que de momento es única de este tipo de conector.

Esto quiere decir que el Tipo C es el único conector que permite que cables o pinchos USB se conecten de forma reversible por cualquiera de sus lados. Si ves que un cable o pincho tienes que conectarlo por un lado determinado, entonces será Tipo A, B, Micro o Mini, pero nunca será uno de Tipo C.

Al principio de este último apartado puedes ver los diferentes tipos de conectores que hay disponibles. En ellos puedes ver cómo es exactamente la forma del resto de conectores, y cómo no hay ninguno que sea exactamente igual.

También se diferencia en las tecnologías que lleva dentro, que ya te las hemos mencionado. Especialmente en que el Tipo C sólo utiliza el estándar 3.1 de USB, lo que quiere decir que no soporta los USB 1.0 o 2.0. Con ello, te aseguras de tener grandes velocidades, aunque de nuevo puede depender de si utiliza también otros tipos de tecnología.

En cuanto a estas velocidades, el USB 3.0 tiene una tasa de transferencia de datos de hasta 4,8 Gbit/s (600 MB/s), diez veces superior a la velocidad del USB 2.0, y el USB 3.1 es incluso más rápido con tasas de hasta 10 Gbit/s (1,25 GB/s). Siendo este el que suele utilizarse con el Tipo C, la velocidad que encontrarás es la superior si utiliza estos protocolos. Y si opta por el Thunderbolt 3 será incluso más rápido, alcanzando hasta 40 Gbps (5 GB/s).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio