Cómo evitar cortes de buffering cuando ves series o películas en streaming en tu tele en casa

Cómo evitar cortes de buffering cuando ves series o películas en streaming en tu tele en casa
16 comentarios

Vamos a darte algunos consejos para evitar cortes de buffering cuando ves series o películas en tu Smart TV, de forma que no sufras estos temidos parones cuando estés viendo algo en el televisor en streaming. Hay pocas cosas más molestas que estar viendo una serie o una película y que estos parones te dejen en mitad de la acción y te obliguen a esperar, y ante estos casos, te diremos varias opciones que puedes probar.

Se trata de una serie de pasos que puedes dar para comprobar que todo en tu casa está funcionando bien, porque vamos a centrarnos en cuando pasan estos problemas dentro de tu hogar. Puede que a veces tenga que ver con algún mal funcionamiento del propio servicio, pero otras puede que sea algo relacionado con tu casa, y entonces sí que vamos a poder intentar solucionarlo.

Antes de empezar, dos cosillas

Antes de empezar con soluciones un poco más complejas, hay dos cosillas que puedes probar primero. En primer lugar, en la plataforma donde estés teniendo los problemas puedes avanzar un poco hacia adelante o hacia atrás la serie, de manera que tenga que volver a cargarse el contenido y restablecer la conexión. A veces puede ser tan simple como esto.

Y otra cosa sencilla que puedes probar es cerrar la aplicación y volverla a encender para ver si es algún error puntual que se pueda solucionar. También puedes reiniciar tu televisor o el dispositivo que estés utilizando para ver el contenido. Es posible que esto no solucione nada, pero es una de las comprobaciones rápidas que puedes hacer.

Mira si tienes problemas con tu conexión

En primer lugar, es conveniente ver si estás teniendo algún problema puntual con tu conexión a Internet. En primer lugar puedes coger tu móvil o un portátil y ver que se conectan bien y de forma rápida a cualquier web o puedes ver vídeos de YouTube. Si tienes problemas solo en un dispositivo, como la tele, puedes probar a reiniciarla, y si tienes problemas en general o persisten, tenemos una guía en la que te decimos qué hacer cuando tienes una conexión inestable.

En primer lugar, debes saber que es posible que sea un problema del operador, porque algunos pueden tener conexiones más lentas a determinadas horas o en días puntuales. Puedes probar con hacer un test de velocidad, pero más allá de eso no hay mucho que hacer más allá de preguntar a tu operador llamándole o contactándole por redes sociales.

También puede ser un problema puntual del router, algo que puedes intentar solucionar de dos maneras. La primera es la clásica, la de apagar y encender el router para ver si al reconectarse se soluciona. También puedes cambiar el canal de la WiFi por si el que estás utilizando está demasiado saturado. Recuerda que hay un número determinado de canales, y si coincide que usas el mismo que utilizan los vecinos puedes tener ralentizaciones.

Si el problema es bastante frecuente, puedes probar cosas como cambiar el cable de tu router por otro que tenga una categoría mejor o que aprobeche más tu conexión. También puedes probar con recolocar tu router y sus antenas para que difundan mejor la señal, o mejorar la cobertura con sistemas de red Mesh, repetidores o PLCs.

Apaga otros dispositivos que usen tu Internet

Cabe la posibilidad de que tengas el ordenador realizando alguna descarga o alguna función que utilice mucho ancho de banda, y que por eso tu televisor no cargue bien la serie o película que estás intentando ver. Por eso, otro consejo rápido y sencillo es apagar otros dispositivos que estén utilizando tu Internet, y así poder asegurarte de que no están interfiriendo en tu visionado.

Mira si tienes contratada una velocidad suficiente

Algo que debes saber es que cada plataforma tiene sus propios requisitos de conexión, y que dependiendo de si ves Youtube, Netflix, Disney+, Apple TV+, HBO Max, Prime Video u algún otro similar, necesitarás una conexión diferente. Además, cada requisitos de conexión se corresponde a una resolución.

Por eso, puedes entrar en la página de la plataforma de streaming que estés viendo y ver sus requisitos mínimos. Luego, utiliza alguna aplicación o el navegador de tu Smart TV para hacer un test de velocidad desde tu televisor, ya que los resultados pueden variar, puede que tengas contratada una velocidad pero a la tele llegue menos. Aplicaciones como la de Netflix tienen en su sección de Obtener ayuda un método de comprobación de red para medir tu velocidad.

Intentar bajar la calidad de los vídeos

Por último, si nada de esto funciona, siempre tienes la opción de intentar bajar la calidad visual de lo que estés viendo, lo que quiere decir, bajar la resolución. De esta manera, necesitarás menos ancho de banda y conexión para reproducir el contenido, y si estás teniendo fallos en tu red debería cargar todo mejor.

Es verdad que haciendo esto estás renunciando a la calidad, y que puede que a veces la imagen se vea demasiado borrosa o pixelada. También suele ser útil bajar la calidad en vídeos grabados con altas tasas de fotogramas, por ejemplo 60 fps, que consumen mucho más ancho de banda que sus equivalentes a 25 o 30 fps. O si no, prueba con ver otra cosa y dejar esto para otro día.

Temas
Inicio