Compartir
Publicidad

De Los Ángeles a Nueva York en un Tesla Model S pasando por la casilla de recarga rápida

De Los Ángeles a Nueva York en un Tesla Model S pasando por la casilla de recarga rápida
24 Comentarios
Publicidad

El sueño de 10 años de Elon Musk culminó en 2013 con su Tesla Model S, el coche eléctrico que todos quieren tener ... y sobre todo conducir.

Como ocurre con otros eléctricos 100%, la autonomía - en este Tesla Model S es de 502 kilómetros - es su cuello de botella para realizar grandes viajes, especialmente por el tiempo de carga completa de sus baterías. Musk se sacó entonces de la manga sus estaciones de carga super-rápida, las cuales ha anunciado que ya cubren el trayecto de costa a costa de los EEUU, lo que permite a los usuarios de sus Tesla Model S el viaje de Los Ángeles a Nueva York sin temer por la recarga de su flamante coche.

El viaje va a estar lleno de descansos. Concretamente cada 280 kilómetros nos podremos bajar a tomar algo, y en ese periodo de media hora, la batería del coche estará lista para otros casi 300 kilómetros. Esa red de 70 estaciones de carga rápida irá creciendo y para el año 2015, la empresa tiene previsto cubrir todo EEUU de este tipo de estaciones con cargadores que no tarden más que media hora en darle una carga casi completa a sus vehículos.

Por ahora el viaje de costa a costa no es directo, y tendremos que ceñirnos a las autopistas y zonas de descanso habilitadas, pero no me digáis que no es un viaje que apetece hacer. Ahora solo me queda encontrar los más de 70.000 euros que cuesta este capricho, el único compatible con la red de estaciones que Tesla está montando por todo EEUU.

Vía | Bloomberg.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio