Publicidad

La "Web Física" de Google le da una vuelta de tuerca a la idea de los iBeacons de Apple

La "Web Física" de Google le da una vuelta de tuerca a la idea de los iBeacons de Apple
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Reconozco que he tardado en encontrarle sentido a este proyecto de Google. Lo llaman "La web física" (The Physical Web), y lo definen como "un intento de descubrir el superpoder básico de la web: interacción bajo demanda". Esa y otras frases de este proyecto -cuyo código es Open Source y está hospedado en GitHub- no ayudan demasiado a transmitir el objetivo de un proyecto que no es más que una implementación de iBeacon hecha por Google.

La idea es la de que los objetos físicos puedan "hacer broadcast de sus direcciones digitales", y avisar a nuestros dispositivos (móviles, se supone) de que hay notificaciones disponibles. Entre los ejemplos, uno fácil de entender: al acercarnos a una parada de autobús ésta nos enviaría información del tiempo que queda para que llegue el próximo autobús o las rutas de las líneas que paran en dicha parada. La idea es la de ofrecer esa información de forma alternativa a como la recibimos ahora mismo.

En mi búsqueda de información sobre el tema me he encontrado con información críptica como la que ofrecía la página de proyecto en GitHub -demasiado metafísica para mi gusto- o los artículos de medios como The Washington Post, TechCrunch o Tom's Hardware. En ninguno de ellos se iba mucho más allá del "mensaje cifrado" del diseñador UX de Google responsable del proyecto, Scott Jenson: la idea de Google no me acababa de quedar clara. ¿Cada producto de esa futura Internet de las Cosas (como una parada de autobús) tendrá su propia URL? ¿Te va a mostrar información que ya tienes disponible en otro formato (en el caso de la parada, con el letrero luminoso o el mapa de ruta impreso)? Y si es así, ¿qué sentido tiene esa web física?

Un mundo de notificaciones

Lo cierto es que podría tenerlo. Lo explican mucho mejor en ZDNet, donde destacan el hecho de que esa web física será un servicio de descubrimiento que a partir de la URL de cada dispositivo inteligente y del uso de Bluetooth LE permita que esos dispositivos hagan broadcast de mensajes teóricamente interesantes para el usuario. El formato de esos mensajes serán páginas web con ciertos datos (como la hora estimada de llegada del próximo autobús o el citado mapa de ruta), pero también pueden ser páginas web interactivas e incluso enlaces a aplicaciones nativas que saquen más partido de ese dispositivo inteligente.

2049724519 1bef98cc74 O 1

Tal y como yo lo veo -y que Google venga y me corrija si estoy equivocado- esta "web física" no es más que una implementación ligeramente distinta de iBeacon, la tecnología que Apple ha ido integrando paulatinamente (y de forma aún muy limitada) en algunos establecimientos, y que permite enviar notificaciones a potenciales compradores al pasar cerca de esos sensores. En el caso de Google la diferencia es según ZDNet que "no hay notificaciones proactivas, porque normalmente se acaba abusando con facilidad de notificaciones push".

O lo que es lo mismo: nuestro teléfono móvil -candidato claro a recibir iniciamente esa andanada de notificaciones- las filtrará e irá "aprendiendo" cuáles pueden interesarnos y cuáles no según la interacción que vayamos realizando con esos objetos físicos. Mientras que en iBeacons esa información podría ser algo más frecuente -aunque las aplicaciones que controlan esos mensajes dispondrán de mecanismos para desactivar las notificaciones- la diferencia en Google es que teóricamente no hará falta que existan aplicaciones nativas en nuestros teléfonos (aunque de momento hace falta una que al menos ponga a nuestro teléfono "en modo de escucha"), y, cómo no, que se hará uso de la propia infraestructura de la web (URLs, notificaciones en forma de páginas web con el formato adecuado) en lugar de tener que instalar herramientas separadas para recibir esos datos.

La idea podría tener su aquel, sobre todo si uno hace caso de las predicciones de Gartner o Cisco en las que se habla de que en 2020 tendremos entre 20.000 y 50.000 millones de dispositivos inteligentes que podrían formar esa Internet de las Cosas. Interactuar con todos ellos a través de mecanismos ya conocidos -como una sencilla página web- parece una forma interesante de afrontar esa avalancha de información a la que tendremos acceso en unos años si estas consultoras aciertan con sus pronósticos. Id preparando vuestros móviles. Y vuestras mentes.

(En esta noticia ha colaborado María González, coordinadora de Xataka Móvil y Genbeta y editora de Xataka)

Imagen | Luis Pérez Vía | ZDNet
Más información | GitHub
En Xataka | ¿Preparados para el todo conectado?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir