Compartir
Publicidad
Publicidad
iOS 9 y los bloqueadores de anuncios, la polémica está servida
Aplicaciones

iOS 9 y los bloqueadores de anuncios, la polémica está servida

Publicidad
Publicidad

Apple estrenaba iOS 9 esta semana, la nueva versión de su popular sistema operativo para móviles. Si bien no se trata de una actualización revolucionaria ni con demasiadas novedades sino centrada más a estabilidad y a mejorar la autonomía, hay una de sus nuevas características que está dando mucho que hablar: la posibilidad de instalar bloqueadores de contenido.

Sí, Apple ha abierto la puerta a los bloqueadores de anuncios. Por ahora, eso sí, dicho bloqueo solo funciona en Safari y en las previsualizaciones que algunas apps muestren utilizando el motor de este navegador. Esto no ha evitado que las aplicaciones para bloquear anuncios se hayan colocado entre las más descargadas de estos días. Algunas de ellas, de pago, han ocupado y siguen ocupando los primeros puestos en la clasificación de las más vendidas.

¿Por qué? La respuesta parece evidente: hay muchas páginas que abusan de la publicidad en sus versiones móviles, haciendo muy incómodo el navegar. Si ya en las versiones de escritorio cuesta sortear anuncios, en las versiones móviles es todavía más difícil. ¿No te ha pasado alguna vez que, al querer hacer click en la "x" de cerrar con tu dedo, la web lo interpreta como click en el anuncio? El síndrome del dedo gordo, que lo llaman.

Para el usuario, además, existen otras ventajas: al no tener que cargar publicidad, el tiempo de carga de una página en un móvil se ve reducido considerablemente (no te puedes imaginar cuánto hasta que no lo pruebas) y se consumen menos datos de la tarifa que éste tenga contratada. A continuación os dejamos unas pruebas elaboradas por el desarrollador de Crystal, una de las apps para iOS que bloquean anuncios. Según él, las páginas con su app cargan casi 4 veces más rápido y consumen 53% menos de ancho de banda:

Blockers

¿Dónde deja esto a los medios online? En general, no lo ven tan bien: se bloquea una de sus principales fuentes de ingresos, aunque como ya vimos en el pasado, no a todos les afecta por igual. El argumento de "pues no pongas publi tan molesta" es una respuesta habitual, pero lo cierto es que la mayoría de los ad-blocker no discrimina y bloquean todos los anuncios, intrusivos o no.

Auge y caída de Peace

Peace App

Peace es (era) una de estas apps para bloquear contenidos. A pesar de costar 2,99 dólares (2,99 euros aquí), al poco de que se publicara iOS 9 alcanzó el top de las más descargadas. Aprovechando la nueva funcionalidad de iOS 9, no solo bloqueaba anuncios sino que también, al utilizar el motor de Ghostery, cortaba de raíz el "seguimiento" y otras técnicas utilizadas por los anunciantes. Era, de hecho, el ad-blocker más popular.

¿Y por qué "era", en pasado? Marco Arment, su desarrollador y programador bastante conocidillo dentro de este mundo, decidía ayer retirarla de la App Store. ¿La razón? "Simplemente no me siento bien". Su razonamiento es que, a pesar de beneficiar a algunos usuarios, también perjudican a otros, "incluyendo a muchos que no se merecen el golpe". Su app no distinguía entre anuncios y bloqueaba todos, tanto intrusivos como no intrusivos.

"Todavía creo que los bloqueadores de anuncios son necesarios hoy en día [...], pero lo que he aprendido durante los últimos días es que no me siento bien haciendo uno y siendo el árbitro de lo que se bloquea", dice Marco

La decisión ha sido aplaudida y criticada a partes iguales. Muchos medios la aplauden, mientras que algunos usuarios especulan sobre otros posibles motivos para que Marco haya tomado esta decisión. Peace bloqueaba los anuncios de The Deck, una red de publicidad no intrusiva que el propio Marco utilizaba en su blog. Esto le supuso bastantes críticas de compañeros y amigos. Independientemente del motivo, parece que estamos ante el fin definitivo de Peace. El desarrollador incluso recomienda a la gente que pida a Apple el desembolso del dinero.

Otras apps están listas para recoger el testigo

Crystal

Sin embargo, esto no significa que los bloqueadores de anuncios estén acabados en iOS. Todo lo contrario: Peace ha demostrado que la gente los quiere y que está dispuesta a pagar por ellos, por lo que no sería extraño que, en cuestión de días, comenzasen a aparecer decenas de alternativas. Al mismo tiempo que Peace, se lanzaban otras apps con la misma función que siguen estando disponibles actualmente.

Crystal se está convirtiendo en la nueva opción para muchos de los desencantados con el culebrón de Peace. ¿Su precio? 0,99 euros. Están también 1Blocker (gratis con compras integradas) y Purify (3,99 euros). Y, como digo, ésas son las actuales. Al igual que ocurrió con Flappy Bird en su día cuando el desarrollador lo eliminó de la tienda, lo más seguro es que veamos multitud de nuevas apps durante los próximos días.

¿Por qué Apple se mete en estos jaleos?

Pero ¿por qué ahora Apple decide meterse en estos líos y autorizar el bloqueo de contenido cuando nunca lo han hecho? Su versión seguro que es la de siempre: por sus usuarios, y no les falta razón. El poder navegar sin publicidad molesta es un gran añadido. Sin embargo, se pueden hacer otras lecturas adicionales. En The Verge publicaban una reflexión muy interesante sobre la "lenta muerte de la web" y qué gana Apple con todo esto: bloquean anuncios en Safari pero en News, su app de noticias, no sólo no los bloquean sino que se llevan un 30% del dinero recaudado por estos medios en la publicidad.

De hecho, el bloqueador de contenidos sólo funciona en Safari, no en otras aplicaciones. Si tienes una página y quieres monetizar el contenido en iOS, ¿cómo saltarte el bloqueo? Hay una forma: haciendo una app y metiéndola en la App Store. De nuevo, Apple sale ganando.

Después de la web, ¿llega la hora de bloquear en el móvil?

Parece el paso lógico, por mucho que algunos intentasen demorarlo. Google, por ejemplo, siempre ha descartado la posibilidad de que las extensiones de navegador lleguen a las versiones móviles de su navegador Chrome. ¿Imposibilidad técnica o que simplemente no les interesa que sea así para evitar que Adblock y compañía bloqueen sus propios anuncios también en las versiones móviles? Hay teorías para todos los gustos.

Adblock Plus, cansado de esperar, decidió lanzar a comienzos de este mes su propio navegador para Android e iOS con bloqueador de anuncios integrado. Desconocemos si el navegador en sí está teniendo éxito en iOS, pero en Google Play ya lleva entre 100.000 y 500.000 descargas.

¿El comienzo de una nueva tendencia? Todavía es pronto, pero el hecho de que las apps para iOS con esta funcionalidad se hayan vuelto tan populares ya es un buen indicativo de que esto era algo que la gente reclamaba. Está por ver si Google se lanza o si algunos fabricantes toman ejemplo de Apple para implementar alguna solución similar y también, claro, cómo termina afectando esto a los medios.

Imagen | Karlis Dambrans
En Xataka | Adblock o no Adblock, ésa es la cuestión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos