Compartir
Publicidad
Google, deja de marearnos con decenas de apps y servicios: menos es más y Google Tasks es la prueba de ello
Aplicaciones

Google, deja de marearnos con decenas de apps y servicios: menos es más y Google Tasks es la prueba de ello

Publicidad
Publicidad

Ayer aparecía en escena Google Tasks ("Tareas de Google"), la renovación de su aplicación de productividad personal que parece mentira que haya llegado en 2018. El desarrollo está íntimamente relacionado con ese rediseño de Gmail que debuta hoy en Android y en iOS y que integra tareas y calendario en la interfaz del conocido servicio de correo electrónico web.

En ambos casos se respira simplicidad, algo que parece habérsele olvidado a Google en los últimos tiempos. De hecho la empresa lleva tiempo disparando a lo loco en sectores en los que no acaba de triunfar. Por ejemplo, en servicios de comunicación y mensajería, donde contamos con 11 alternativas distintas que nos confunden y marean. Google, de verdad, céntrate.

Demasiadas opciones

Allo, Chat, Gmail, Google+, Groups, Hangouts, Inbox, Messages, Duo, Project Fi y Voice. Estos 11 servicios que siguen disponibles hoy en día (otros como Buzz o Wave desaparecieron) hacen básicamente lo mismo: permitir que nos comuniquemos unos con otros a través de plataformas como el correo electrónico, la mensajería o la voz.

Statista1 Fuente: Statista

¿Por qué 11? Esa sería una buena pregunta para Google, que sigue sin dar con la tecla por ejemplo en el terreno de la mensajería instantánea. La aparición en los últimos tiempos de Google Duo y de Google Allo demostraron la vocación de Google por mejorar, pero volvieron a complicar el panorama de segmento que ya estaba saturado antes de esos lanzamientos.

De hecho si algo hemos podido comprobar en los últimos años es que para los usuarios las opciones no se amplían, sino que se reducen. WhatsApp, WeChat o Facebook Messenger superan los 1.000 millones de usuarios activos al mes según los últimos datos, pero incluso luchar contra los "secundarios" (QQ Mobile tiene casi 800 millones, poco de secundario desde luego en Oriente) como Skype, Viber, Snapchat, LINE o Telegram parece cada vez más complicado para Google.

Apps

La empresa, no obstante, sigue intentándolo. El pasado 20 de abril de 2018 supimos que Google estaba preparando una nueva aplicación de mensajería instantánea llamada "Chat" que está basada en el estándar RCS (Rich Communication Services).

La idea parece interesante, pero eso no impide que probablemente cuando llegue sea demasiado tarde. Como explicaban nuestros compañeros de Xataka Móvil, han pasado seis años desde que en febrero de 2012 las operadoras de telefonía trataran de crear una alternativa a los ya por entonces poco populares SMS. Ese esfuerzo culminaría con la definición del estándar RCS, pero los intentos por aprovecharlo han sido infructuosos, y eso a pesar de estar impulsado por 11 fabricantes de smartphones y 55 operadoras. Google parece llegar muy, muy tarde.

Con la música a otra parte

A Google parece no importarle ofrecer dos (o más) alternativas para cada cosa, y aunque en ocasiones eso provoca que dos servicios prácticamente idénticos o con la misma orientación coexistan, en otras un producto lógicamente es sacrificado para dar cabida a una nueva opción.

Remix

Esa lógica evolución de estos servicios y aplicaciones podría llegar a la apuesta musical de Google. Según fuentes cercanas a la empresa, Google está preparando su nueva plataforma de streaming de música, YouTube Remix, que tratará de luchar contra Spotify y Apple Music.

Lo hará previsiblemente dejando por el camino a Google Play Music, que parece que podría "morir" a finales de año para dejar paso a YouTube Remix. Algunos analistas critican la elección de ese nombre, porque con YouTube Remix la empresa vuelve a confundirnos con las distintas versiones de YouTube: si se cumplen las predicciones tendremos el servicio estándar acompañado de YouTube Kids, YouTube Red y ahora YouTube Remix.

Menos es más, Google. Menos es más

Google lleva tiempo también ofreciendo distintas alternativas para cosas tan simples (pero tan complejas) como la gestión de tareas. Google Tasks lleva tiempo integrada en Gmail, pero esa función también está disponible de una u otra forma en Google Keep (teóricamente pensada para notas rápidas) o Inbox, ese singular cliente de correo electrónico web que trata de ahorrarnos trabajo.

Less

¿Qué ha hecho Google? Simplificar. O al menos lo ha intentado con la nueva Google Tasks que está disponible en su tienda de aplicaciones y que parece volver al minimalismo con el que Google conquistó a muchos usuarios.

Esa interfaz y esa reducción de opciones parece ser también la norma de la nueva interfaz de Gmail, que ha logrado integrar calendario, notas y listas de tareas en el cliente webmail y lo ha hecho aparentemente de forma excepcional. No más clics que abren nuevas pestañas del navegador, no más saltos entre unas y otras para completar una de estas acciones.

Puede que Google Tasks y Gmail sean los primeros de muchos pasos en esa dirección. Google necesita centrarse y simplificar una oferta que confunde a los usuarios y hace más difícil que cualquiera de sus alternativas cuaje. Quien mucho abarca, ya se sabe, poco aprieta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos