Compartir
Publicidad

Disney nos descubre Hyperion, el motor que da luz a todas sus películas animadas

12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La factoría Disney ha dado un salto radical en sus técnicas de animación y desde hace años la tecnología es parte fundamental de sus producciones. Uno de los aspectos más delicados en la composición de cada fotograma es su iluminación, y ahora Disney nos revela el ingrediente secreto que permite simular con fidelidad la iluminación de cada escena para hacer que ésta sea lo más real e inmersiva posible.

Ese ingrediente es Hyperion, un motor de renderizado que hace uso de la técnica llamada "path tracing" una evolución de la complejísima técnica de raytracing que es desde hace años un referente para todos los que se dedican al modelado y diseño 3D. En Hyperion, eso sí, ahorran trabajo de forma inteligente: solo se renderiza la luz que la cámara ve, algo que permite acelerar la producción de cada fotograma.

Solo se calcula la luz que ve la cámara

Como explican los ingenieros de Disney, la técnica path tracing calcula el recorrido de la luz desde su origen hasta la cámara. En ese recorrido la luz puede rebotar en distintos objetos, lo que crea nuevos rayos de luz. Todos esos rebotes -millones- hacen que la escena final tome la forma definitiva.

En esos cálculos se toman en cuenta tanto la forma como la textura y composición de las superficies, materiales y objetos sobre los que inciden esos rayos, y la técnica acaba proporcionando un alto grado de realismo. En películas como Big Hero 6 en los que era necesario aplicar ese efecto en la ciudad ficticia de Fransokyo los cálculos con técnicas más tradicionales hubieran sido inasumibles, pero este método optimiza esos cálculos y evita, por ejemplo, tener que recurrir a fondos planos que simulasen esos objetos y paisajes en la lejanía.

Estas técnicas funcionan no obstante de forma inversa a como esperaríamos: los rayos de luz son "disparados" desde la cámara al origen de la luz. Hacerlo a la inversa haría que gran parte de los rayos emitidos por la fuente original no pudieran verse desde el punto de vista de la cámara -rebotarían en el infinito en en direcciones opuestas a la cámara. En la técnica de raytracing solo se calcula la iluminación directa, mientras que en la técnica path tracing se tienen en cuenta la llamada cáustica y la iluminación global, que se basan en ecuaciones indepedientes. Eso no implica que esta última sea mejor que el raytracing: simplemente hace las cosas de forma distinta y permite pulir el proceso de renderizado.

Vía | The Verge
Más información | Disney Animation
En Xataka | La más alucinante historia de Pixar es la suya propia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio