Compartir
Publicidad

Sony NEX 5, amor a primera vista para los aficionados

Sony NEX 5, amor a primera vista para los aficionados
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Por qué se compra un aficionado una cámara réflex de entrada? ¿Para hacer mejores fotos? ¿Para que abulte más? Si observamos a nuestro alrededor, una buena parte de ellos se limitan a poner el modo automático y se conforman con el objetivo del kit más económico. Esos usuarios corren el riesgo de abandonar la cámara en cuanto vean que no es tan cómoda de llevar como esperaban.

La Sony NEX 5 que os traemos en este videoanálisis cubre a la perfección ese hueco. Comprarse una Sony NEX 5 no lo podemos considerar como un deporte de riesgo porque si lo que buscas es una cámara compacta con posibilidades y que te de una calidad de imagen que no has visto hasta ahora con ese tamaño, te vas a sorprender. Y es que como verás en el vídeo, hasta los menús y opciones han sido pensados para que el más aficionado de los fotógrafos tenga las imágenes de calidad que siempre ha querido, y además, pueda presumir de cámara bonita.

Sony NEX 5, tan atractiva que no querrás dejarla en casa

Las cámaras fotográficas sin espejo de objetivos intercambiables van paso a paso arañando espacio en las estanterías de las tiendas y grandes superficies. Y como hay mucha competencia entre las réflex de entrada y las compactas avanzadas, el diseño es uno de los factores con los que están jugando.

Los fabricantes se están permitiendo diseñar de forma completamente libre estas nuevas cámaras, y la Sony NEX 5 es el más claro ejemplo de que se puede hacer muy bien. Actual, compacta y con mucho encanto, de esas cámaras que quieres enseñar a todo el mundo.

El cuerpo de la Sony NEX 5, como puedes ver en el videonanálisis, es muy reducido, a medio camino entre las réflex y las compactas más completas. Su acabado metálico en diversos colores no pasa desapercibido, y con la lente de 16 mm que hemos usado en nuestras pruebas, pocos dirían que esta cámara de fotos incluye un sensor más grande y objetivos que podemos intercambiar en ese menudo cuerpo.

El diseño limpio se ha querido mantener hasta para no incluir un flash de serie, el cual viene como accesorio y debemos colocarlo cada vez que queramos usar este complemento en las fotografías. Sí, es un engorro, pero si para algo queremos una cámara como la Sony NEX 5 es para no tener que depender del flash a la hora de tomar nuestras fotografías, incluso en interiores.

La pantalla, que no es táctil, también destaca en el diseño de la Sony NEX 5. Es de 3 pulgadas, muy delgada y la podemos mover arriba y abajo, aunque al campo de acción no es total y nos hubiera gustado que se incorporara también el movimiento lateral. El sistema de movimiento es robusto y sirve más para fijar una nueva posición de la pantalla que para estar continuamente desplazándola.

La visualización es muy buena en todas las situaciones, incluso exteriores con mucha luz. Cuando las condiciones con mejores podemos apreciar la calidad de la pantalla que Sony se ha decidido a darle a sus cámaras NEX, con casi un millón de píxeles de resolución.

Prueba Sony NEX 5

Aunque por el precio de los objetivos y la poca disponibilidad de los mismos en la actualidad dudamos del éxito de la compra de más que los que vienen en los packs de bienvenida, esta Sony NEX 5 permite cambiarlos con total facilidad. Que con un adaptador se puedan usar los objetivos de las Alpha, pero no parece muy sensato hacerlo con un cuerpo tan ligero como el de estas Sony con sistema sin espejo.

Para colocar y quitar los objetivos el sistema es el mismo que se usa en las réflex, y aunque la conexión puede parecer a primera vista delicada y con poca consistencia, no nos ha dado ningún problema. A destacar el peso de los objetivos, muy ligeros, dando la sensación de que están huecos. Luego comprobamos que no era así y nos permiten tomar fotos de calidad.

Sony NEX 5, una cámara para dummies

Una de las novedades que Sony introduce en sus cámaras NEX es la de los menús masticados o para dummies. Si les echamos un vistazo en el vídeo, comprobaremos que esta Sony NEX 5 no tiene el propósito de gustar a los usuarios avanzados que quieren una compacta de objetivos intercambiables y buen sensor, sino ofrecer a los iniciados un modelo que le aporte simplicidad y potencia a partes iguales sin pasar a una cámara réflex.

El manejo de la Sony NEX 5 es sencillísimo, completamente derivado del mundo de las compactas. Debemos destacar los menús y opciones perfectamente explicadas, resultando algunos incluso demasiado básicos. Esa búsqueda de sencillez le pasa factura cuando queremos acceder a las funciones manuales de la cámara, que por momentos parecen no estar presentes. Y es que, si para escoger cualquier parámetro y cambiarlo hay que dar varios pasos por los menú, uno acaba desesperándose. Un ejemplo es el de los modos, tanto manuales como automáticos, cuya rueda de control es ficticia y aparece en pantalla. Un acceso directo nos hubiera gustado más.

Hay que advertir que aunque los menús buscan simplificar y facilitar el uso de la Sony NEX 5 hasta límites desesperantes, la calidad de las fotos y el control que podemos ejercer es muy buena, y causará más de un suspiro entre los aficionados que se decidan a hacerse con una si comparan los resultados con lo que podían obtener de su compacta.

menus-simples-sony-nex-5.jpg

La combinación del 16 mm con luminosidad f2.8 es buena, pero como con los otros objetivos (especialmente con éste), la sensación que nos queda es de que no se aprovecha el sensor CMOS de tamaño APS-C.

También el modo de grabación de vídeo, con un botón dedicado muy acertado, nos ha gustado. La única pega es que en vez de por H.264 directo, Sony ha preferido que se pase por el AVCHD a la hora de grabar y almacenar los vídeos. La calidad del vídeo (máxima a 1080i) es muy buena, pero como ha ocurrido en las recientes Sony A55 y A33, el modo de vídeo se asemeja más a lo que uno espera en una videocámara de consumo, con pocos controles, que a lo que nos ofrecen estos modos en réflex recientes.

Sony NEX 5 prueba de lado

En el funcionamiento general de la cámara nos ha encantado el enfoque automático muy rápido. La velocidad y el buen funcionamiento también quedan reflejados cuando tomamos fotos o nos movemos por los menús. De forma nativa disponemos de una ráfaga de poco más de 2 fotos por segundo que podemos ampliar a 7 en un modo especial, aunque perdiendo parte del control en características de las fotos.

En general, la Sony NEX 5 nos brinda buen comportamiento en todas las condiciones incluso con ISO altas. Es pues una cámara perfecta para el apunta y dispara con control.

3D y panorámicas, las estrellas de los modos creativos

Estando ante una cámara Sony avanzada, uno ya sabe de antemano que algún que otro modo especial se tiene que encontrar. En las Sony NEX 5 dos son los que más nos han llamado la atención.

Por un lado encontramos el ya clásico modo de toma de fotos panorámicas en la que solo debemos mover adecuadamente la cámara y ella irá tomando las fotos al intervalo correcto para componer al final una imagen panorámica de impresión. Al principio cuesta acertar con la velocidad a la que debemos hacer el barrido, pero como en esta Sony NEX 5 todo está indicado y explicado, tras un par de fracasos conseguimos por fin nuestra panorámica.

También desde una actualización de su firmware en julio, las panorámicas pueden ser en 3D, aunque el resultado no deja de ser anecdótico.

La opinión de Xataka

Sony NEX 5 Roja

Aunque el otro día el responsable de la sección de fotografía de Sony afirmaba en la entrevista que le hicimos que ellos quieren tener una cámara para cada usuario, sus gamas han acabado por solaparse unas con otras y resulta difícil no mirar su catálogo de cámaras réflex y perderse entre tanto modelo.

Sin embargo, sus primeros modelos con ópticas intercambiables y sin espejo, las Sony NEX, no logran confundirnos. Su objetivo es ofrecer a los que no quieren dar el salto a las réflex de gama de entrada pero aprecian tener objetivos (aunque sean solo un par) y un buen sensor, una cámara que no es cara (sobre los 600 euros) y que les aporta unos niveles de calidad de imagen que solo pueden soñar con una compacta, además de menús y ayudas que hacen que la curva de aprendizaje sea muy baja. Ese el mercado potencial de la Sony NEX 5 que hemos probado en Xataka y que de forma global nos ha gustado mucho.

Gran cámara compacta avanzada para todos los públicos.

La cámara Sony NEX 5 ha sido cedida para la prueba por parte de Sony España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Sony.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos