Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition, análisis

Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition, análisis
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Afronta uno el análisis de este Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition con la misma sensación que con otros productos de la misma categoría: mientras Android en tablets crece y crece sin parar, parece como si la gama alta se le siguiese resistiendo.

El propio Samsung está arrasando en el mercado con la gama Tab, razón de más para que al Note 10.1 edición 2014 suponga una excelente piedra de toque para discernir si estamos una traslación del debate en móvil, en el que Android sí que funciona en gama alta pero evita el tamaño de iPhone reformulado respecto a la variable del precio frente iPad. Veamos

Review en vídeo del Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition

Antes de nada vamos a ver el dispositivo en todo su esplendor

La renovación del Note 10.1: características técnicas

Una de las mayores críticas al anterior Note era que su apuesta por la gama alta quedaba fallida a la hora de llegar a la pantalla y su resolución. Siendo Samsung como es - su escucha a las críticas y al "feedback" de usuarios y analistas es muy activo - en la edición 2014 si hay una característica que sobresale en la propuesta es la de la resolución (WXGA 2560 x 1600), algo en lo que nos detendremos más adelante.

Detalle del Samsung Galaxy Note 10.1

También destaca por venir equipado por un procesador de la casa de ocho núcleos para la versión Wi-fi - en nuestro caso las pruebas se han hecho con el modelo LTE gobernado por un un Snapdragon 800 a 2.3 Ghz - y sus tres gigas de RAM.

En tamaño y peso tenemos una propuesta competitiva para la gama de 10 pulgadas: 171,4 x 243,1 x 7,9 mm y apenas 547 gramos. No resulta pesado ni grueso, aceptando que estamos ante un tablet de ese tamaño de pantalla, aunque hay que destacar que tanto en peso como en grosor queda por detrás de Xperia Z o de iPad Air.

Hay un hecho en todo caso que nos ha llamado la atención. En este producto han mantenido la conexión USB 2.0, en lugar de pasar a 3.0 como hicieron con el phablet Note 3. Y nos ha intrigado más dado que uno de los aspectos que menos nos ha gustado de este Note 10.1 es la exasperante lentitud a la hora de cargarse, algo que en teoría USB 3.0 mejora pero que parece que ha costado integrar en la gama tablet.

En el lado más positivo nos encontramos puntos fuertes habituales de Samsung como es la posibilidad de usar tarjeta micro SD para ampliar la memoria. Esto es algo que a veces se minusvalora pero que puede ayudarnos a ahorrar a la hora de comprar el producto: si ya tenemos tarjeta microSD es razonable ir por la versión de 16Gb y ahorrarnos el sobreprecio de la de 32 Gb. A eso suman que el tablet viene con infrarojos - para usarlo como mando de la tele - y en el apartado de ausencias anotamos la de NFC.

Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition
Pantalla TFT LCD de 10,1 pulgadas
Resolución 2560x1600(WQXGA), 399ppp
Procesador Versión analizada: Qualcomm Snapdragon 800 2.3GHz 4 núcleos; versión sólo Wifi lleva 1,9GHz Quad + 1,3GHz Quad Exynos
Procesador gráfico Versión analizada: Adreno 330 MP; versión sólo Wifi ARM Mali-T628MP6
RAM 3 GB RAM
Memoria 16, 32, 64 GB. Permite microSD hasta 64 GB
Versión S.O. Android 4.3
Conectividad GPS + GLONASS, WiFi (802.11 a/b/g/n/ac), BT4.0; en la versión analizada también LTE
Cámaras Trasera: 8 MP con flash LED/ Frontal: 2 MP
Dimensiones 243,1x171,4x7,9mm
Peso 547g gramos la versión analizada con LTE; 540g la versión sólo Wifi
Precio oficial de salida A partir de 619 euros de la versión solo WiFi 32 Gb o los 749 euros del modelo LTE. Lo hemos encontrado ya a 489 euros versión Wifi 16 gigas.

Con el Note más grande en la mano: diseño y acabados

En la trasera y laterales del Note Samsung se reafirma la propuesta que ya nos hizo en móvil con Note 3: una simulación de piel muy agradable al tacto y capaz de transmitir ese punto "profesional y de gama alta" a la vez que les permite seguir utilizando policarbonatos - plásticos - con una ligera excepción de parte del marco que es metal.

Soy uno de esos a los que esta propuesta de Samsung ha convencido. Le sentó muy bien a Note 3 y le sienta todavía mejor a este Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition, incluso en el color blanco con el que pensaba que iba a encajar peor.

Trasera del Note 10.1 Samsung

En el lado de peso y grosor - dos variables fundamentales en un tablet de este tamaño - Samsung ha mejorado ostensiblemente frente a su predecesor pero sigue un paso por detrás de los líderes en estos aspectos de la categoría. En peso se deja más de 70 gramos frente a iPad Air, en grosor un milímetro frente al Xperia Z tablet.

La disposición de las teclas de volumen - si lo cogemos horizontalmente, arriba a la izquierda - junto a la de los altavoces - laterales - nos indica también que la idea de uso que se espera sea esa: mucho multimedia en horizontal. De hecho la permanencia del botón físico junto a los capacitivos en el marco hacen que la interacción cuando tenemos el tablet en modo vertical se complique en exceso.

pantalla note 10.1 Galaxy

No podíamos olvidarnos de una de las características clave como es el S-Pen. De nuevo se insiste en lo que funcionó en Note 3 - es de plástico con una simulación de metal en el lado opuesto a la punta que le da un aire aparentemente más sólido - quedando la oquedad en la parte superior derecha según lo cogemos horizontalmente. Muy a mano para diestros... no tanto para zurdos.

Una pantalla superlativa

Resultaba llamativo que el tablet con el que Samsung había puesto el listón más alto hubiese salido con otra marca, el Nexus 10 que tiene ya más de año y medio. Los 2,560 x 1,600 píxeles del Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition vienen a poner las cosas en su lugar llevando a este tablet a una densidad de píxeles de 298.9 PPI. El resultado es sobresaliente.

Note 10 en grande

La calidad de imagen es, como podíamos esperar de las especificaciones y del último año de Samsung, magnífica. Incluso temas que siempre se han discutido sobre pantallas Samsung están muy bien resueltos: los negros son muy negros (aunque no llegue a la experiencia que da AMOLED por ejemplo en el Note 3) y la experiencia en exteriores es bastante buena, aunque ahí ciertamente tienen todavía campo de mejora (o quizás es que uno se está volviendo muy exigente tras pasar por la pantalla del 1520). Los ángulos de visión también rozan la excelencia en la pantalla del Note 10.1 2014

Por último, como viene siendo norma en Samsung, hay distintos modos de pantalla. A quien guste la imagen muy contrastada y pelín saturada, el modo dinámico le irá muy bien, consigue mucho impacto (es con el que hemos hecho las fotos); para el día a día mi opción es el modo "película" que consigue, en mi opinión, una fidelidad de colores mucho mejor.

iconos pantalla note 10.1

En todo caso, quien valore la pantalla por encima de todo va a encontrar en el nuevo tablet de Samsung una opción prioritaria en el mercado de tablets.

Batería y rendimiento

Los 8220 mAh parecen ser una promesa de una duración de batería altísima, pero por el otro lado de la balanza está el consumo de esta pantalla, que no es para nada desdeñable. En un uso intensivo y continuado (navegación, vídeo, alguna app tipo juegos y lectura diversificados) con la pantalla con brillo a la mitad nos hemos ido a siete horas. No está mal, pero se queda por debajo de los mejores en la categoría, algo que quizás la versión con Soc Samsung Exynos nos hubiese

Sobre el tema de autonomía querría subrayar un aspecto mal resuelto en el producto, como es la velocidad de carga. Cierto que es una batería de un tamaño considerable, pero el no haber optado por USB 3.0 chirría más con esta circunstancia.

En cuanto a rendimiento, el dispositivo va fluido en todo momento, mueve los juegos que da gusto y en los benchmark saca notas excelentes, como es el caso de Antutu. En todo ello el Snapdragon 800 junto a los tres gigas de RAM se hacen notar. Cabe subrayar que es posible que el modelo Wifi - que trae Soc Exynos de Samsung - ofrezca un rendimiento diferente, probablemente algo inferior en potencia y fluidez y es posible que otorgando al dispositivo mayor duración de batería

Lo que sí hemos tenido es algún bloqueo ocasional, algo que puede suceder en cualquier dispositivo, pero que durante las pruebas de este Note nos ha sucedido varias veces. Es un defecto que, al menos, es plausible pensar que se podrá subsanar mediante actualización del sistema (ir corto de CPU o de RAM sí que no tiene arreglo en un tablet).

Antutu Note 10.1
Antutu Note 10.1

Por último toca hablar de la cámara, un aspecto que solemos dejar en segundo plano al hablar de tablets y más si superan las diez pulgada. La del Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition es sólo correcta y da un uso aceptable - lo que daría un terminal entre gama baja y media a día de hoy - para lo que tiene sentido en un tablet: una medida de emergencia cuando no tenemos nada más a mano. Os dejamos alguna imagen

Diurna con note 10
Buen comportamiento en foto diurna
foto con note 10
Las fotos nocturnas se le atragantan

Software. Del S Pen al interfaz de Samsung pasando por Android en tablets

Tras realizar varios análisis de la gama Note uno tiene el miedo a repetirse. Sobre el software asociado al S Pen casi prefiero remitirme al análisis del Note 3 y subrayar algo importante: toda la parte de escritura y, sobre todo, la multiventana tienen más sentido cuanto mayor es la pantalla.

Dos ventanas en Note 10.1

Ya me gustó toda esta parte de la propuesta de Samsung en el análisis Note 8 y lo vuelve a hacer. Cierto que el valor que uno encuentre en el producto depende de cuánto vaya a usar el lápiz, pero una vez que eres de los que la usan - yo no soy excesivamente intensivo pero algunos contextos en los que lo aprecio mucho - la experiencia Note está muy bien lograda.

Con la multiventana tenemos un escenario similar. A más pantalla, más sentido tiene. De hecho para mi ha sido una gozada tener un libro o un vídeo por un lado y estar tomando notas por otro... aunque hay que subrayar que no todas las aplicaciones son soportadas y mi apreciada Kindle no está entre ellas.

Luego "tenemos que hablar" sobre Touchwiz, el interfaz de Samsung sobre Android. Hay un aspecto positivo y es que con la potencia del Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition la lentitud y el lag que ésta provocaban en algunos momentos han desaparecido como lo ha hecho en la gama alta de Samsung; luego tenemos que, a pesar de que hay pequeños detalles en las que me aporta mucho valor como es el tema de acceso rápido a configuración - uno no es anti Touchwiz - , la sensación de que necesita una actualización fuerte es palpable.

Veremos que muestran con Galaxy S5, lo que hemos visto de la futura gama Pro sí que nos ha parecido prometedor. La adición de "My Magazine", como versión integrada de Flipboard sigue estando ahí, pero tiene sentido apenas para el usuario menos avanzado puesto que Flipboard como aplicación en solitario sigue dando mejor experiencia.

Software pen

Por último sobre Android en tablets: la parte de notificaciones, que me parece la mejor en móvil, puede llegar a saturar mucho en una pantalla en la que de repente tienes 20 iconos / llamadas de atención. Y luego tenemos una los desarrolladores están optimizando muy poco para tablet, aplicaciones hay millones, pero diseñadas para la experiencia de una pantalla del Note 10 muchas menos.

La opinión de Xataka sobre el Note Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition

¿Puede ser competitivo Android en la gama alta de tablets? Con productos como el Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition desde luego que sí. Notable en diseño, excelente en pantalla y con un valor diferencial en cuanto a la integración del lápiz en la experiencia.

La apuesta desde "las tripas" ha sido cargarlo con lo mejor que tiene Samsung a mano y eso se nota en la experiencia de usuario. Las mayores objeciones que le ponemos como producto es que hay varios aspectos en los que hay mejores productos en el mercado (peso, grosor, autonomía) aunque el Note no desentone, a eso hay que sumar que la carga es lenta y que en el apartado software se echa en falta una actualización potente de Touchwiz y que los desarrolladores de Android se crean de verdad que merece la pena optimizar para tablets.

Note 10.1 blanco y negro

Por último tenemos el precio, que de partida y cómo suele ser habitual en Samsung en gama alta, se va respecto a la competencia. Los oficiales apuntan a 619 euros de la versión solo WiFi o los 749 euros del modelo LTE, ambos con 32 Gb. Demasiado para un mercado en que iPad empieza más abajo, Surface también y hay bastantes apuestas solventes con Android en la gama media.

En todo caso quien lo compre se va a llevar un muy buen producto, como todo lo que está haciendo últimamente Samsung en la gama Note.

8,5

Diseño8,5
Pantalla 9,5
Rendimiento9
Software8
Autonomía8

A favor

  • Pantalla espectacular
  • Diseño y trasera "simulación de piel"
  • Gran experiencia con el lápiz

En contra

  • Touchwiz se va quedando anticuado
  • Algún bloqueo ocasional
  • Tiempo de carga muy lento
  • En tamaño y peso hay quien va por delante

El tablet ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio