Publicidad

Realme X2 Pro, análisis: la gran sorpresa del año en relación calidad/precio
Análisis

Realme X2 Pro, análisis: la gran sorpresa del año en relación calidad/precio

Publicidad

Publicidad

Realme va a por todas. La nueva marca acaba de llegar a España y ya hemos probado a fondo su buque insignia. Un móvil con Snapdragon 855+, hasta 12GB de RAM, pantalla de 90Hz y cuatro cámaras con hasta cinco aumentos. Un gama alta que parte de los 399 euros y quiere situarse entre los mejores móviles en calidad-precio. Este es nuestro análisis del Realme X2 Pro, donde os explicamos cuál ha sido nuestra experiencia y donde repasamos tanto sus puntos fuertes como sus debilidades.

Porque este Realme X2 Pro, como decía el lema de su marca hermana, es un auténtico 'flagship killer'. Como ya os contamos en nuestras primeras impresiones, Realme demuestra que no solo quiere atacar a la gama media, sino que están preparados para asaltar la gama alta. Esto es todo lo que ofrece el Realme X2 Pro.

Ficha técnica del Realme X2 Pro

Realme X2 Pro

Pantalla

6,5" Super AMOLED FullHD+
2.400 x 1.080 px, 20:9
90Hz, HDR 10+, 1.000 nits
Gorilla Glass 5

Procesador

Qualcomm Snapdragon 855+
GPU Adreno 640

Memoria

6 / 8 / 12 GB LPDDR4X

Almacenamiento

64 GB UFS 2.1
128 / 256 GB UFS 3.0

Cámaras traseras

Principal: 64MP, Samsung GW1, f/1.8, lente 6P
Telefoto: 13MP, f/2.5, zoom híbrido 20x
Gran angular: 8MP, f/2.2, 115º
Profundidad: 2MP, f/2.4

Cámara frontal

16MP, f/2.0

Batería

4.000 mAh
Carga rápida SuperVOOC 50W

Software

Android 9.0 Pie
Color OS 6.1

Dimensiones y peso

161 x 75,7 x 8,7 mm
199 g

Conectividad

WiFi ac, NFC, GPS/GLONASS/Galileo, USB tipo C, jack 3.5mm, Bluetooth 5.0, LTE, dual NanoSIM

Otros

Lector de huellas bajo pantalla, altavoz dual estéreo, Dolby Atmos

Precio

399 euros (6/64GB)
449 euros (8/128GB)
499 euros (12/256GB)

Diseño: si algo funciona, no lo toques

Realme X2 Pro Diseno

A simple vista, diferenciar el Realme X2 Pro de la mayoría de móviles Android es difícil. Tenemos una pantalla que ocupa la mayor parte del frontal, con una pequeña muesca en forma de gota de agua en la zona superior. Los bordes son bastante reducidos, 3,65 mm, y el móvil dispone de un tamaño relativamente estándar pese a incorporar una gran pantalla de 6,5 pulgadas. El acabado es de cristal cubriendo ambas caras y tenemos marco de metal alrededor del terminal. Nuestra unidad de prueba es la de color azul, pero el Realme X2 Pro también está disponible en blanco.

Con el modelo blanco las huellas se habrían camuflado más, pero el azul brillante con reflejos es muy atractivo pese a ellas. A nivel estético la mayoría de fabricantes nos están ofreciendo unas cubiertas traseras muy llamativas y el Realme no es una excepción. Si bien, como ocurre en general con el diseño del dispositivo, la compañía no ha arriesgado en exceso y se nos queda un móvil a medio camino entre vistoso y sobrio. Una elección que funciona y convencerá a la mayoría de usuarios, pero no destacará ante quienes busquen algo diferente.

El Realme X2 Pro es un buen primer paso, pero todavía hay margen de mejora para crear un móvil más compacto y con un diseño único y reconocible.
Realme Color Azul

Las esquinas del Realme X2 Pro son redondeadas y pese a estar construido en cristal, no estamos ante un terminal resbaladizo. Es algo que se agradece especialmente, pues tampoco estamos ante un móvil fácil de controlar con una mano.

A nivel de construcción, el Realme X2 Pro da muy buenas sensaciones. El terminal se siente sólido, no encontramos arañazos, tenemos protección Gorilla Glass 5 y los acabados tienen buen recorrido. Me ha gustado especialmente el marco de metal superior, bastante más liso y plano que el resto de bordes.

Transmite buenas sensaciones, pero su peso es demasiado elevado en comparación con otros buques insignia.

Donde no estamos tan contentos es en el tamaño y el peso. Personalmente soy defensor de los móviles de gran pantalla, pero en este caso lo que nos encontramos es que la optimización del peso y tamaño está un punto por debajo de sus competidores. Tal es así, que incluso el Realme X2 ofrece un mejor diseño que esta versión 'Pro'. La justificación la encontramos sobradamente en el interior, pero cuando lo tenemos en la mano esas razones no se nos pasan por la cabeza.

No llega a resultar excesivo y gracias a su buena distribución no se hace incómodo de manejar, pero sí está en el límite. Tener la sensación de peso es agradable y suele diferenciar a los móviles de gama alta de los terminales más económicos. Pesar más también suele ser sinónimo de una batería más generosa. Sin embargo, los 199 gramos del Realme X2 Pro quedan por encima de otros modelos similares como el Xiaomi Mi 9T Pro, uno de sus competidores directos o del OnePlus 7T, con quien comparte muchas características. En otra liga juegan Honor y Samsung, que con sus buques insignia están un paso por delante tanto en optimización de la pantalla como en peso.

Pantalla

Altura / Ancho (mm)

Grosor (mm)

Peso (g)

Ratio pantalla

Batería (mAh)

Realme X2 Pro

6,5"

161 x 75,7

8,7

199

84,9%

4.000

Realme X2

6,4"

158,7 x 75,2

8,6

182

84,3%

4.000

Xiaomi Mi 9T Pro

6,39"

156.7 x 74.3

8,8

191

86,1%

4.000

OnePlus 7T

6,55"

160.9 x 74.4

8,1

190

86,5%

3.800

Honor 20 Pro

6,26"

154,6 x 74,0

8,44

182

84,1%

4.000

Samsung Galaxy S10+

6,4"

157.6 x 74.1

7,8

175

88,9%

4.100

Pese al grosor de 8,7 milímetros, el módulo de la cámara trasera sobresale ligeramente. Como suele suceder, esto hace que el chasis "baile" cuando lo ponemos sobre la mesa. Afortunadamente la cámara está situada en el centro por lo que el móvil no queda inclinado. De hecho, salvo si pulsamos en los laterales, el móvil no se moverá. Otra opción es utilizar la funda de silicona que viene con el terminal.

Realme Diseno
La cámara trasera sobresale ligeramente, pero al estar situada en el centro hace que el móvil tenga más estabilidad y no se incline hacia los lados cuando lo utilizamos.

La cámara principal está rodeada de un pequeño círculo amarillo y el módulo de los cuatro sensores dispone de un borde plateado. Durante estas semanas de uso no hemos notado que se raye, por lo que la sensación es de resistencia. En el lateral tenemos el doble flashLED y la serigrafía de AI Camera con cuatro círculos. También tenemos aquí el logo de Realme, que extrañamente está colocado haciendo una L con la cámara. Es una colocación diferente. A los fans de la simetría probablemente no les guste, pero personalmente creo que aporta un pequeño toque diferencial. Algo de lo que el Realme X2 Pro tampoco va sobrado a nivel estético.

El frontal es bastante limpio, con un 'notch' que prácticamente no tapa la alargada pantalla. En él encontramos la cámara frontal, junto a un rejilla que sirve para el altavoz secundario. El lector de huellas también lo tenemos integrado bajo la pantalla. En el borde superior tenemos un micrófono cancelación de ruido y una franja de antena. En la parte inferior se ubica el puerto USB tipo C, el jack de 3.5mm, otro micrófono y el altavoz inferior, que está ligeramente hundido.

Diseno Inferior

La colocación de los botones laterales es distinta a la solución habitual de poner en un mismo lado el volumen y el botón de apagado/encendido. En este caso, el borde derecho es para la dobleSIM y el botón principal mientras que en el borde izquierdo tenemos únicamente los de volumen. Después de estos días lo cierto es que todavía no me he acabado de acostumbrar. El Realme X2 Pro es bastante ancho y por ejemplo para hacer fotos con los botones físicos prefiero la combinación de toda la botonera en el lateral derecho.

No hay vuelta atrás con las pantallas de 90Hz

Exteriores Pantalla Realme X2 Pro

Una buena pantalla tiene que entrar por los ojos y la del Realme X2 Pro lo hace. Al menos si la miramos de frente. Tenemos un panel Super AMOLED de 6,5 pulgadas con resolución FullHD+ en formato 20:9 para un ratio de pantalla del 84,9%, según los cálculos de GSMArena. En total contamos con 2.400 x 1.080 píxeles, lo que nos da un total de 402 ppp. Pero no se queda ahí el listado de características del panel, pues también llega con un brillo máximo teórico de 1.000 nits, compatible con HDR10+ y una tasa de refresco de 90Hz.

De todas estas especificaciones, ¿cuál es la más relevante? Probablemente el incorporar una tasa de refresco de 90Hz. La pantalla es brillante y colorida, pero lo que más llama la atención es lo fluida que va. Las animaciones se aprecian correctamente y la sensación que todo se mueve rápido está ahí. No siempre se nota el efecto de los 90Hz, pero sí genera una experiencia global muy satisfactoria. Comentar que no hemos notado que al bajar el brillo se pierdan estos 90Hz, como aparentemente ocurriría en otros modelos.

La fluidez de la pantalla de 90Hz del Realme X2 Pro es excelente, lo que en combinación con el rendimiento hace que el móvil vuele.

Desde los ajustes de pantalla podemos configurar manualmente esta tasa de refresco. Por defecto se encuentra en 90Hz, pero también la podemos configurar en 60Hz para ahorrar batería. Si bien, durante un día estuvimos utilizando el móvil con esta segunda opción y no notamos una mejora clara de la autonomía. Nuestra recomendación aquí es clara, los 90Hz se quedan con nosotros.

Modo Pantalla Frecuencia

Otros aspectos que desde los ajustes nos permiten modificar son el modo de color de pantalla, de intenso a suave y el efecto OSIE Vision, para mejorar el colorido en aplicaciones como TikTok. Nuestra preferencia es el modo intenso, pero lo cierto es que el panel SuperAMOLED del Realme X2 Pro ya va sobrado en intensidad de color y contraste. Afortunadamente sin llegar a saturar en exceso.

Ajustes Pantalla

A nivel de nitidez es un panel correcto, pero donde sí destaca es en el brillo. No puede compararse a los paneles IPS de gama alta, pero lo cierto es que bajo nuestra experiencia estamos ante un panel AMOLED muy brillante, donde incluso en exteriores se puede utilizar sin problemas. Realme nos promete 500 nits en modo automático y hasta 1.000 nits con el modo de brillo máximo y creemos que son una cifra bastante adecuada. Habiendo probado el OnePlus 7T, estamos ante un panel prácticamente idéntico. El brillo automático también es muy fácil de aplicar y desde la propia barra de estado podremos activarlo o desactivarlo.

ColorOS nos permite ajustar la temperatura de color de la pantalla, desde más frío, predeterminado a más cálida, pero en ningún caso llegamos a tener una buena calibración. Notamos que el panel del Realme X2 Pro tiende hacia tonos cálidos. Una desviación que se acentúa con los ángulos de visión.

Angulos De Vision Realme

Como ocurre en la mayoría de móviles con paneles OLED, cuando vamos inclinando el dispositivo perdemos en calidad de imagen. La pantalla del Realme X2 Pro es muy correcta de frente, pero se nota que no estamos ante un panel top comparable al de otros buques insignia como los Samsung. Los ángulos de visión flaquean bastante y hace que cuando otra persona está mirando el móvil con cierta inclinación, no se lleve precisamente la mejor sensación.

En cuanto a la compatibilidad con HDR10+, hemos reproducido algunos vídeos en Youtube con esta calidad y no hemos apreciado una ventaja significativa respecto a otros paneles AMOLED que no son compatibles.

Netfli

Tampoco se llega a sacar todo el partido en aplicaciones como Netflix. Y es que pese a que el panel sí lo soporta, la app de Netflix no aprovecha el HDR. De hecho, tampoco hemos podido disfrutar de los 90Hz con Netflix, pues la aplicación no muestra el vídeo cuando está en esa tasa de refresco a tamaño completo. En cambio, al pasar a 60Hz funciona perfectamente.

El Realme X2 Pro es móvil para disfrutar del multimedia, pero actualmente debido a la falta de contenido adaptado lo que tenemos es que aparecen franjas negras. La pantalla del Realme tiene un formato 20:9, ligeramente más alargado que los 19,5:9 que últimamente se han popularizado con el 'notch'. Aunque también es menos panorámico que otros como los Sony Xperia que directamente apuestan por el 21:9.

Pantalla Bordes En algunos vídeos con diferente formato aparecerán franjas negras en los laterales, pero no entorpecen la visión.
Tenemos un ratio 20:9, muy alargado, aunque a nivel de uso no se aprecia realmente la diferencia y las pequeñas franjas negras aparecen solo en contadas ocasiones.

Lo que hemos experimentado es que algunos vídeos de Youtube muestran franjas en los laterales, mientras que el jugar a títulos como 'Call of Duty' lo que tenemos son franjas en la zona superior e inferior. Particularmente no es algo que afecte, pero sí llama la atención en ocasiones.

Rendimiento por bandera con lo último de Qualcomm y hasta 12GB de RAM

Juegos

Nuestra unidad de prueba es la de 12GB de RAM y 256GB de almacenamiento. Es importante señalarlo, pues estamos ante el modelo más potente de los tres que saldrán a la venta. Aunque ya os anticipamos que nuestro modelo recomendado es el de 8GB de RAM y 128GB, una versión más equilibrada y que está disponible a un competitivo precio de 449 euros. Dicho esto, el Realme X2 Pro vuela.

Uno de los motivos por los que merece pagar más por un móvil es porque va más rápido. Esto nos permite abrir aplicaciones en menos tiempo y en general utilizar el móvil sin tener que "esperar" a que reaccione. Para conseguirlo, los gama alta apuestan por procesadores de última generación. Lo habitual en Android es apostar por Qualcomm y es lo que tenemos. Por un precio que parte de los 399 euros tenemos el mismo procesador que añaden buques insignia que cuestan el doble. Realme no es la única marca en hacerlo, pero no todos los fabricantes apuestan por esta estrategia tan agresivo en el precio, pues un chipset así tiene un coste elevado.

El Realme X2 Pro llega con el Qualcomm Snapdragon 855 Plus y la GPU Adreno 640, que prometen una mejora del 5% en CPU y del 15% en GPU respecto al Snapdragon 855 estándar. Junto a ello tenemos distintas versiones: una básica con 6GB, otra con 8GB y otra con 12 GB LPDDR4X. En nuestra experiencia, el Realme X2 Pro vuela. El móvil funciona a la perfección y no hay signos de falta de potencia en ninguna circunstancia. Sea abriendo aplicaciones, navegando, haciendo fotos, accediendo a la multitarea o jugando. El rendimiento ha sido en todo momento notable.

Esa fluidez se ve empañada en algún momento puntual por el software, pero durante la mayoría del tiempo utilizar el Realme X2 Pro es muy placentero.

Tener el doble de RAM que la versión estándar seguramente ayude, pero este Realme X2 Pro está entre los móviles más fluidos y rápidos del año. Animaciones, juegos, aplicaciones... todo funciona a una gran velocidad.

A la hora de jugar, Realme ofrece una herramienta denominada 'Espacio de Juegos'. Se trata de una barra de opciones que podremos habilitar cuando estemos jugando y desde donde se nos mostrarán datos como el nivel de batería, el ritmo de FPS, el uso de la CPU y GPU o la posibilidad de grabar la pantalla. La integración es muy buena y pese a no ser muy fan de estos añadidos, en esta ocasión sí me he visto utilizándolo habitualmente.

Temperatura Realme Temperatura habitual (izquierda) vs temperatura después de jugar a 'Call of Duty' durante varias partidas (derecha).

En cuanto a la temperatura, sí notamos un ligero aumento en la parte superior al jugar pero es mínimo. La refrigeración actúa correctamente y la disipación de calor es notable. Un punto que se agradece especialmente pues ayuda a redondear un apartado donde el Realme X2 Pro destaca especialmente.

Para quienes los utilizáis como referencia, aquí os dejamos los benchmarks del Realme X2 Pro. Lo hemos comparado con sus rivales más recientes, aunque aplicaciones como Geekbench se han actualizado y han cambiado la equivalencia de puntuaciones. Sea como sea, en los resultados de AnTuTu o PCMark Work se aprecia como estamos ante un móvil puntero en potencia.

Realme X2 Pro

Realme X2

Xiaomi Mi 9T Pro

OnePlus 7T

Honor 20 Pro

Samsung Galaxy S10+

Procesador

Snapdragon 855+

Snapdragon 730

Snapdragon 855

Snapdragon 855+

Kirin 980

Exynos 9820

RAM

12 GB

8 GB

6 GB

8 GB

8 GB

8 GB

AnTuTu

461.370

258.046

361.727

372.130

204.811

331.707

Geekbench (Single/Multi)

677 / 2.577 (v5)

545 / 1.728 (v5)

3.496 / 10.855

3.682 / 11.465

3.268 / 9.666

4.459 / 10.195

PCMark Work

12.586

9.095

9.358

10.683

7.751

7.780

Con nuestra unidad de 256GB, nos quedan libres 224,61GB. Una proporción bastante alta. Pero el detalle a tener en cuenta es que la versión con 64GB no solo tiene menos espacio, también utiliza UFS 2.1 en vez de UFS 3.0. Si a esto le sumamos que un gama alta con 64GB empieza a quedarse limitado, nuestra apuesta es optar por el modelo de 128GB y 8GB que sí viene con UFS 3.0 y además parte de una cantidad de almacenamiento más acorde al resto de características del terminal. Más teniendo en cuenta que el Realme X2 Pro no viene con tarjeta microSD para ampliar el espacio.

Pantalla Realme Exterior

Esta falta de microSD es debido a que se ofrece conectividad dualSIM. En este aspecto, el Realme X2 Pro viene muy bien equipado. Contamos con NFC, Bluetooth 5.0, DLNA, GPS y un sistema de cuatro antenas, una en cada lado del móvil, para que independientemente de cómo sujetemos el móvil tengamos buena cobertura. Durante estas semanas de uso, no hemos tenido ningún problema.

El jack de 3.5mm también hace acto de presencia, sin embargo la versión española no cuenta con radioFM por defecto. Tampoco tenemos infrarrojos. Dos herramientas que todo sea dicho, tampoco se encuentran entre las que solemos sacar más partido.

Color OS: otra vez la capa de personalización como apartado a mejorar

Color Os

Realme es una marca nueva, pero su capa de personalización no tanto. Al igual que ocurre con Honor y Huawei, Realme comparte software con su marca hermana: OPPO. De la misma manera que estos últimos, el Realme X2 Pro llega con ColorOS, en su versión 6.1 basada en Android 9 Pie. El móvil llega actualizado con el parche de seguridad de septiembre y se espera que durante los próximos meses actualice a ColorOS 7.0 y Android 10, con una experiencia más stock.

Por el momento estamos ante una capa de personalización colorida, con un aspecto muy diferente al Android de Google y con una estética de fondos claros, iconos redondeados y muchas opciones. Los fabricantes chinos suelen apostar por un software propio bastante alejado de la versión stock y con Color OS tenemos un claro ejemplo.

Fondo Pantalla

Al contrario que en otras capas, en Color OS sí contamos con cajón de aplicaciones donde podremos ubicar todas las que tenemos. En los ajustes rápidos tenemos también una gran cantidad de accesos, desde los clásicos hasta algunos curiosos como el de calculadora, Realme Share o Google Assistant. Además de un acceso directo a los ajustes.

Antes de repasar los añadidos más importantes, vale la pena señalar el rendimiento y la estabilidad que nos hemos encontrado. El móvil funciona increíblemente fluido, pero notamos que el software en ocasiones no está a la altura. Durante estas semanas de uso hemos tenido varios fallos puntuales, cuelgues inesperados, el navegador que se quedaba clavado, el sistema de gestos que no respondía o notificaciones que no llegaban. Son problemas que desaparecen al cabo de segundos, pero que acaban dándonos la sensación que el sistema no está tan pulido como otros. Dicho esto, Color OS es una capa de personalización madura, estable y preparada para competir contra cualquiera. Y es que si bien nuestra opción sería otra, es perfectamente entendible que muchos usuarios se sientan cómodos en Color OS.

Color OS recuerda claramente a otras capas de personalización sobrecargadas como EMUI (Huawei) o MIUI (Xiaomi), pero en comparación con estas hemos tenido algunos fallos de animación y cuelgues inesperados más.
Asistente Inteligente

El Realme X2 Pro llega con los servicios de Google al completo, como casi cualquier otro móvil del mercado. Sí es cierto que la compañía apuesta por soluciones propias en algunos apartados. Al deslizar desde el lateral izquierdo de la pantalla principal no nos encontramos Google Discover, sino el asistente inteligente de Realme.

Tenemos una pantalla donde se nos mostrarán distintos widgets, desde eventos, un repaso a los pasos del día, nuestro calendario y otras funciones rápidas. Es una pantalla útil que se centra en lo más interesante de nuestro teléfono, aunque cumple una función distinta a Google que nos permite acceder mejor a información "de fuera" como posibles noticias de interés.

Seguridad

Desde los ajustes podremos configurar multitud de opciones. A nivel de conectividad tenemos la posibilidad de establecer un DNS privado, compartir datos por Bluetooth o activar el WiFi de doble banda. La barra de estado es muy personalizable, pudiendo mostrar la velocidad real de la red o controlar las notificaciones que nos pueden entrar.

Conduccion Color Os

Uno de los apartados se denomina "Servicios Inteligentes". Desde aquí podremos activar la conducción inteligente para emparejar el móvil con el coche vía bluetooth. También tenemos el de "Controles Inteligentes", donde podremos ocultar los botones de navegación y activar los gestos.

El Realme X2 Pro permite por ejemplo hacer capturas de pantalla con tres dedos, añadir una barra lateral con accesos directos, realizar gestos con la pantalla apagada, levantar para encender la pantalla o añadir el control por gestos desde ambos lados.

Gestos Navegacion
Realme permite varios tipos de gestos, desde laterales como los de Google, hasta deslizamientos verticales. La precisión quizás no es la más fina, pero todo el sistema funciona tan rápido que son muy cómodos de usar.

Tenemos la opción de los gestos laterales como los de Google o unos deslizamientos verticales. En mi caso he optado por los primeros, con resultados suficiente aceptables. El móvil va como la seda y de ahí que sea muy cómodo utilizar los gestos, si bien en distintas ocasiones no entiende bien el movimiento y no nos permite ir a la multitarea. Un buen añadido que con una ligera depuración bien podrá hacernos olvidar por completo los botones clásicos de Android.

Entre las opciones de seguridad encontramos activar las ventanas flotantes, el bloqueo de números y llamadas y un espacio para la privacidad, con caja fuerte y zona reservada para el control parental. Tampoco faltan la conexión OTG, la duplicación de aplicaciones o el modo a pantalla dividida, que se puede acceder con un gesto de tres dedos. Casi todas las herramientas son prácticas y se agradece su presencia.

Modo Oscuro
No es el nativo de Android 10, pero ColorOS 6.1 incorpora un modo oscuro que funciona prácticamente igual. Un añadido que encaja a la perfección con la pantalla AMOLED.

Color OS debe mejorar en estabilidad y rendimiento, pero en cuanto a opciones está muy bien servido. En un futuro se actualizará, pero afortunadamente no se han olvidado de añadidos como el modo oscuro desde el 'Realme Lab'. No tenemos Android 10, pero funciona prácticamente igual y nos permite aprovechar la pantalla AMOLED en aplicaciones como Chrome, Calendar, Gmail o Google Play. También en apps como Instagram o WhatsApp, aunque en algunas como esta última la adaptación no es del todo acertada y las conversaciones quedan raras.

Biometría

Realme apuesta por una combinación de dos sistemas de seguridad, por un lado el lector de huellas integrado bajo la pantalla y por otro un reconocimiento facial. Y debemos decir que los dos funcionan muy bien, consiguiendo que a nivel de biometría y seguridad el Realme X2 Pro ofrezca una gran experiencia.

El lector de huellas integrado bajo la pantalla no dispone de un área especialmente grande, pero sí tiene una buena precisión y es muy rápido a la hora de desbloquear el terminal. Y es que pese a que sus inicios fueron problemáticos, estos empiezan a ofrecer una experiencia a la altura de los lectores físicos.

Biometria

Como disponemos de un panel AMOLED, aunque tengamos la pantalla apagada nos aparecerá una pequeña animación para indicarnos dónde debemos colocar el dedo. El Realme X2 Pro no viene con pantalla siempre activa, pero al menos sí han añadido un detalle a la hora de activarla. Una animación que podremos cambiarla entre cinco opciones diferentes.

El lector de huellas integrado en la pantalla es suficiente rápido y preciso como para que no echar de menos los tradicionales. Además, tenemos un reconocimiento facial preciso y fiable.

El siguiente método es el reconocimiento facial a partir de la cámara frontal. Al igual que con el lector, la activación del móvil es rápida y no hemos tenido problemas en que nos reconozca el rostro. Y es que incluso en condiciones de poca luz, el reconocimiento es muy efectivo. Pudiendo utilizar el brillo de la pantalla para compensar en entornos oscuros.

Reconocimiento Facial

Desde los propios ajustes, Realme especifica que "el teléfono podría desbloquearlo alguien con un aspecto similar" y especifica que la información de los rasgos faciales solo se almacena localmente en el teléfono móvil. Pero el ajustes más llamativo, más teniendo en cuenta la polémica que ha habido con los Pixel 4, es que podremos elegir que al cerrar los ojos, no se realice el reconocimiento facial.

Experiencia fotográfica con el Realme X2 Pro

Realme Camara

Más cámaras no significa mejor. Tampoco mayor cantidad de megapíxeles. Pese a ello, el Realme X2 Pro ofrece cuatro sensores con hasta 64 megapíxeles en el principal. No es el primer terminal en ofrecer tantas cámaras y ni siquiera es el más económico, pero sí es interesante ver cómo desde Realme pretenden equipararse con la gama más alta aunque sea a nivel de posibilidades y modos de imagen.

Esta es la configuración del Realme X2 Pro a nivel fotográfico:

  • Sensor principal Samsung GW1 de 64 megapíxeles, con lente 6P de apertura f/1.8.
  • Sensor telefoto de 13 megapíxeles con lente de apertura f/2.5, zoom óptico híbrido 5x y zoom híbrido 20x.
  • Sensor gran angular de 8 megapíxeles, con lente de apertura f/2.2 y campo de visión de 115 grados.
  • Sensor de profundidad de 2 megapíxeles, con lente de apertura f/2.4
  • Cámara frontal de 16 megapíxeles, con lente de apertura f/2.0.

Además de los modos de imagen que ofrecen estos sensores, el Realme X2 Pro se apoya en el procesado para mejorar la imagen, cuenta con un modo noche y dispone de estabilización electrónica de imagen tanto en la trasera como en el frontal.

La aplicación de cámara, al igual que el software, coincide con la que hemos visto en móviles OPPO. Tenemos una app sencilla, sin grandes alardes pero fácil de utilizar y donde no hemos encontrado problemas inesperados.

App Camara Realme

En la pantalla principal únicamente tenemos tres pestañas: foto, vídeo y retrato. Para el zoom podremos pulsar en un botón flotante o bien deslizar, mientras que para el gran angular o bien apostamos por la barra de zoom o pulsamos en el botón dedicado de la parte superior. Una zona donde también tendremos el HDR, el modo color vívido, filtros y los ajustes.

Desde el "menú hamburguesa" situado en la esquina inferior izquierda es donde accederemos al resto de opciones. Por orden son las siguientes: Ultra 64MP, modo noche, panorámica, modo manual (con acceso a la exposición, apertura y balance de flancos), time lapse, cámara lenta y modo ultra macro.

Calidad de imagen

Detalle

El sensor principal de 64 megapíxeles es el encargado de realizar la mayoría de fotografías que realizaremos, sin embargo utiliza la técnica 'Pixel Binning' para combinar 4 en 1 y capturar las fotos a 16 megapíxeles, tamaño por defecto.

La fotografía de día dispone de un gran nivel, con un detalle elevado y tonos muy acertados. El trabajo del color y la luz es muy destacado y el enfoque es realmente rápido. Con buena luz, la cámara del Realme X2 Pro consigue imágenes llamativas y nos convencerán en la mayoría de ocasiones.

Detalle Vs 64mp Comparativa de detalle 16MP (izquierda) vs 64MP (derecha)

La técnica del Pixel Binning es para conseguir captar más luz, algo que se nota ligeramente cuando lo comparamos con las imágenes del modo Ultra 64MP. En estas últimas, los tonos aparecen ligeramente más apagados aunque la diferencia es mínima. Sí se aprecia la mejoría en detalle, bastante más natural. Claro está, en la mayoría de ocasiones no será necesario tener una foto tan grande. Y es que estas llegan a ocupar unos 16MB.

En interiores el Realme X2 Pro empieza a tener algunos problemas más y la cantidad de detalle disminuye ligeramente. Aquí, a diferencia de los mejores gama alta, creemos que Realme podría ofrecer un procesado de más calidad.

Img20191015205744
Img20191017191949 El detalle cae en interiores, pero el trabajo es notable.

Realme nos ofrece la opción de HDR, que por defecto viene en automático. Después de utilizar la cámara a fondo, nuestra recomendación es mantenerlo así pues casi siempre se activa en los momentos donde más lo necesitaremos. Aquí el algoritmo de detección de escenas funciona correctamente y es un apoyo para conseguir imágenes apropiadas.

También tenemos una opción de colores vívidos, sin embargo el resultado es demasiado saturado para nuestro gusto.

Img20191018181844 El HDR automático es casi siempre la mejor opción. El degradado de los cielos es muy bueno y los colores son acertados. Quizás echamos algo más de información en las sombras.
Img20191016184717

El degradado de los cielos es muy bueno y los colores acertados. El rango dinámico es amplio, consiguiendo información en las sombras complicadas, aunque en este punto quizás otros competidores logran un mejor resultado. Sería interesante ver cómo se comportaría esta cámara con un procesado como el HDR+ de Google.

Rango Luminico Misma escena, pero enfocando en lugares distintos para observar el rango dinámico.

Cuando baja la luz, el Realme X2 Pro sigue jugando bien con las luces y los colores, pero se aprecia que el detalle baja ahora sí significativamente.

Img20191018190231

Fotografía nocturna

Detalle El Realme X2 Pro consigue imágenes de noche con un gran nivel de nitidez y con un equilibrio entre brillo y representación de color bastante acertado.

Como era de esperar, en fotos nocturnas el detalle se resiente bastante. Aún así creemos que el resultado es notable, ofreciendo imágenes con buena nitidez y sobre todo con una representación de color muy buena pese a ser de noche. No ocurre lo mismo con el gran angular o el zoom, que de noche están claramente por debajo de lo deseable.

Img20191018194931 En escenas complicadas, la cámara salva bastante bien la situación. Aunque en los mejores gama alta encontramos un punto extra de detalle y definición.

En la imagen anterior podemos ver una escena muy complicada, a plena noche y con luz potente al fondo. La mayoría de cámaras tiende a ocultar la escena para mantener el detalle, en cambio el Realme X2 Pro ilumina muy bien la vegetación y en los puntos de luz de las farolas no se aprecia tanto ruido. Eso sí, es una escena salvada a costa de perder realismo.

Para la fotografía nocturna contamos con un modo noche dedicado. Su aplicación es muy rápida y no hace falta mantener durante tantos segundos el móvil enfocado. ¿El resultado? Muy bien en reproducción de color, pero con una nitidez un tanto artificial. Con el modo noche al final lo que tenemos es más iluminación en las sombras y unos tonos más vivos, aunque la mejoría es muchos casos tampoco es tan grande.

Modo Noche El modo noche (derecha) no es excesivamente artificial en color, pero la nitidez nos ha parecido algo forzada.
Modo Noche 2
Modo Noche Comparativa En otras ocasiones, el modo noche (derecha) sí consigue realzar la imagen y ofrecer una fotografía nocturna de alto nivel.

Al contrario que en otros terminales, este modo noche sí funciona con el sensor de gran angular, pero también con el telefoto. Aunque en vez de tener un zoom híbrido hasta 20x, se nos queda en 10x. Realme ha ampliado la disponibilidad del modo noche y es una buena noticia. Y es que de hecho, también disponemos de él en la cámara frontal.

Gran angular

Gran Angular Comparativa Existe una gran diferencia de tonalidad entre el sensor principal (izquierda) y el gran angular (derecha).

En el caso del gran angular, los resultados son claramente inferiores. Realme añade un sensor de este tipo para los momentos puntuales que queramos capturar más campo de visión, pero la diferencia con el sensor principal es suficiente grande como para que normalmente optemos por disparar normal simplemente para no perder en calidad. El nivel de detalle es inferior, pero también hay una reproducción de color muy diferente.

Comparativa Gran Angular

El campo de visión, de 115 grados, abarca suficiente y en los laterales de la foto no hay una distorsión evidente. El procesado del detalle como tal es correcto, pero la diferencia es apreciable. Aquí os dejamos con muestra de noche, donde esta vez sí el color se ha mantenido aunque tenemos algo más de ruido y menos información en las zonas oscuras.

Angular Noche El gran angular (derecha) hace un buen trabajo de noche, pero queda lejos del sensor principal (izquierda).

Zoom

Zoom

Pocos móviles ofrecen un zoom como el del Realme X2 Pro. Con el OPPO Reno 10x Zoom, la marca china ya demostró que domina este apartado y aquí vemos reflejado parte de esta tecnología. Contamos con zoom óptico 2x, óptico híbrido 5x y un zoom híbrido digital hasta 20x.

Es una herramienta que da mucho juego a la hora de hacer fotos y personalmente me he encontrado utilizando más esta opción, que no el gran angular. Su aplicación también es bastante sencilla, pues pasar de un zoom a otro es fácil. No es tan fluida la transición, pues notamos cierto sobresalto cuando aumentamos el zoom.

El resultado con el zoom óptico 2x e híbrido 5x es realmente bueno, sin pérdida aparente de calidad y permitiendo aumentar el detalle en elementos concretos. Sí se nota la diferencia al pasar al zoom híbrido 20x.

Sensor La diferencia de sensores provoca que de noche tengamos tonos distintos para la fotografía estándar y para el zoom.

En la parte negativa, se nota que no disponemos de estabilización óptica. Cuando hacemos zoom, el enfoque se hace más complicado y la imagen se mueve bastante. Más preocupante es la gran diferencia en el balance de blancos, principalmente en escenas nocturnas. Aquí lo que vemos es que del sensor principal al telefoto hay una reproducción del color muy diferente. Pese a estos detalles, el zoom híbrido del Realme X2 Pro es un añadido muy interesante y nos permite realizar fotos que en muchos otros móviles es impensable.

Retrato

Ajuste Modo Retrato El modo retrato consigue un efecto bokeh muy logrado. Pese a algunos fallos de contorno con el pelo, la definición de la superficie suele acertar.

El modo retrato del Realme X2 Pro da bastante buen resultado. Para realizarlo podremos dejarlo en manos del reconocimiento de escenas o directamente ir a la pestaña de retrato. En este modo no podremos aplicar ni el zoom ni el gran angular, tampoco el modo noche.

La aplicación de cámara nos permite seleccionar el porcentaje de bokeh, estando por defecto en el 60%. Si nos acercamos mucho no se aplicará el efecto de profundidad, aunque en general su uso es bastante sencillo. El resultado, sobre todo en condiciones de buena luz, es bastante efectivo. El desenfoque es natural y pese a algún error en el recorte, el efecto que transmite es agradable.

Retrato Hdr Con el modo retrato (derecha) se pierde el efecto HDR y los cielos en ocasiones salen quemados.

Otro detalle a destacar es que con el retrato tampoco contamos con el modo HDR. No sería un problema sino fuera porque al desenfocar se pierde gran parte del rango dinámico y aparecen cielos quemados, como el de la imagen anterior.

En el caso de objetos, el modo retrato también funciona aunque aquí deberemos ajustar mejor tanto la distancia como la fuerza del desenfoque.

Bokeh El modo bokeh con objetos no es tan preciso, pero sí funciona bien y lo podremos utilizar desde el propio modo retrato.

Ultra macro

Supermacro Soldado

Al contrario que el Realme X2, el modelo Pro no cuenta con una lente dedicada para el modo Ultra macro. Si bien sí cuenta con este modo. Para activarlo deberemos ir a los ajustes y enfocar objetos a una distancia mínima de 2,5 centímetros. El enfoque es bastante lento y le cuesta conseguir una imagen nítida, pero cuando lo hace el resultado es excepcional, permitiendo imágenes definidas de cerca cuando con el sensor principal sería impensable.

Supermacro Camara

Cámara frontal

Modo Hdr Retrato El problema de aplicar el modo retrato, es que el rango dinámico es mucho más limitado al no aplicar el HDR.

La cámara frontal se basa en un sensor de 16 megapíxeles con una lente de apertura f/2.0. Aquí no tenemos combinación de píxeles, por lo que las fotos se realizan en este tamaño y pesan aproximadamente unos 2MB, en función del modo utilizado y las características de la imagen.

El resultado de los selfies es también bastante bueno. No alcanza la calidad trasera, pero para el típico selfie es bastante buena. La cámara ofrece un nivel de detalle elevado y el color está bien reflejado. Como ya ocurre con el modo retrato trasero, cuando activamos el retrato perdemos el HDR. Lo que en la cámara frontal se traduce en cielos quemados. El HDR por su parte nos ha parecido algo más artificial del que teníamos con la trasera.

Selfie Los selfies tienen una gran calidad, incluso de noche y con el modo retrato (derecha).

Por la noche los selfies consiguen mantener el detalle y sorprenden por su buena iluminación. El ruido no es excesivo y la cámara sabe gestionar bien la situación. El modo retrato sigue con su particular desenfoque y aunque la definición de la superficie es algo más forzada, el efecto producido sigue siendo bastante bueno.

Otro añadido que no suele ser muy habitual es contar con modo noche para la cámara frontal. Lo que hemos visto es que viene bien para iluminar el fondo de la imagen, aunque en nuestro rostro aplica demasiado luz y genera reflejos extraños.

Modo Noche Frontal El modo noche (derecha) también está disponible en la cámara frontal.

Cerramos este apartado el modo belleza. El Realme X2 Pro viene con un modo belleza capaz de detectar hasta 296 puntos para aplicar las distintas modificaciones. Entre las opciones está la de suavizar la piel, la cara más fina, más pequeña, ojos más grandes, la nariz más pequeña, retoque y efecto 3D. Todos los efectos se aplican en tiempo real y los resultados son bastante naturales, incluso en el ajuste máximo. Lejos de lo habitual en las marcas chinas, que suelen pecar de lo contrario.

Modo Belleza

Vídeo

El vídeo es un apartado que está cobrando cada vez más relevancia y el Realme X2 Pro ofrece un buen nivel pese a no contar con OIS. Gracias a su potencia, el móvil admite grabación hasta resolución 4K y 60fps. De día, el nivel de detalle es muy alto y la estabilización es buena. Mención especial al sonido, que logra captarse con toda nitidez. En cuanto llega la noche, el enfoque tiene más problemas y aparece el ruido.

Una de las ventajas del Realme X2 Pro en vídeo es la cantidad de opciones que podemos aplicar en directo. Por ejemplo el zoom. Estamos grabando normal y como si fuera una foto, ampliaremos hasta zoom 5x en vídeo.

De la misma manera también permite aplicar el gran angular, aunque aquí el mecanismo es diferente. En este caso no permite hacerlo mientras estamos grabando y la resolución queda limitada a 1080p y 30fps.

Otro añadido muy curioso es el modo bokeh en vídeo, con un resultado muy logrado. El fondo queda desenfocado y la superficie bien delimitada pese a que nos movamos. Además funciona tanto en la cámara trasera como en la frontal, siendo la única limitación que de nuevo está limitado a FullHD.

En vídeo contamos con estabilización electrónica (EIS) pero además mediante software se nos ofrece un modo "Ultra estable", limitado a 1080p y 60fps pero con movimientos mucho más suaves. El resultado no es tan efectivo como una verdadera estabilización, pero para aquellos que quieran realizar tomas sin tanto traqueteo, es una opción muy interesante y que no nos extrañaría que más marcas añadieran en un futuro.

La cámara ultra lenta también hace acto de presencia. Desde un ajuste adicional podremos capturar vídeo a 240fps, 480fps o 960fps y resolución 720p.

Respecto al vídeo de la cámara frontal, comentar que la hemos probado durante videollamadas y el resultado ha sido excelente. De nuevo con un muy buen resultado para el sonido. De noche, el nivel de detalle recae pero no anda muy alejada de la trasera. En esta cámara frontal tenemos limitado el vídeo a 1080p, pero sí contamos con modo bokeh y con EIS. Lamentablemente no encontramos flashLED.

Un sonido estéreo claro y potente

Sonido Realme X2 Pro

Afortunadamente cada vez más marcas apuestan por un sonido cuidado. En un terminal como el Realme X2 Pro, donde los márgenes son tan justos, se podría haber caído en la tentación de descuidar este apartado pero afortunadamente no ha sido así y nos encontramos con un sonido digno de la gama alta.

El Realme X2 Pro viene con doble altavoz estéreo. Uno de ellos está situado en la parte inferior, cuenta con tres huecos y está colocado a cierta profundidad, dentro del chasis. El segundo está justo en la otra parte del móvil, justo encima de la cámara frontal en una rejilla más estrecha y alargada. Como ya hemos probado en otros terminales, es una configuración que viene muy bien sobre todo cuando estamos jugando, ya que el sonido proviene de los dos lados y ayuda a generar ese efecto de inmersión.

Sonido Ajustes

El sonido producido por estos altavoces es claro y también contundente. Desde los tonos agudos a los medios-altos, en casi todos los niveles el Realme X2 Pro cumple con nota. Incluso a volumen máximo no hemos visto que haya distorsiones muy grandes, aunque al tener un volumen tan alto no hay necesidad de alcanzar su tope. Sin llegar a ser un sonido sobresaliente, sí es un apartado que contentará a la mayoría de sus potenciales compradores.

Dolby Atmos

Desde los ajustes de sonido podremos establecer cuatro modos distintos: inteligente, teatro/cine, juego y música. El Realme también es compatible con Dolby Atmos y posee un ecualizador, pero este solo se activa a través de los auriculares.

La contundencia que tenemos con el doble altavoz frontal se diluye cuando lo conectamos con los auriculares, donde pese a contar con soporte Dolby Atmos no hemos conseguido un sonido suficiente cristalino y vibrante.

Aquí nos hemos llevado una pequeña decepción. Después de la grata experiencia con los altavoces nos esperábamos un resultado equivalente con los auriculares, sin embargo nos hemos quedado algo fríos. Ni siquiera ajustando con el ecualizador hemos logrado un sonido vibrante y profundo. Una lástima pues estaríamos hablando de una experiencia multimedia casi redonda.

Batería: la mejor carga rápida del momento es SuperVOOC

Realme Super Vooc

Atrás quedó la época de móviles ultrafinos y con poca batería. En 2019 la mayoría de terminales apuestan por al menos unos 4.000 mAh. Sobre todo aquellos cuya pantalla supera con holgura las seis pulgadas. Es el caso del Realme X2 Pro, que con su grosor y peso no podía permitirse menos.

¿Cómo se comporta esta batería en el día a día? La experiencia es buena, teniendo en cuenta la capacidad de la pila, pero se queda por debajo de lo esperado y de lo experimentado con otros móviles de su misma capacidad. Durante estas semanas de uso, hemos conseguido una media de 5 horas de pantalla, con poco más de un día completo de autonomía.

El Realme X2 Pro llega con facilidad al final del día, pero quizás esperábamos algo más de autonomía. Sí es cierto que hablamos de un móvil con una pantalla de 6,5 pulgadas, muy brillante y configurada a 90Hz. Pero cuando hemos estado con el brillo en automático y con 60Hz, tampoco hemos superado las seis horas de pantalla haciendo un uso medio basado en redes sociales, fotografía, Spotify y algún que otro juego.

En benchmarks como PC Mark 2.0, hemos conseguido cerca de unas nueve horas con el brillo al 50%, un número bastante humilde aunque es un nivel de brillo más más brillante de lo habitual.

Bateria

Pero ahora toca hablar de la otra cara de la moneda. Y esta vez es incluso más importante que la propia autonomía en sí misma. Es la carga rápida SuperVOOC. Este año hemos probado muchos móviles con carga rápida, pero ninguno tan rápido como este Realme X2 Pro y su cargador incluido de 50W (10V/5A).

Poco importa la autonomía cuando podemos cargar el móvil en 30 minutos con la carga rápida de 50W. Ver subir así el porcentaje de batería es impresionante. El tiempo se está reduciendo tanto que hemos visto cambiar nuestros hábitos de recarga.

La carga rápida del Realme es tan veloz que ha conseguido cambiar mis hábitos de recarga. No es que tengamos un salto colosal desde otros buques insignia, pero la recarga ha sido tan llamativa que ha sido en este cuando al menos en mi caso he decidido no esperar a la noche para cargar el móvil. Y es que no solo eso, el Realme X2 Pro se carga antes de que termines de comer. En menos de 30 minutos podremos pasar del 5% al 100%.

La velocidad de carga es impresionante. Y para presumir de ello, el Realme X2 Pro cuenta con una animación dedicada que te muestra hasta dos porcentajes. Verlo subir es casi hipnótico, pero es sorprende verlo cuando la batería está por debajo del 10%. El nivel de carga es tal que subir un 1% tarda unos pocos segundos.

En menos de 10 minutos alcanzamos el 40% y en una media hora la carga completa. Tenemos además compatibilidad con Power Delivery, aunque afortunadamente no hace falta más porque el cargador de 50W viene incluido con el móvil. No sabemos cómo afectará a la durabilidad de la batería, pero sin duda es de agradecer esta carga rápida. Y atentos porque OPPO, la marca hermana de Realme, ya dispone de un móvil con una carga todavía más rápida. Como decimos, una tecnología que llega para cambiar nuestros hábitos.

Realme X2 Pro, la opinión y nota de Xataka

La llegada de Realme es una de las grandes sorpresas del año en telefonía móvil. La conquista de China ha sido silenciosa pero constante, hasta el punto en que fabricantes como Xiaomi se encuentran entre los que más cuota de mercado están ganando. Lo están consiguiendo en parte gracias a una reducción de sus márgenes de beneficios. Realme llega a España con esa misma intención. No parecía que hubiera muchas alternativas a Xiaomi, pero ahora con el Realme X2 Pro la competición se anima.

El precio de partida de 399 euros es muy tentador para un móvil como este pero, como hemos comentado, nuestra recomendación sería optar por el modelo con 128GB y 8GB de RAM. Una versión que por 449 euros sigue ofreciendo una extraordinaria calidad-precio, más teniendo en cuenta que durante los próximos meses su precio previsiblemente bajará.

Realme X2 Diseno Azul

No tenemos carga inalámbrica, no hay resistencia al agua, ColorOS debe mejorar y su diseño no es especialmente sorprendente, pero ahora mismo pocos móviles ofrecen más por tan poco.

Veni, vidi, vici. El Realme X2 Pro es el nuevo referente en calidad-precio. La marca china tiene margen de mejora en diseño y software, pero pocos ofrecen una experiencia tan fluida. Si le sumamos una carga rápida de infarto y una experiencia fotográfica de buen nivel, tenemos ante nosotros uno de los mejores móviles para recomendar.

El Realme X2 Pro es un móvil excelente por su gran rendimiento, que unido a esa pantalla de 90Hz consigue ofrecer una fluidez a la altura de pocos. El panel SuperAMOLED elegido no puede equipararse a los mejores buques insignia, pero su brillo sí nos ha parecido muy convincente. Algo similar ocurre con el sonido, un punto que incluso en terminales más caros suele olvidarse.

La autonomía es un punto que cada vez genera menos problemas, pero Realme ha hecho bien en acelerar la llegada de la carga ultrarrápida. Otra diferencia respecto a sus competidores. Y finalmente está la fotografía, con sus cuatro cámaras. El Realme X2 Pro queda lejos de los gama super alta, pero consigue una experiencia fotográfica muy equilibrada tanto en fotografía nocturna, retrato, vídeo como con su zoom de cinco aumentos.

Realme X2 Pro Analisis Review

OnePlus jugaba con la baza del precio para competir en la gama alta, pero en los últimos años ha ido subiendo de precio significativamente. En su lugar ha aparecido Realme, una nueva marca que refuerza esa máxima de ofrecer los mejores componentes a precio ajustado. Una marca que visto lo que ofrece este Realme X2 Pro habrá que seguir de cerca. Porque no es un móvil para derrotar a los mejores buques insignia, pero sin duda sí es uno de los móviles más recomendados del momento por su precio.

8.8

Diseño8,75
Pantalla9,0
Rendimiento9,5
Cámara8,5
Software8,0
Autonomía9,0

A favor

  • Sobresaliente en fluidez con esa combinación de RAM, el Snapdragon 855+ y la pantalla de 90Hz.
  • SuperVOOC Charge es hoy en día la mejor carga rápida que podemos encontrar.
  • Buenos resultados en fotografía nocturna o el modo supermacro.
  • Gran sonido a través del doble altavoz estéreo.

En contra

  • El panel SuperAMOLED no llega con la mejor calibración.
  • ColorOS sigue un paso por detrás del resto de capas de personalización.
  • En tamaño y peso roza lo deseable, además no cuenta con resistencia al agua.
  • Su propuesta fotográfica queda algo corta respecto a los gama alta más avanzados.

El terminal ha sido cedido para el análisis por parte de Realme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir