Compartir
Publicidad
El mejor robot friegasuelos por menos de 300 euros: guía de compra y comparativa
Análisis

El mejor robot friegasuelos por menos de 300 euros: guía de compra y comparativa

Publicidad
Publicidad

Aunque hay otros inventos con más bombo y platillo, los robots aspiradores son uno de los gadgets que más nos han simplificado la vida este siglo XXI. La Roomba fue el primero, pero a lo largo de los años otras marcas como Conga, Neato o ECOVACS han logrado hacerse con un hueco en el mercado. Si bien en diseño apenas han variado, los robots han ido mejorando en aspectos como la navegación y conectividad, así como implementando funciones tan útiles como la de fregar el suelo.

Si estás buscando un robot que sustituya a tu fregona, hemos probado 5 de los modelos más populares dentro de la gama de robots de limpieza friegasuelos por debajo de los 300 euros para ver cuál funciona mejor. Estas son nuestras conclusiones.

Nuestro recomendado: Cecotec Conga Excellence 990

Conga

Después de analizar aspectos como el diseño, la autonomía o la limpieza de los cinco modelos seleccionados, el robot aspirador Conga Excellence 990 ha sido el que más nos ha gustado por su combinación de versatilidad y eficiencia.

No es perfecto, de hecho hay modelos que lo superan en aspectos como el fregado o la navegación, pero se trata de un robot muy completo que cumple adecuadamente en todos los aspectos que hemos evaluado.

El Conga Excellence 990 de la firma española Cecotec dispone de un buen sistema de navegación, la comodidad de poderlo manejar desde el mando a distancia, una programación sencilla y muy cómoda y hasta 4 modos de limpieza suficientes para toda la casa.

Destaca el conjunto de cepillos y el filtro HEPA, que retiene gran cantidad de partículas y polvo. En lo referente al fregado no es maravilloso, si bien más que fregar lo que hace es pasar una mopa húmeda, pero en conjunto el resultado es bueno.

Su mantenimiento es sencillo ya que montarla y desmontarla es fácil y además de venir con recambios, podemos comprar otros compatibles. Su autonomía es notable y aunque es el más ruidoso de todos, su ruido es más monótono, lo que se traduce en que molesta menos. Su precio es de 204 euros en Amazon.

La alternativa: Braava 390T

Irobot

Si buscas un robot principalmente para fregar, el Braava 390T es la mejor opción. Aunque el iRobot Braava jet 240 friega mejor, el hermano mayor sorprende por lo silencioso que es y la eficiencia de su sistema de navegación.

De este modelo nos gusta que haya sido el único capaz de limpiar la casa al completo en una hora, volviendo a su punto de partida sin perderse. Además lo hace sin apenas ruido ni chocarse con obstáculos.

Tiene carencias notables, como la ausencia de mando a distancia y de funciones de programación, por lo que requerirá que estemos en casa al menos para activarlo. Eso sí, después podemos irnos con la tranquilidad de que recorrerá la casa para limpiarla optimizando el tiempo y las pasadas, de modo que en mi caso con una carga ha sido suficiente para limpiar dos veces la casa.

Otra limitación es que este modelo no aspira, limitando sus funciones de limpieza a pasar la mopa por toda la casa en seco y en húmedo. Seremos nosotros los que tendremos que cambiar de una mopa a otra y tras usarlas, deberemos lavarlas en la lavadora. En Amazon por 277,80 euros.

Cómo elegir un buen robot fregador

Deebot

Antes de nada deberemos tener claro para qué queremos el robot, ya que dentro de los modelos con opción de fregado se encuentran aquellos que simplemente pasan la mopa y posteriormente friegan el suelo y otros que además aspiran.

  • ¿Limpieza por fases manual o automática? Lo habitual en este tipo de robots es la limpieza por fases, es decir, que primero limpien en seco y posteriormente frieguen. Este proceso puede realizarse manualmente, cambiando los accesorios de limpieza para realizar una limpieza secuencial, o bien se integren en el dispositivo y sea el mismo el que limpie por fases de forma automatizada. Los segundos serán más cómodos e independientes, si bien con el primero seremos nosotros los que estemos atentos y elijamos cuándo queremos pasar de la limpieza en seco al fregado.

  • Los sistemas de fregado de este tipo de robots se basan en el pasado de un mopa humedecida por el suelo, pero no todos lo hacen del mismo modo. Mientras que algunos mojan la mopa al ponerla en contacto con el depósito de agua, otros pulverizan la superficie a limpiar, algo que podría mojar obstáculos como mobiliario y rodapiés. Del mismo modo, la eficiencia de fregado no será la misma en función del número de pasadas (algo que tendrá que ver con el sistema de navegación) y con si integran sistemas previos de limpieza, porque de lo contrario el suelo podrá quedarse con restos de suciedad mojados y adheridos, como por ejemplo pelos.

  • Tipo y número de cepillos, si los hubiera. Además de integrar una mopa con un sistema humectante para fregar los suelos, los robots fregadores disponen de otros sistemas de limpieza. Los más básicos cuentan con una mopa para atraer el polvo con las pasadas, en otros encontramos cepillos laterales rotatorios para atraer la suciedad hacia la zona de succión. Dado que se van a usar para fregar, los robots fregadores carecen de cepillo rotatorio central, un elemento esencial en la limpieza de alfombras y moquetas.

  • Si buscas un sistema de limpieza completo que incluya aspiración y fregado, presta atención también a la potencia y capacidad de succión. Aunque el polvo y los pelos son atrapados con facilidad, otra suciedad presente en suelos requerirá mayor potencia de succión, un parámetro que se mide en Pascales. No obstante, más allá de la potencia, para evaluar la eficacia de limpieza deberemos considerar el conjunto de cepillos y la succión.

  • Mientras que los robots fregadores que se limitan a pasar la mopa y fregar suelen ser silenciosos, la succión por el contrario es un proceso que genera dB que deberemos tener en cuenta. Asimismo, los elementos mecánicos del robot o su pericia a la hora de evitar obstáculos también producirán ruido.

  • Diseño y tamaño del robot. Dentro de los robots fregadores encontramos robots con formas cuadradas, que se adaptan mejor a las esquinas, y circular, que reduce el número de impactos por su geometría. Asimismo, hay robots pequeños que requerirán más pasadas para limpiar pero también llegarán a más esquinas y otros mayores. Prestaremos atención a elementos de diseño que pueden resultarnos cómodos, como la posición de los controles, si dispone de asa, su resistencia a golpes y la facilidad de manipulación de los depósitos.

  • Otro aspecto importante es el mantenimiento, algo que variará en función de los sistemas de limpieza integrados. Si solo tiene mopas, cada vez que el robot friegue el suelo se recomienda retirarlas y lavarlas. Del mismo modo, habrá que verificar que el depósito de agua está lo suficientemente lleno para ejecutar otro fregado. Si también integra sistema de aspiración, deberemos vaciar el depósito para que succione con eficacia la próxima vez y en ese caso, lo ideal es que incluya un filtro HEPA para que retenga las partículas de polvo y no las libere en el ambiente.

  • Autonomía y sistema de carga. Lo normal es que para cargar un robot fregador se requiera un tiempo que va de las 2 a las 4 horas, no obstante la autonomía suele ser inferior a dos horas. Ojo, porque que tenga mayor autonomía no significa que limpie mejor: lo mejor es encontrar un robot con un buen algoritmo que cubra toda la superficie en el menor tiempo posible, de modo que sea eficiente energéticamente.

  • Sistemas de navegación. Mientras que los robots más básicos incluyen sensores infrarrojos y mecánicos para evitar obstáculos, los más avanzados cuentan con sistemas de navegación que mapea las habitaciones. Otra alternativa asequible son las paredes virtuales, accesorios que actúan como si fuesen paredes reales de modo que evitan que el robot pase por esa zona.

  • Controles, programación, mandos a distancia y aplicaciones. Aunque los robots friegasuelos de gama alta permiten controlarlo desde el móvil mediante una conexión Wi-Fi, los que se encuentran en este rango de precios lo habitual es que el control se realice de forma manual desde el propio dispositivo (algo que suele ir de la mano con sistemas de limpieza secuenciales manuales), o mediante un mando a distancia. En todo caso, en muchos casos se hace necesario que estemos presentes para supervisar la limpieza.

En qué se basan nuestras pruebas

Prueba

Las recomendaciones de nuestras guías de compra con prueba se fundamentan en nuestra experiencia analizando todo tipo de dispositivos tecnológicos y el uso durante un tiempo en varias situaciones.

Para elegir el mejor robot friegasuelos económico hemos elegido cinco modelos cuyo precio es inferior de 300 euros que hemos probado durante dos semanas. La selección se ha realizado teniendo en cuenta cuáles son los modelos más populares dentro de esa franja de precios.

La primera prueba ha sido una limpieza completa, cambiando los accesorios si el sistema de limpieza es manual, o simplemente dejando que el robot limpiase toda la casa. De este modo hemos podido observar el tiempo requerido, el ruido, cómo actúa frente a los obstáculos y si el suelo quedaba limpio y seco.

Después de conocer su funcionamiento, hemos repetido la limpieza, esta vez restringiéndola a la cocina, primero con el suelo tal cual estaba después de cocinar, de modo que analizábamos el tiempo necesario, obstáculos y si quedaba todo limpio. A continuación, repetimos el proceso con manchas de aceite y de refresco. ¿Será capaz de limpiarlo como lo haríamos nosotros o quedará el suelo pegajoso?

Mi casa es un piso de 70 metros cuadrados con obstáculos como sillas, mesas, cables y una perra que pierde bastante pelo y se asusta con facilidad.

Diseño

Trasera

La mayoría de los robots aspiradores friegasuelos son redondos, sin embargo existen excepciones como los cuadrados Braava de iRobot. Cuando hablamos de robots aspiradores a secas (nunca mejor dicho), los cepillos laterales atraen la suciedad de las zonas limítrofes a la zona de succión, algo que no va a suceder cuando fregamos el suelo. En este sentido, la forma con esquinas proporciona la ventaja de poder llegar mejor a los rincones para fregarlos, algo que no pueden hacer los modelos redondos.

Además de la forma, encontramos modelos bastante voluminosos como el Deebot y muy contenidos, como el Braava 240. A nivel de pasadas, es más importante el algoritmo de limpieza que las dimensiones en sí. Además, un robot pequeño puede meterse mejor bajo muebles y a través de obstáculos como las patas de sillas y mesas.

No obstante, la eficiencia de su limpieza está tanto en su interior como en la parte de abajo. Es boca abajo donde descubrimos sus sistemas de limpieza: diseño, mopas, cepillos, depósitos, accesorios...

ILIFE v5s Pro

iRobot Braava jet 240

ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300

iRotbot Braava 390T

Excellence 990 conga

DIMENSIONES Y PESO

30 x 30 x 10 cm; 3 Kg.

17 x 17,8 x 8,4 cm; 1,2 Kg.

52 x 43 x 16 cm; 6,82 kg.

24,4 x 21,6 x 7,9 cm; 3,6 kg.

58 x 38 x 12 cm; 4,72 kg.

Asa

Sin asa

Con asa

Con asa

Con asa

Sin asa

Sistema de limpieza

Limpieza secuencial automática 3 fases: aspira, pasa mopa en seco y en húmedo.

Manual en 3 fases. Pulveriza el suelo y luego pasa la mopa

Automática secuencial en 4 fases: cepillo lateral, aspirador, mopa y mopa húmeda

Manual en 2 fases. Mopa seca y mopa húmeda

Limpieza secuencia automática 4fases: Barre, aspira, pasa la mopa y friega el suelo

Capacidad del depósito fregador

0,3 L

0,15 L

0,08 L

0,15 L

0,3 L

Sistema aspiración

Si, con filtro. 0,3 L depósito polvo

-

Sí, 20 W potencia y filtro. Volumen depósito 0,5 L

-

1200 Pa. Filtro HEPA

En la caja

manual del usuario, mando a distancia, filtro adicional, cepillo lateral adicional (x 2), cepillo de limpieza, Adaptador de corriente, conector de carga, Paño de microfibra para mopa, tanque de agua

bateria de litio, cargador de la bateria; 2 paños Braava Jet desechables para fregar; 2 paños Braava Jet desechables para barrer en humedo; 2 paños desechables para barrer en seco y manual del usuario.

Control remoto, 4 Cepillos laterales, Mopa de microfibra, manuales y estación de carga

cargador, estación de carga turbo 2 paños de microfibra lavables para limpiar en seco, 2 paños de microfibra para fregar 2 pilas

base de carga, mando de control remoto, adaptador, cepillo central, 4 cepillos laterales, 2 filtros HEPA, 2 depósitos: húmedo y seco, 1 mopa de limpieza, cepillo de limpieza y manual de instrucciones.

El sistema de fregado de todos los modelos es idéntico: una mopa más o menos humedecida que recorre todo el suelo. Es decir se trata de un fregado superficial que en ningún caso dispone de detectores de manchas para incidir donde se necesite. A partir de aquí, varía la forma de humedecer la mopa, los tipos de mopa y los sistemas de limpieza adicionales, si los hubiera.

Solo el Braava 240 dispone de 3 mopas diferentes que podrían acercarse mínimamente al fregado manual: la primera actúa en seco para atrapar polvo y pelos, otra barre y limpia en húmedo la suciedad y finalmente una tercera friega e intenta deshacer las manchas con el pulverizador de agua y el cabezal vibratorio. Es el único capaz de quitar a medias manchas secas, el resto apenas las deshace. En el otro modelo de iRobot solo hay dos mopas, que se limitan a la limpieza en seco y en húmedo. Eso sí, en ambos modelos deberemos cambiar la mopa nosotros mismos.

El resto de modelos se limitan a pasar con la mopa mojada mediante un accesorio que podemos colocar en la parte inferior. Ojo porque solo el ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 permite hacer la limpieza completa sin necesidad de intervención, para el Excellence 990 Conga y el ILIFE será necesario retirar de forma manual el depósito de polvo para sustituirlo por el de agua.

En cuatro de los cinco robots la mopa se moja al estar en contacto con el depósito de agua, lo que permite una humidificación uniforme. A diferencia del resto, el robot Braava 240 pulveriza el suelo y no la mopa, de modo que el fregado es menos uniforme.

Otro aspecto importante del fregado es que ninguno de los robots avisa cuando el depósito de agua se vacía, algo especialmente importante en aquellos con una capacidad limitada como el Ecovacs y los Braava.

Además de las diferencias en las formas, los Braava de iRobot únicamente pasan la mopa o friegan, el resto de modelos circulares también integran otros sistemas de limpieza que incluye la aspiración, bien sea con rodillo, cepillos laterales y succionados.

En los robots friegasuelos aspiradores, como son los casos del ILIFE, ECOVACS y Conga, la limpieza previa se compone de una aspiración, mopa en seco y mopa en húmedo. Los tres incluyen succión y cepillos laterales y solo el Excellence 990 Conga dispone de rodillo, de forma que la aspiración es más exhaustiva.

Más allá de elementos de limpieza, formas y dimensiones, cada uno de ellos cuenta con una serie de detalles que si bien no marcan la diferencia, sí que se agradecen durante el día a día. También sucede lo opuesto: algunos elementos de diseño a la larga resultan engorrosos.

En el lado positivo, disponen de asa para levantarlos el ILIFE, los Braava y el ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300, algo que agradecemos porque este último es relativamente grande y pesado. Del mismo modo, el iRotbot Braava 390T nos permite usarlo mediante una combinación de grandes botones en el frontal, algo que resulta muy cómodo porque no siempre tenemos a mano el mando o no tenemos pila. Otros como el Conga disponen de interruptores de difícil acceso o requieren acceder al control remoto para ciertos programas de limpieza.

Para llenar el depósito de agua, todos los modelos excepto uno permiten su extracción de forma rápida y sencilla para llenarlo. Nos referimos al iRobot Braava 240 Jet, que deberemos situar bajo el grifo para rellenarlo, algo que no da demasiada confianza por si se vierte agua en los circuitos.

Puerta

Los modelos ILIFE v5s Pro y ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 disponen de una puerta para acceder al depósito del polvo, algo que tiene sus ventajas e inconvenientes. Lo bueno es que les permite integrar depósitos mayores, pero en el caso del ILIFE tendremos que elegir qué depósito ponemos, si el de polvo o el de agua.

Como era de esperar, los robots más voluminosos (Conga y ECOVACS) son también los que integran las ruedas más grandes, ya que este elemento les permitiría pasar por encima de moquetas y alfombras. El resto se desliza mediante pequeñas bolas muy compactas y silenciosas.

Un elemento propio de la aspiración son las paredes virtuales, sin embargo esta función únicamente la encontramos en el Braava 240 Jet. Otra característica exclusiva del Braava 240 Jet es que es el único con batería extraíble que tendremos que retirar nosotros para cargar. El resto dispone de una base a la que acudir. En el caso del Braava 390T encontramos una singularidad en la que profundizaremos más adelante: un elemento de navegación externo que orienta al robot.

Cómo se controlan: manual, programación y control remoto

Braava 390

Lo normal es que los robots limpiadores funcionen mediante el accionamiento de su botón principal, de modo que basta con apretarlo para que se inicie el proceso de limpieza. En el caso de los dos modelos de iRobot, ambos se manipulan directamente desde los botones del frontal: en el Braava 240 el solo detecta qué mopa está fijada en la parte superior para usar un programa de limpieza u otro y en el iRotbot Braava 390T hay 3 botones para elegir el tipo de limpieza de forma manual.

No obstante, teniendo en cuenta aspectos como la limpieza por fases, la posibilidad de programación y la comodidad, algunos modelos disponen de mando a distancia. El único modelo de la selección que dispone de control mediante el móvil a través de una aplicación es el Braava 240 Jet, que con una sencilla interfaz podremos activar, si lo hemos dejado listo previamente.

De los modelos elegidos, solo el ILIFE 5s Pro, el Excellence 990 Conga y ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 disponen de mando a distancia, precisamente aquellos que además son aspiradores. ¿La razón? En el modo de fregado todos los fabricantes recomiendan no dejar el robot en la base con la mopa húmeda por cuestiones de seguridad.

mandos Mandos de los aspiradores iLife 5s (izquierda), Excellence 990 Conga (centro) y ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 (derecha)

Mientras que el mando del iLife V5s y el del Excellence 990 Conga integran una pequeña pantalla para ver información como la hora, algo muy útil para programar, el del ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 cuenta con un diseño muy atractivo y minimalista pero que a la hora de la verdad es menos intuitivo para programar. La funcionalidad de los tres es similar: permiten accionarlos y detenerlos, mandarlos a la base, cambiar a modos de limpieza perimetrales o por zonas y programar.

Un pequeño detalle que agradeceremos enormemente al abrir la caja es que tanto el ILIFE V5s pro como el ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 incluyen 2 pilas para usar el mando desde el primer momento, una ausencia que echamos en falta en el modelo de Conga.

Comparativa de calidad: cuál limpia mejor

Es momento de analizar cómo limpian los robots friegasuelos que estamos probando. Tras dos semanas usándolos por mi casa, estas son las conclusiones que he sacado sobre su funcionamiento, navegación, sorteo de obstáculos, el ruido que emiten y sobretodo, cómo limpian.

Programabilidad

Con la programabilidad es posible fijar una hora concreta para que los robots se activen, limpien la casa automáticamente y retornen a la base. De los 5 modelos probados, el único que no permite programación es el iRobot Braava 390T.

Con el Braava Jet 240 no hay problema, bastará con dejarlo listo y usar la app. Pero con los otros tres habremos de tener en cuenta que los fabricantes desaconsejan dejar el robot en la base con el accesorio para fregar, por lo que lo ideal sería programarlos para aspiración.

La programación en todos ellos requiere del mando a distancia, aunque hay diferencias entre los modelos con pantalla y sin pantalla. Mientras que en el ILIFE V5s Pro y el Conga Excellence 990 usaremos la pantalla del mando para programar durante las 24h del día y en cualquier momento de la semana, la forma de programación ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 está limitada para iniciar la limpieza todos los días a la hora en la que se hizo la programación (pulsando dos veces el botón AUTO).

Navegación, obstáculos y retorno a la base

Una de las grandes diferencias entre los modelos en la forma en la que navegan por nuestra casa, recorriendo toda la superficie y la forma en la que sortean los obstáculos. En este rango de precios no hay mapeado de la superficie, pero sí que hay algoritmos de navegación considerablemente más eficientes que otros. En este sentido, los modelos de iRobot destacan por completar su limpieza en menos tiempo y retornar a su punto de inicio antes que el resto.

Comenzamos por el más sencillo, el Braava 240 Jet. De acuerdo con el manual de instrucciones, este modelo se indica para limpiar espacios de unos 20-25 m2, es decir, habitación por habitación. En el caso de aspirar una zona abierta, dispone de pared virtual para delimitarla. Este modelo recorre la superficie de forma sorprendentemente eficiente, requiriendo muy pocos minutos para limpiar una estancia. Cuando detecta un obstáculo, reduce su velocidad y lo memoriza para la próxima pasada. Tampoco hace falta retirar las alfombras, puesto que las evita. Al terminar, se detiene en la zona en la que inició la limpieza. Solo una vez se quedó atascado en una esquina, de donde no pudo salir.

El iRotbot Braava 390T parece seguir el mismo algoritmo de limpieza cuando es confinado en una estancia, pero cuando queremos que limpie toda la casa tendremos que usar el accesorio de navegación NorthStar en una zona abierta situada en el centro de nuestro piso. Ojo porque según las instrucciones, si hay interferencias podría ser necesario usar más cubos, pero no ha sido nuestro caso. El proceso de limpieza es idéntico, optimizando el tiempo empleado para recorrer toda la casa y sabiendo qué le queda pendiente. Es cuidadoso con obstáculos y con alfombras. Al terminar, retorna al punto de partida.

La experiencia con el ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 ha sido bastante diferente. La primera vez que lo pusimos en marcha estuvo varias horas recorriendo toda la casa sin encontrar la base. Cuatro horas después, se detuvo al quedarse sin batería. El modus operandi de este robot es curioso: primero se golpea con los obstáculos y a partir de ese momento, cada vez que pasa por allí lo sortea. Por lo demás, este robot parece limpiar de forma aleatoria.

Exactamente lo mismo sucedió con el iLife 5s, que merodeó durante horas de forma errática hasta agotarse, primero chocándose con todo de forma ruidosa y a partir de ese momento, frenando cada vez que pasaba por un obstáculo que ya conocía. Ambos modelos parecen navegar de forma aleatoria y no ser demasiado eficientes recorriendo el espacio.

Algo mejor fue la experiencia con el Cecotec Conga Excellence, que si bien también tuvo problemas en alguna ocasión para retornar a la base, su forma de navegar está medianamente optimizada para recorrer la casa limpiando todo y volver antes de quedarse sin batería. Este modelo no choca con los obstáculos, sino que los detecta antes de tiempo y reduce su velocidad gracias a sus sensores de proximidad, distancia y anticaída.

Función fregado: sistemas y depósitos de agua

Fregar

Aunque posteriormente dedicaremos un apartado a otras funciones de limpieza integradas en los robots aspiradoras que estamos analizando, el factor común de todos ellos es que permiten "fregar" el suelo. A decir verdad, todos ellos pasan la mopa húmeda por el suelo, pero ninguno de ellos emplea la suficiente fuerza o incide para retirar manchas como lo haríamos nosotros con la fregona.

Además, algunos modelos integran depósitos de agua con un volumen insuficiente para fregar el suelo de toda la casa. La conclusión que obtenemos del uso de los robots friegasuelos es que están genial para fregar un suelo que no esté muy sucio, dejándolo considerablemente poco húmedo, por lo que no hace falta esperar demasiado para volver a pisarlo.

No hemos encontrado un robot friegasuelos capaz de sustituir a la fregona. Lo bueno es que no hará falta gritar eso de "no me pises lo fregado"

Para evaluar su eficiencia vamos a valorar cómo es el sistema de fregado, si elimina manchas secas y frescas y cómo deja el suelo de húmedo y de limpio.

Robotics

Un ejemplo de sistema friega suelos testimonial es el del ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300. El accesorio fregador incluye un depósito de 0,08 litros, una mopa en seco y una húmeda, de modo que permite aspirar y fregar al mismo tiempo. Pero claro, cuando se queda sin agua, adiós fregado.

En nuestra experiencia solo ha cumplido su misión cuando usábamos el robot en una sola habitación. En nuestra prueba con manchas, logró retirar aquellas que estaban frescas, pero las baldosas de la cocina quedaron pegajosas porque solo limpia con agua.

Braava 390t

El iRotbot Braava 390T tampoco cuenta con un depósito mucho más grande, pero sí que fue suficiente para cubrir el área. Esto puede deberse tanto a una mayor eficiencia a la hora de recorrer la zona como a la recomendación del fabricante, que detalla que la superficie máxima para fregado es de 32 m2, lo que nos hace tener que fregar por zonas.

Como el anterior, es capaz de retirar manchas frescas, pero el suelo queda pegajoso al mezclar refresco de cola, aceite y agua. Las manchas secas siguen intactas, pero el suelo queda moderadamente seco para pisarlo casi de forma inmediata.

Ilife Deposito

Con el robot multiusos ILIFE V5s Pro tenemos que elegir entre aspirar o fregar, ya que el depósito de agua sustituye al del polvo. En todo caso, no hay problema porque se trata de un envase de 300 ml capaz de fregar toda la casa a pesar de lo errático de su navegación.

A puro de pasadas y pasadas, consigue dejar el suelo bastante limpio de manchas húmedas (sin sensación pegajosa), pero no puede con las secas. El suelo queda bastante seco.

Cecotec

Como el modelo anterior, el Cecotec Conga Excellence 990 incluye un sistema de fregado que ha de situarse en el lugar del filtro, así que si fregamos no podremos aspirar.

Este sistema simplemente humedece la mopa azul básica, que va pasando por la superficie del hogar retirando manchas húmedas pero dejando intactas las secas. Sí, el suelo queda bastante seco, pero en las zonas donde había manchas de refresco y de aceite el suelo está pegajoso.

Detalle Braava 240

El modelo más pequeño de todos ha resultado ser el que mejor friega el suelo, pero su sistema tiene claroscuros. Para empezar, no inspira mucha confianza tener que meter el robot bajo el grifo para rellenarlo, quizás un envase dosificador habría sido una buena idea.

Además el fregado tiene lugar de una forma curiosa: el aspirador pulveriza agua y a continuación pasa varias veces por la zona. Esto constituye una ventaja, en el caso de que haya manchas difíciles, pero a la vez al pulverizar podemos humedecer las patas de sillas y mesas o el rodapiés. Creemos que es más eficiente que la mopa se humedezca de forma uniforme.

Lo bueno de este modelo es que para fregado dispone de dos fases con dos mopas diferentes. La mopa naranja barre y limpia en húmedo la suciedad y la azul friega y deshace las manchas con el pulverizador de agua y el cabezal vibratorio.

De este modo, el fregado es más eficiente y consigue retirar no solo las manchas húmedas, sino también algunas las manchas secas. Eso sí, sigue sin ser tan efectivo como fregar a mano y requiere que estemos atentos para cambiar la mopa. En todo caso, el suelo queda bastante limpio y seco.

Otros modos de limpieza

Los cinco robots que estamos analizando friegan el suelo, pero además disponen de otros modos y programas. En sus respectivos manuales de instrucciones, a los modos de limpieza se les denomina "fases", lo que nos da una idea de que para realizar la limpieza completa de una estancia deberemos ejecutar todas ellas. En algunos casos es de forma secuencial, teniendo que cambiar nosotros los accesorios, y en otros lo hace de forma automática. Vamos a ver qué podemos hacer con todos ellos.

El Braava 390T dispone de dos modos de limpieza: con las mopas blancas iniciaríamos la limpieza del suelo barriendo el polvo y pelos. Después cambiaríamos nosotros el accesorio de barrer por el que incluye el depósito y una mopa azul para fregar la suciedad y manchas.

El ILIFE V5s Pro, además de fregar permite aspirar, pero no las dos cosas a la vez. De hecho la primera fase es precisamente la aspiración: basta con dejar los cepillos laterales y el depósito de polvo y el robot aspirará la casa. Si fijamos además la mopa azul, puede aspirar y pasar la mopa en seco a la vez al fijar el accesorio, lo que según el manual sería la segunda fase. Finalmente cambiamos el depósito de agua por el de polvo y con el mismo accesorio fregador terminaría el ciclo completo de limpieza. En este caso, deberemos estar atentos para cambiar los elementos, activar y apagar el robot.

Mopas

En el iRobot Braava jet 240 encontramos tres tipos de mopas diferentes y tres modos de limpieza: mopa en seco para polvo y pelos, mopa húmeda para fregar y mopa húmeda con vibración para deshacer las manchas. Seremos nosotros los que tendremos que cambiar la mopa e iniciar la fase de limpieza.

El Conga Excellence 990 de Cecotec permite 4 modos de limpieza que incluyen barrido, aspiración, pasar la mopa y fregar el suelo. Ojo porque no se pueden hacer todos a la vez y dependerá de nosotros para pasar de una fase a otra. Si no ponemos el accesorio para fregar, el robot se limita a aspirar con su combinación de cepillos y filtro HEPA (el único modelo que lo incluye). Si lo ponemos sin cambiar el el depósito, además de aspirar, el robot pasará la mopa. Si cambiamos el depósito de polvo por el de agua, el robot barrerá con los cepillos laterales y fregará.

Finalmente, el ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 también realiza la limpieza en 4 fases, pero en este caso es posible hacerlas todas a la vez y sin supervisión. Cuenta con un accesorio que incluye el depósito de agua, una mopa blanca para el polvo y otra azul, que será la que fregará. Si no ponemos el accesorio, el robot de ECOVACS simplemente aspirará. Si lo colocamos, tendremos las 4 fases de limpieza operando de forma simultánea: los cepillos laterales barriendo, el rodillo aspirando, la mopa blanca retirando el polvo y la azul fregando el suelo. Aunque lo hace solo, tendremos que detenerlo nosotros, ya que con el accesorio para fregar no podemos dejar que termine en la base.

Mantenimiento

Cada vez que limpiamos con los robots friegasuelos debemos realizar una serie de operaciones para garantizar que la próxima vez pueda limpiar adecuadamente. Teniendo en cuenta los diferentes elementos de limpieza de cada modelo, el mantenimiento variará de un robot a otro. Algo común a todos ellos es la necesidad de vaciar el depósito de agua tras cada limpieza.

El robot ILIFE V5s Pro consta de cepillos laterales, filtro y depósito de aspiración para aspirar y de depósito de agua y mopa azul para fregar. Tras cada limpieza, debemos retirar restos de pelos de los depósitos laterales, verificar que no hay obstrucciones en el filtro y vaciar el depósito de polvo. En cuanto a la mopa azul, deberemos retirarla y lavarla con agua y jabón para retirar la suciedad. Aunque puede servir para varios usos y en la caja viene con recambios, cada cierto tiempo deberemos renovar mopa, filtros y cepillos laterales con un kit compatible (16,99 euros).

Detalle Mopas

El robot Braava 240 Jet dispone de tres tipos de mopa y en la caja viene otro recambio de cada mopa. Aunque puedes lavarlos bajo el grifo, se deterioran muy rápidamente por lo que si la usas con frecuencia tendrás que tener un kit de mopas similar (19,99 euros).

Con el ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300 vienen recambios de cepillos laterales y una sola mopa. Tras una limpieza completa deberás limpiar los cepillos laterales, vacíar el depósito de polvo y limpiar el filtro. Si además has usado la función de fregado o de pasar la mopa, tendrás que retirar el accesorio, vaciarlo y limpiar las mopas. La ventaja de este modelo es que puedes lavarlas en la lavadora, por lo que durarán algo más. No obstante, tarde o temprano tendrás que renovar filtros y cepillos laterales (28,10 euros) y hacer lo propio con las mopas (19,99 euros).

En la caja del iRotbot Braava 390T vienen 4 mopas, es decir, una mopa blanca y una azul y el recambio de ambas. Lo bueno de este modelo es que se pueden retirar y lavar en lavadora, pero se oscurecen con bastante facilidad, así que periódicamente hay que renovarlas (17,95 euros).

El Conga Excellence 990 dispone de cepillos laterales, rodillo central, filtro HEPA y depósito para aspiración. Si solo usamos el aspirador, deberemos limpiar cepillos y filtros y vaciar el depósito. Si además fregamos, será necesario vaciar el depósito de agua y retirar la mopa azul para lavarla, algo que se puede hacer en lavadora. Cada cierto tiempo el aspirador requerirá nuevos filtros, cepillos y mopa (30,99 euros).

Autonomía y tiempo de carga

Al activar estos cinco robots y marcharnos pueden suceder varias cosas: que se queden atascados en algún lugar, que vuelvan a la base o el punto de partida porque han terminado de limpiar y que se les acabe la batería en pleno proceso de limpieza. Es la autonomía la que nos dirá cuánto tiempo andan deambulando por la casa o intentando escapar.

En este sentido, destacan el Conga Excellence 990 que supera las dos horas de autonomía y el Braava 3990t, del cual hemos incluido el tiempo de operación para fregado, porque pasando la mopa en seco permite alcanzar los 210 minutos. En cuanto al tiempo de carga, todos ellos emplean aproximadamente unas dos horas para hacerlo.

En todo caso, más importante que una mayor autonomía es que optimicen su batería para limpiar la superficie en el menor tiempo posible. Según nuestra experiencia, el iRotbot Braava 390T fue capaz de cubrir toda la superficie del piso en aproximadamente una hora, sobrándole autonomía para volver a limpiar la casa una segunda vez. No obstante, la mejor forma de optimizar su limpieza es emplear programas de limpieza como es el de bordes de Ecovacs y Cecotec o el modo habitación de iLife.

Ruido

Una característica importante a tener en cuenta a la hora de elegir un robot u otro es cuánto ruido hacen. En nuestra experiencia hemos comprobado que aquellos robots que solo disponen de mopa son notablemente más silenciosos que aquellos que incluyen una turbina para aspirar, incluso aunque se encuentren en modo de fregado.

Otra causa de ruido es el choque con obstáculos, algo que se produce en ciertos modelos como el ILIFE V5s Pro o el ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300. Según sus especificaciones, el Conga Excellence 990 es el más ruidoso, pero su tipo de ruido es menos sonoro y metálico que otros modelos que sobre el papel emiten menos ruido.

En este apartado hay un claro ganador, el iRotbot Braava 390T, que hace tan poco ruido que podríamos dormir en la habitación de al lado sin darnos cuenta de que está en funcionamiento. El iRobot Braava jet 240 tampoco es muy ruidoso, pero por su tipo de limpieza eleva los decibelios hasta los 53 dB al pulverizar agua y los 46 dB cuando vibra para eliminar manchas.

Mejor robot friegasuelos por menos de 350 euros: los candidatos

Ilife V5s Pro

ILIFE V5s Pro

Lo mejor Versatilidad en cuanto a modos de limpieza, mando a distancia y programación
Lo peor Es ruidoso y su navegación es poco eficiente
Precio 179,99 euros
Jet

iRobot Braava jet 240

Lo mejor Entra en los rincones, tiene navegación eficiente y es el que mejor friega, eliminando manchas secas. Control y programación con app
Lo peor Es para superficies pequeñas, por lo que tienes que limpiar por habitaciones. No aspira.
Precio 188,39 euros
Ecovacs Robotics Deebot 300

ECOVACS ROBOTICS DEEBOT 300

Lo mejor Programable y con mando a distancia, modos de limpieza versátiles
Lo peor Navegación poco eficiente y depósito de agua insuficiente
Precio 169 euros
irobot

iRobot Braava 390T

Lo mejor Silencioso y con navegación eficiente
Lo peor No es programable ni permite aspirar
Precio 349 euros
Conga

Cecotec Conga Excellence 990

Lo mejor Es versátil en cuanto a limpieza, navegación moderadamente eficiente, gran autonomía, con mando a distancia y programable
Lo peor Es el más ruidoso y no es el que mejor friega
Precio 204 euros

Para elegir los candidatos a mejor robot friegasuelos por menos de 300 euros hemos buscado entre los modelos más vendidos en los principales comercios de venta online que cumplieran ambas características.

En este rango de precios, lo habitual es encontrar modelos con navegación poco eficiente y controles básicos, reservando el control mediante teléfonos móviles para gamas superiores.

A diferencia de la aspiración, donde los robots ya logran succionar polvo y pelos con gran eficacia, el fregado es todavía una asignatura pendiente en el mundo de los robots de limpieza. Sí, son capaces de humedecer el suelo, pero no cuentan con sistemas que detecten manchas e incidan en ellas con más pasadas. Del mismo modo, también sería interesante el uso de jabones para retirar restos difíciles, como manchas grasas o manchas secas.

Lo bueno de muchos de estos modelos es su versatilidad, permitiendo pasar la mopa, fregar y también aspirar. Sin embargo, en esta horquilla de precios es complicado encontrar sistemas de cepillos y filtros de alta eficiencia.

Pese a que no limpian en profundidad, constituyen una buena alternativa para mantener el piso limpio sin realizar grandes esfuerzos.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio