Publicidad

Google Nest Audio, análisis: un enorme salto en calidad de sonido, sin subir de los 100 euros
Análisis

Google Nest Audio, análisis: un enorme salto en calidad de sonido, sin subir de los 100 euros

Cuatro años dan para muchos cambios. El Google Nest Audio es estéticamente diferente al Google Home, pero donde encontramos algo totalmente nuevo es en el interior. Este altavoz inteligente suena muchísimo mejor. Un salto en calidad de sonido que sin llegar a competir contra los modelos más avanzados, sí convierten a este Nest Audio en uno de los altavoces inteligentes más atractivos por unos cien euros.

Hemos estado probando el nuevo altavoz de Google desde hace días y aquí os traemos nuestro análisis del Nest Audio. Os explicamos cómo suena, qué mejoras trae y cuál ha sido nuestra experiencia con el altavoz de Google que busca eclipsar los Amazon Echo o los HomePod de Apple.

Google Nest Audio: especificaciones técnicas

En el interior del Nest Audio encontramos un altavoz de graves (woofer) de 75 milímetros. Está situado en la parte inferior y es un añadido que lo diferencia directamente del Nest Mini, que no tiene un altavoz dedicado para ello. Colocado justo encima se encuentra un altavoz de agudos (tweeter) de 19 milímetros.

El nuevo altavoz inteligente de Google crece en tamaño para incorporar un altavoz de graves de 75 mm y un tweeter de 19 mm.

Como "cerebro" del altavoz, Google ha incorporado un microprocesador A53 de cuatro núcleos a 1,8GHz. Según explica la compañía, este chipset es capaz de realizar un TeraOPS y controlar la música el doble de rápido que su anterior generación. El Nest Audio promete aprender de nuestros comandos para optimizar la respuesta e incorpora hasta tres micrófonos para entender el ruido ambiente y la habitación donde se encuentra y adaptar automáticamente el sonido.

Con un tamaño de unos 17 centímetros de alto y un peso de 1,2 kilogramos, el Nest Audio es más grande que cualquier otro altavoz de Google, a excepción del Google Home Max. A nivel de conectividad se nos ofrece Bluetooth 5.0, WiFi ac y llega con Chromecast integrado para poder enviar órdenes al televisor y otros aparatos de la marca.

Google Nest Audio Analisis

No tenemos conexión minijack de 3,5mm ni ningún otro puerto más allá de la toma de alimentación. No estamos ante un altavoz inalámbrico, sino que deberá ir conectado a la corriente a través de su cable de 1,5 metros. Google opta por un puerto propio de 30W y 24V. Según nos explica la compañía, se optó por no incorporar un puerto USB-C para "no incrementar el precio del producto". Una decisión que podemos entender ya que la experiencia no habría cambiado especialmente aunque hubiera tenido ese puerto.

Google Nest Audio

Dimensiones

175 x 124 x 78 mm

Peso

1,2 kg

Cable alimentación

1,5 metros

Alimentación

30W / 24 V

Conectividad

Bluetooth 5.0
WiFi 802.11b/g/n/ac (2.4 GHz/5 GHz),
Chromecast integrado

Altavoces

Altavoz de graves de 75 mm (3")
Altavoz de agudos de 19 mm (0,75")

Sensores

Controles táctiles capacitivos (3 zonas táctiles)

Procesador

SoC A53 de cuatro núcleos a 1,8 GHz

Precio

99 euros

Google Nest Audio Altavoz Inteligente (Tiza)

Google Nest Audio Altavoz Inteligente (Tiza)

Un diseño icónico ahora en tamaño grande

Es fácil identificar el Nest Audio como un producto inequívocamente Google. La manera más sencilla de definir el diseño de este altavoz es comparándolo con el Nest Mini. Es la misma estética pero en grande. Se mantiene esa tela llena de agujeros, esas curvas y esa sensación de producto sólido y compacto. Google se enorgullece de que el Nest Audio está fabricado en un 70% de plástico reciclado y particularmente me parece que el resultado es excelente.

Nuestra unidad de pruebas es de un sobrio color gris claro y encaja en todos los sitios, combinando con la madera de los muebles, con el tono oscuro de mi escritorio o en el mármol de la cocina. Como ya ocurre con los altavoces pequeños de Google, este Nest Audio me parece un acierto en diseño porque es sencillo, llamativo y transmite muy buenas sensaciones sin necesidad de utilizar materiales o acabados más refinados.

Diseno Nest Audio

La malla de tela que envuelve el recinto es completamente opaca y no se puede ver lo que tenemos en el interior. Es también un diseño bastante compacto y pese a utilizar el volumen al máximo, no se aprecian vibraciones. La parte inferior es plana y el altavoz es muy estable.

Más allá de su reconocible diseño, el Nest Audio sorprende por su absoluta estabilidad y nula presencia de vibraciones incluso con la música al máximo.

Por la parte frontal el diseño es totalmente limpio, pero tenemos varios añadidos. En primer lugar están los cuatro LEDs centrales, que además de notificar cuando está hablando pueden iluminarse para marcar el porcentaje de volumen o si el altavoz no está escuchando.

Gestos Nest Audio

En la zona superior hay tres zonas capacitivas. Si deslizamos sobre la esquina superior derecha subiremos el volumen, si lo hacemos en la izquierda lo bajaremos y si pulsamos en el centro detendremos o continuaremos la reproducción. Me parece un acierto y es muy cómodo de utilizar. Subir el volumen o bajarlo es rápido y no acostumbra a dar fallos con los gestos. Personalmente me parece una incorporación más práctica y bonita que no los clásicos botones. Bien ahí en diseño.

Boton Silencio Nest Audio

En la parte trasera se rompe ligeramente la finura de la rejilla con un pequeño símbolo de Google y un botón físico para bloquear el micrófono. El debate sobre la privacidad es cada vez más relevante y los fabricantes desde hace tiempo incorporan opciones para tapar el micrófono físicamente. Como si fuera la tapa de la webcam pero a nivel de sonido.

Conector

Si con el altavoz mini consiguieron un diseño icónico, creemos que este Nest Audio es la perfecta continuación a esa idea. Sí nos habría gustado encontrar algún puerto en la zona trasera, por ejemplo conexión minijack.

Uso: este Nest Audio escucha muy bien

"Hey, Google, ponme música rock". Para hacer funcionar el altavoz lo que deberemos hacer es decir en primer lugar la frase comando y posteriormente la orden. Google entiende la mayoría de frases, pero deberán seguir un patrón establecido. Afortunadamente, no cuesta mucho encontrar qué tipo de frases deberemos decirle para que nos proporcione lo que necesitamos. Eso sí, las capacidades del Nest Audio se limitan al asistente de Google y salvo subir o bajar el volumen, no podremos pedirle ajustes de hardware como que apague el equipo o desactive el micrófono.

Las opciones de este Nest Audio son las mismas que otros altavoces de Google. Podemos pedirle que reproduzca listas de canciones si estamos suscritos a Spotify Premium, que ponga alarmas o recordatorios, que envíe un contenido al televisor (si este es compatible con Chromecast) o realizar llamadas de voz. En este último punto, la experiencia es muy buena. Como ahora comentaremos, el trabajo de Google con las voces (tanto entrantes como salientes) es sobresaliente.

El asistente de Google sigue teniendo las mismas opciones, pero la detección de nuestra voz es muy precisa. Seguramente de las mejores del mercado.

Hemos probado a colocar el Nest Audio en distintas habitaciones de la casa y lanzarle órdenes desde distintas distancias y la respuesta es considerablemente mejor que en los dos Google Home Mini que tengo. Pese a colocarnos a una distancia de 10 o 12 metros, el altavoz nos escucha para recibir las instrucciones. Otra prueba que hemos realizado es la de hablarle incluso con el volumen al máximo. Pese a estar a una distancia de ocho metros y la música a tope, el altavoz también nos escuchaba. En esta ocasión sí que teníamos que alzar algo más la voz.

Ajustes Google Home

El altavoz de Google es compatible con móviles Android, dispositivos iOS y cuenta con conectividad Bluetooth 5.0. En los distintos productos que hemos conectado estos días (varios móviles, dos portátiles o el televisor), no hemos tenido ningún problema de sincronización.

Voice Match

Para configurar todo el altavoz utilizaremos la aplicación Google Home. Desde ella veremos qué dispositivos tenemos sincronizados y podremos ajustar la privacidad del dispositivo. Google ha ido mejorando el reconocimiento de voz y para preparar el altavoz no sirve con decir tres veces "Hey, Google", como ocurre en los móviles, sino que Google Home nos solicitará repetir una serie de frases distintas para aprender nuestra voz.

Un sonido limpio, con buen volumen y voces muy cuidadas

El Nest Audio es un serio paso al frente en calidad de sonido, respecto a lo que nos había enseñado Google hasta la fecha. El Google Home Max, no disponible en España, sigue ofreciendo unos graves más pronunciados, pero este Nest Audio tiene un sonido más cuidado, con un nivel general mucho mejor. Nada que ver con el Google Home. Según explica Google, este Nest Audio ofrece un 75% más volumen que la generación anterior y sin poder concretar el porcentaje, el volumen del Nest sí es claramente superior.

En el interior encontramos un midwoofer de 75 milímetros y un tweeter de 19mm. Son cifras superiores a los 50mm del Google Home, prácticamente idénticas al woofer de 3 pulgadas que tenemos en el Echo Plus, pero por debajo de otros altavoces de gama alta como el Echo Studio (woofer de 133mm) o las 3,5 pulgadas del sofisticado Sonos One. No obstante, hay que recordar que el Nest Audio se vende por 99 euros, pero tiene aspiraciones de gama alta.

Nest Audio Interior Interior del Nest Audio. Imagen: Google.

El resultado es muy bueno para su categoría. El sonido es claro, el volumen es alto, hay poca distorsión y los medios están muy bien representados. Si nos tenemos que quedar con un aspecto, es la profundidad y claridad de las voces. De alguna manera, las voces destacan incluso por encima del resto de notas musicales. No solo cuando el asistente habla, también ocurre cuando reproducimos música.

Echamos en falta una mayor contundencia con los graves, pero el sonido del Nest Audio es limpio, claro y con un nivel muy superior al habitual en altavoces de menos de 100 euros.

Como punto más flojo están los graves. Sí es cierto que el Nest Audio incorpora un generoso woofer y hay un salto respecto a otros altavoces como el Nest Mini, pero es un punto donde claramente hay margen de mejora si lo comparamos con otros altavoces más caros. Mientras las voces son excelentes para su nivel, sí hemos escuchado altavoces con graves más rotundos. Están bien representados, pero después de varios días de escucha creemos que hay un mejor trabajo con los tonos medios que con los graves más extremos.

Mediante el chipset incorporado, Nest Audio añade la función Media EQ y Ambient IQ para ajustar el volumen en función del ruido de fondo. Hemos probado el Nest Audio en el salón, el despacho y la cocina y no podemos llegar a afirmar que la diferencia sea significativa.

Multiroom

Una función muy solicitada es el soporte para sonido estéreo. A través de la aplicación Google Home podemos configurar el multiroom, para agrupar varios altavoces de Google y que suenen a la vez. Lo ideal sería tener dos Nest Audio, para que puedan producir un sonido estéreo equilibrado, pero únicamente tenemos acceso a uno. Sí hemos podido probarlo junto a dos Google Home Mini. La experiencia es curiosa, aunque queda algo desbalanceada por la diferencia de calidad entre el altavoz grande y los pequeños. Podemos controlar el volumen de cada altavoz independientemente, pero no termina de encajarnos.

Google ha hecho un buen trabajo en perfilar el audio, especialmente en cuanto a claridad se refiere. Llama la atención que pese a que sí sale cierto aire, el nivel de vibraciones es mínimo. Casi inexistente. Es un punto importante pues normalmente cuando aparecen vibraciones acaba repercutiendo en el sonido.

Al contrario que otros productos como el Chromecast con Google TV o rivales como el Amazon Echo (2020), el Nest Audio no especifica compatibilidad con sonido Dolby Atmos.

Google Nest Audio: la opinión de Xataka

Sonos Audio Review

El nuevo Google Nest Audio está disponible en color negro y gris claro a un precio oficial de 99 euros. Google repite receta con un altavoz sencillo, compacto y con las mismas funciones de su asistente inteligente. A nivel de diseño se apropia del éxito del Nest Mini y lo traslada, acertadamente, a un tamaño más grande.

El Nest Audio no es un producto que cumpla las expectativas de los más audiófilos, pero sí harás las delicias de quienes busquen un altavoz potente y de buen sonido para el despacho o una habitación secundaria. No creemos que tenga el nivel necesario para complementar el televisor pero sí puede ser una opción a tener muy en cuenta para escuchar música en casa. Mientras el Nest Mini se quedaba claramente corto, este Nest Audio sí ofrece una experiencia suficiente interesante para poder convertirse en el altavoz por defecto de la casa, mucho mejor de lo que la mayoría de ordenadores ofrecen.

Por menos de 100 euros, el Nest Audio es un altavoz inteligente muy convincente. Sin aspirar a competir con la gama alta, sí es una de las opciones más interesantes si queremos un altavoz con buen sonido, diseño desenfadado y acceso al asistente de Google.

Hay mucha competencia en el sector de los altavoces inteligentes. Pero este Nest Audio se sitúa en un punto de equilibrio muy acertado. Por su buen diseño, por un sonido cristalino, por un excelente trabajo a la hora de reconocer nuestra voz y por la experiencia del ecosistema de Google. La propuesta del Nest Audio es muy atractiva en calidad/precio y probablemente se convierta en un popular dispositivo para quienes quieran dar un plus al sonido de casa sin rascarse demasiado el bolsillo.

Google Nest Audio Altavoz Inteligente (Carbón)

Google Nest Audio Altavoz Inteligente (Carbón)

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Google. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios