Compartir
Publicidad
DJI OSMO Action, análisis: DJI se estrena en las cámaras de acción por todo lo alto
Análisis

DJI OSMO Action, análisis: DJI se estrena en las cámaras de acción por todo lo alto

Publicidad
Publicidad

DJI ha llegado al mercado de cámaras de acción, y lo ha hecho poniendo toda la carne en el asador. Con la experiencia que viene acumulando la marca con sus drones y diferentes productos enfocados a la creación audiovisual, ha conseguido una cámara de acción que, sin duda, va a competir de tú a tú con otros modelos más establecidos en el mercado.

DJI OSMO Action, especificaciones técnicas

DJI Osmo Action
Dimensiones 65 x 42 x 35 milímetros
Peso 134 gramos
Pantalla frontal 1,4 pulgadas, 300 ppp, 750 nits
Pantalla trasera 2,25 pulgadas, 325 ppp, 750 nits
Sensor 12 Mpx CMOS 1/2,3 pulgadas
Lente f/2.8 145 grados
ISO Foto y vídeo: 100-3.200
Velocidad de obturación 120-1/8000 segundos
Tamaño máximo de imagen 4000 x 3000 píxeles
Calidad de vídeo 4K (16:9): 60, 50, 48, 30, 25, 24 fps
4K (4:3): 30, 25, 24 fps
2.7K (16:9): 60, 50, 48, 30, 25, 24 fps
1080p: 240, 200, 120, 100, 60, 50, 48, 30, 25, 24 fps
720p: 240, 200 fps
Cámara lenta 720p 120, 240 fps, velocidad 4/8
1080p 120, 240 fps, velocidad 4/8
HDR 4K: 30, 25, 24 fps
2.7K: 30, 25, 24 fps
1080p: 30, 25, 24 fps
Bitrate máximo 100 Mbps
Sistema de archivos FAT32 (≤ 32 GB), exFAT (≥ 64 GB)
Formatos soportados JPEG/JPEG+DNG, MOV, MP4 (H.264)
Tarjeta de memoria soportada microSD; Max. 256 GB
Salida de audio 48 KHz; AAC
Batería 1.300 mAh, 5.995 Wh, 3,85 V
Soporta entre -10º y 40ºC
Autonomía media 111 minutos (a 1080p/30 fps sin EIS)
91 minutos (a 4K/30 fps con EIS)
64 minutos (a 4K/60 fps sin EIS)
Carga 88 minutos
Conectividad Wifi: FCC/CE/SRRC: 2.400-2.4835 GHz, 5.725-5.850 GHz MIC: 2.400-2.4835 GHz
Bluetooth 4.2
Precio 379 euros
DJI Osmo Action CAM Cámara de acción con Dos Pantallas Sumergible hasta 11m 4K HDR-Video 12MP 145° Angular Negro (OSMO Action)

DJI Osmo Action CAM Cámara de acción con Dos Pantallas Sumergible hasta 11m 4K HDR-Video 12MP 145° Angular Negro (OSMO Action)

Diseño "estandar" con una gran sorpresa delantera

Dentro de las cámaras de acción podríamos pensar que todo está inventado, que ya, al menos en el diseño, apenas se podía innovar, pero DJI lo ha hecho. Más allá de que en la forma es muy parecida a otras opciones del mercado, con forma rectangular, lente sobresaliente y una pantalla trasera, en la OSMO Action nos encontramos con una pantalla delantera. Y no una en la que simplemente recibamos información sobre la grabación, como en las GoPro. En esta podremos ver exactamente lo que estemos grabando en el momento, al igual que lo podríamos hacer con la pantalla trasera.

Pantalla Delantera

Hablamos de una pantalla de 1,4 pulgadas y 300 ppi, que aunque no sea un panel excelente, cumple con su cometido. Ayuda a la hora de encuadrar cualquier plano "selfie" que queramos realizar, facilitando mucho todas las situaciones de autograbado. Este es uno de los aspectos en los que DJI ha querido hacer más hincapié con esta cámara de acción, ya que, según la propia marca, es una cámara dirigida a los creadores de contenidos. Esta pantalla, junto al estabilizador RockSteady (del que hablaremos más adelante), hacen que el crear contenido sea, al menos, mucho más fácil e intuitivo.

En cuanto al acabado, nos encontramos con un plástico rugoso que hace que se sienta como una cámara realmente robusta en mano. De hecho, pude poner a prueba esa robustez con un par de caídas y la cámara se vio intacta, sin ni siquiera un rasguño.

Pantalla

En la parte trasera de la cámara, nos encontramos con una pantalla táctil de 2,25 pulgadas y 325 ppi y un brillo de 750 nits (al igual que la pantalla delantera). Brillos que hacen que la experiencia a la hora de usar la cámara en exteriores sea buena, pudiendo usarla en cualquier situación lumínica. Eso sí, al usar las pantallas, notamos un lag de lo que estamos grabando, un retraso respecto a lo que pasa en la escena de más o menos 0,5 seg, que marea bastante a la persona que este usando la cámara. Esperamos que DJI arregle con una actualización temprana.

En la parte delantera, nos encontramos con la pantalla mencionada anteriormente y la lente que sobresale. Incluye, además, un protector UV enganchado mediante rosca a la propia lente. Este sistema sirve para poder intercambiar diferentes filtros según la escena que queramos grabar, dándonos la opción de poder montar filtros ND o polarizadores con un mecanismo rápido y hermético. Eso sí, debemos tener en cuenta que si no tenemos ningún “protector” enganchado sobre la lente, la cámara pierde su impermeabilidad.

Osmo Action

Justo debajo de esta lente, nos encontramos un disipador que ayuda a que esta cámara pueda operar en temperaturas desde -10º hasta 40º. Por otra parte, en los laterales de esta pequeña cámara nos encontramos toda la botonera. En la parte superior tenemos el botón de encendido y el de REC; en el inferior, el compartimento de la batería, que se podrá extraer con dos botones deslizables que someten bastante resistencia (por la impermeabilidad). En el lateral derecho nos encontraremos con el altavoz y uno de los botones que sirven para extraer la batería y en el izquierdo con el botón de “QuickSwitch”, que servirá para poder cambiar de modo dentro de la cámara. Junto a él está el compartimento para la MicroSD y el puerto USB tipo C, al que también será difícil acceder, al ser un botón que ofrece mucha resistencia, otra vez por la impermeabilidad.

Una batería casi más resistente que la cámara

Hasta 11 metros bajo el agua es a lo que puede llegar esta cámara sin ningún tipo de añadido, según el propio fabricante. Una distancia considerable, superando ya la atmósfera de presión. Nosotros la hemos sumergido, no a tanta profundidad eso sí, y ha respondido correctamente.

Además, tal y como hemos comentado antes, es una cámara robusta, resistente a polvo y caídas comprobadas de hasta 1,5 metros. Por otro lado, es capaz de operar en condiciones de temperatura adversas, desde -10º hasta 40º de temperatura.

En cuanto a la batería, según DJI puede llegar a una autonomía de hasta 64 minutos grabando en 4k a 60fps, algo que no está nada mal teniendo en cuenta sus 1300mAh. A nosotros nos ha llegado a dar, en una prueba intensiva de grabación continua en 4k a 30fps, alrededor de 1 hora y 10 minutos de metraje hasta que terminase la batería.

Eso sí, en el tiempo de carga y en nuestra experiencia, nos ha dejado un poco más fríos, completando una carga en alrededor de 90 minutos. Es recomendable, por tanto, tener siempre una segunda batería, sobretodo en viajes y situaciones de largas jornadas de rodaje.

Un software intuitivo y con diversas opciones

Con esta OSMO Action, DJI se estrena en el mundo de las cámaras de acción pero no en el audiovisual, y eso se ha notado por ejemplo en el software. DJI viene haciéndolo muy bien en su software de todos sus productos, desde sus drones hasta gimbals: ha conseguido que la experiencia del usuario sea completamente intuitiva, haciendo que alguien que nunca haya ni siquiera cogido un drone pueda usarlo sin ningún problema (teniendo en cuenta las restricciones, por supuesto). En este caso nos encontramos con la misma situación, DJI ha conseguido un software muy simple e intuitivo que a su vez nos da las opciones necesarias para los que queremos un punto más que simplemente darle al botón de grabar en modo automático.

Menu 1

Una vez encendemos la cámara, nos encontramos con la información “habitual”, es decir, batería, modo en el que estamos y tiempo de grabación restante en la memoria. Aquí nos podremos mover con gestos:

  • Si deslizamos de arriba a abajo veremos un panel de “opciones”, en el cual podremos activar la rotación de la pantalla, el brillo o el control por voz entre otras cosas.
  • Si deslizamos de abajo arriba veremos la opción de poder cambiar la resolución en la que estamos grabando o sacando las fotos.
  • Deslizando de izquierda a derecha podremos acceder a la galería de la cámara.
  • Deslizando de derecha a izquierda tendremos las opciones de grabación/disparo. Aquí podremos disparar en automático o bien configurar la cámara en modo manual, pudiendo jugar con el ISO, la velocidad de obturación y el balance de blancos.

Y algo muy interesante dentro de este menú, además de que podremos activar que las fotos se guarden en formato RAW, es que podremos elegir el estilo de color con el que queramos grabar, pudiendo elegir entre color estándar y D-Cinelike, que nos ofrecerá un color mucho más plano para poder retocar en postproducción, buen punto por parte de DJI.

Menu2

Más allá de los gestos, mediante el botón de “QuickSwitch” podremos acceder a los diferentes modos de la cámara, que nos ofrece las siguientes opciones de vídeo y foto:

  • Vídeo: opción de vídeo “normal”, con resoluciones desde 720 a 240fps hasta 4k a 60fps.
  • Vídeo HDR: opción de video con mayor rango dinámico, con resoluciones de entre 1080p a 30fps hasta 4k a 30fps. Esta opción pierde la función de EIS “RockSteady”.
  • SlowMotion: opción para grabar en cámara lenta 8x en resoluciones 720p y 1080p.
  • Timelapse: opción para grabar timelapses y Hyperlapses (foto cada 0,5seg)
  • Foto: opción para sacar fotografías en JPG y RAW. Resolución 4000x3000.
  • Otros: tenemos la opción de añadir modo burst, AEB y timer (temporizador).

Lo que más echamos de menos son algunas configuraciones extra en el audio, que aunque su calidad no esté mal, no nos deja ni modificar niveles.

Además también contamos con la opción de usar la aplicación de DJI Mimo para poder controlar a distancia la OSMO Action. Esta opción no va más allá de ser una extensión de la pantalla trasera de la cámara. Puede llegar a sernos útil para poder sacarnos, por ejemplo, "selfies de paisaje".

Y siguiendo con el tema de los selfies, tenemos el gran recurso que supone poder recurrir a la pantalla delantera. Esta la podremos activar de tres distintos, e intuitivos modos:

  • Mediante comando de voz, diciendo "screen switch".
  • Con una pulsación larga en el botón "QS".
  • Con un doble toque a dos dedos en la pantalla trasera.
Gif Hyperlapse

Calidad a la altura de lo esperado

Las especificaciones en cuanto a resolución y fps de esta cámara son impecables, las que se esperan de una cámara de su rango en pleno 2019, con resoluciones de hasta 4k a 60 fps en relación de aspecto de 16:9 y 1080 en una cámara lenta de 240 fps (8x). Pero tenemos que tener en cuenta que, en una cámara de estas dimensiones, no podemos esperar algo mucho más avanzado a lo que nos podemos encontrar en la calidad de grabación que vemos en nuestros smartphones, y es que el tamaño de los sensores son prácticamente iguales en ambos productos.

DJI OSMO Action

Huawei P30 PRO

Lente

f/2.8 145 grados

f/1.6 (lente principal)

Sensor

12 Mpx CMOS, 1/2,3 pulgadas

40 MPX,1/2,7'(sensor principal)

Al ser un sensor de tan reducido tamaño (mismo sensor que el Mavic 2 Zoom), tenemos que tener en cuenta que, al igual que en los smartphones, la calidad no es equiparable a cámaras con sensores mayores, sobretodo en condiciones de poca luz, en las que (aunque sea entendible) se ven más limitados. Pero más allá de eso, la calidad que nos ofrece esta DJI OSMO action es buena, con las limitaciones que podemos esperar, pero buena.

Uno de los aspectos en los que más se suelen resentir estos sensores suele ser en el rango dinámico, pero DJI ha centrado sus esfuerzos en esta área. Y es que además de poder conseguir algo más de rango dinámico con el perfil de color plano, han incorporado la opción de grabar en HDR (alto rango dinámico), opción que eleva las opciones de esta cámara, y se nota.

Al usar este modo en paisajes, contraluces y situaciones en las cuales necesitemos captar más información en la imagen, se consiguen resultados espectaculares visualmente. Pero, eso sí, este modo no es para todas las situaciones, y es que al usarlo perdemos la EIS (estabilización electrónica) RockSteady, con lo cual deberemos tener mucho cuidado en los movimientos que realizamos con esta cámara en el modo video HDR.

Y siguiendo con el hilo de la estabilización, hablamos de uno de los puntos en el que DJI ha conseguido algo que no era nada fácil: estar al nivel e incluso superar a la estabilización HyperZoom de GoPro. Aquí, tal y como hemos estado repitiendo durante todo el artículo, se nota el trabajo que DJI viene haciendo en sus drones y gimbals, logrando una estabilización genial, fluida y constante, pudiendo hacer varios movimientos de cámara con nuestras manos sin necesidad de ningún gimbal (ni siquiera un palo).

En todo caso, hemos visto que la calidad en vídeo es buena, sobre todo en condiciones de buena luz, que es en las que se suele usar este tipo de cámaras. Y es que a la mínima que vemos que baja la luminosidad de la escena, notamos que el sensor sufre y mete ruido a la imagen, algo que era de esperar en un sensor de este tamaño.

En cuanto a la fotografía, se agradece la opción de poder disparar en RAW, dándonos un archivo de mucha más información que poder editar en postproducción. Es uno de los puntos que diferencia a esta cámara de acción de un smartphone en el apartado fotográfico (y algunos ya tienen esta opción). Con una deformación de lente de 145º, vemos ese gran angular que le da un toque especial a ciertas fotografías, en las que podemos intentar jugar con la perspectiva de objetos.

Opinion

DJI Osmo Action, la opinión de Xataka

Tras poder probar esta DJI Osmo Action, la apuesta de la marca es clara: ganar terreno en este sector respaldándose en su trayectoria dentro del mundo audiovisual. Con un enfoque muy claro hacia gente del sector que busque una cámara versátil con una buena calidad de imagen y con la posibilidad de meterla en cualquier zona a las que otras cámaras “no pueden llegar”.

Además, y respecto a sus rivales, vemos que DJI ha sabido diferenciarse con su primera cámara de acción añadiendo cosas que aportan, como la pantalla delantera o el vídeo HDR. El HDR aporta mucho en las situaciones de deportes de acción en las que, por lo general, se graba en escenarios naturales y piden un alto rango dinámico.

La nueva DJI Osmo Action cumple con creces como cámara de acción, pero es eso, una cámara de acción

Nuestra gran duda, después de haberla probado, es si una cámara como ésta puede tener sentido más allá de las situaciones habituales en las que se necesita una cámara de acción. Es decir, si tiene sentido apostar por este hardware específico en otras situaciones donde simplemente usando el teléfono móvil vas a conseguir una calidad similar sin necesidad de cargar con una cámara adicional.

DJI quiere posicionar la cámara también como accesorio habitual para los creadores de contenido, y es ahí donde no lo tenemos claro. Como cámara de acción hemos visto que cumple perfectamente, pero como cámara del día a día y en situaciones menos arriesgadas, las limitaciones son muy parecidas a las que ofrece un teléfono móvil de gama alta. Y ahí la batalla la tiene ganada el teléfono móvil, porque siempre llevamos en el bolsillo.

DJI Osmo Action CAM Cámara de acción con Dos Pantallas Sumergible hasta 11m 4K HDR-Video 12MP 145° Angular Negro (OSMO Action)

DJI Osmo Action CAM Cámara de acción con Dos Pantallas Sumergible hasta 11m 4K HDR-Video 12MP 145° Angular Negro (OSMO Action)

Este dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de DJI. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio