Publicidad

BMW X2 City, análisis: así es la vida urbana en un patinete eléctrico de 2.400 euros
Análisis

BMW X2 City, análisis: así es la vida urbana en un patinete eléctrico de 2.400 euros

Publicidad

Publicidad

Es un hecho que la movilidad está cambiando en las grandes ciudades. Los Vehículos de Movilidad Personal se han convertido en un gran aliado para intentar reducir el tráfico en las urbes pero sobre la masificación de los patinetes eléctricos destaca uno: el BMW X2 City.

Firmado por la división de motocicletas del fabricante alemán, BMW Motorrad, este patinete eléctrico está por encima de la media en prácticamente todo así que nos hemos puesto a sus mandos para ver qué nos ofrece por los, respira, 2.399 euros que cuesta.

BMW X2 City, Especificaciones técnicas

VELOCIDAD 8, 12, 16, 20 o 25 km/h
AUTONOMÍA 25 - 35 km
PESO 20 kg
BATERÍA 408 Wh
TIEMPO DE CARGA 2,5 horas
FRENOS Magura de disco en ambos ejes
PRECIO 2.399 euros

BMW X2 City: un patinete eléctrico que va sobrado en casi todo

Patinete Bmw X2 City Prueba 008

Es fácil reconocer al BMW X2 City. Este patinete eléctrico alemán destaca contra cualquier otro patinete que podamos ver por la ciudad. Es grande, bastante grande de hecho, y tiene un aspecto robusto y contundente, muy al estilo alemán.

El cuerpo principal del X2 City está compuesto por un bastidor de tubo de acero soldado de vigas gruesas en cuyos extremos se acoplan sendas ruedas de 16 pulgadas con neumáticos con cámara. En la parte superior se alza un manillar con regulación en altura para dar cabida a estaturas entre 160 y 190 cm.

Un pequeño display en el lado derecho del manillar es el centro neurálgico del X2 City. Cuatro botones nos sirven para encender/apagar, regular la potencia y conectar las luces (LED delante y detrás) y una pequeña pantalla monocromática nos indicará el estado de la batería, nivel de potencia, velocidad y un parcial con información sobre el uso, distancia recorrida, autonomía...

La personalidad única del X2 City también reluce en su modo de uso, y es que no se lleva ni como una moto ni como un patinete tradicional. En la mano derecha tenemos el freno trasero, en la izquierda el freno delantero... ¿y el acelerador? Pues BMW lo ha situado en la parte trasera en forma de pedal que pulsaremos con el pie no dominante.

Patinete Bmw X2 City Prueba 012

Hay que reconocer que al principio este funcionamiento requiere de un cierto proceso de adaptación, sobre todo a la hora de reemprender la marcha después de una parada en un cruce. Cada vez que pulsamos uno de los frenos la aceleración se desactiva y habrá que volver a pisar para retomarla.

La potencia máxima del motor situado en la rueda trasera la seleccionamos en el cuadro de mandos en niveles de 1 a 5, y estas potencias las conseguiremos pisando de 1 a 5 veces el pedal para convertirlo en velocidades de 8, 12, 16, 20 o 25 km/h. Las velocidades más bajas realmente no son muy útiles salvo en entornos muy complicados o buscando maximizar la autonomía. Homologado como Pedelec25, su velocidad máxima es de 25 km/h y los alcanza con facilidad.

Patinete Bmw X2 City Prueba 016

En la práctica usaremos siempre los 20 o 25 km/h y eso, por supuesto, hace que la distancia que podemos recorrer se vea mermada. Aún así, el indicador de autonomía es bastante preciso y tendremos asegurados 25 km de autonomía siempre, aunque la entrega de potencia se recorta considerablemente en el último tramo de carga de la batería.

Teniendo en cuenta la capacidad de la batería y si lo unimos a su peso y tamaño elevados, los 408 kWh se nos antojan un tanto escasos pues en un uso normal resulta un tanto complicado ir mucho más allá de los 25 km de autonomía, resultando éste su punto flaco frente a otras opciones como el Xiaomi Mi Scooter Pro, su batería de 474 kWh y hasta 45 km de autonomía.

Patinete Bmw X2 City Prueba 007

La parte ciclo del BMW X2 City está claramente por encima de la media. Su chasis es extremadamente robusto y eso tiene un punto bueno y uno malo. La estabilidad es realmente brillante y dejándolo rodar en descensos más allá de los 50 km/h no ha mostrado ni el más mínimo atisbo de precisión.

Como contrapartida, al carecer de cualquier suspensión, los baches se traducen en incómodas y secas sacudidas hasta el punto de hacer que manteniendo pulsado el acelerador, la potencia se corte durante un par de segundos hasta que se reactiva por sí misma.

Patinete Bmw X2 City Prueba 020

Los frenos son de disco en ambos ejes y están firmados por el especialista Magura. Su capacidad de frenado es exagerada si la comparamos con cualquier otro VMP del mercado y unido a sus ruedas de gran diámetro y neumáticos con buena adherencia permiten deceleraciones contundentes. Eso sí, al no contar con ABS se pueden bloquear.

Cómodo en marcha, incómodo en parado

Patinete Bmw X2 City Prueba 025

Las características de construcción del BMW X2 City condicionan también su uso más allá de cuando vamos montados sobre él. El sistema de plegado (con cierre de seguridad) sólo permite doblar el manillar sobre la plataforma principal, por lo que sigue siendo un objeto realmente voluminoso que tener aparcado dentro de casa o en el trabajo.

Su tamaño es superior al de una bicicleta plegable, así que para llevarlo en el trasporte público en plena hora punta también puede resultar excesivamente voluminoso. Del mismo modo su peso de 20 kg y lo difícil que resulta de coger son un impedimento a la hora de subir o bajar escaleras o meterlo en el autobús o el tren.

Patinete Bmw X2 City Prueba 024

Para recargar la batería del X2 City podremos hacerlo de dos maneras: conectando el cargador directamente a la toma situada en el lado izquierdo o, para aquellos que no puedan tenerlo aparcado dentro de casa, extraer la batería alojada bajo la plataforma bajo llave. Todos los conectores son magnéticos, a prueba de fallos, algo que se agradece.

El tiempo para realizar una recarga completa conectado a un enchufe doméstico es de 2,5 horas, lo que resulta relativamente rápido para poder recorrer otros 25 km.

BMW X2 City: 2.399 euros de patinete eléctrico de lujo

Patinete Bmw X2 City Prueba 011

Con un precio de 2.399 euros, el BMW X2 City no es precisamente un patinete eléctrico barato. Su precio es el equivalente a tres patinetes de los que ya podríamos considerar bastante caros, pero en la casa alemana tienen muy estudiado cuál es su perfil de cliente: mediana edad, poder adquisitivo alto y desplazamientos en los que combina poco o nada con el transporte público.

BMW ha decidido jugar en su propia liga con este X2 City, y tanto es así que por debajo se han dejado espacio para incluir un segundo modelo, más en la línea de otros VMP generalistas, que será bastante más barato y llegará bajo la denominación E-Scooter.

Patinete Bmw X2 City Prueba 017

Por lo tanto será difícil de ver muchos BMW X2 City por las calles. Este modelo resulta una muestra de capacidad de BMW, un VMP a precio de moto pero que sobresale en la mayoría de aspectos contra otros productos comparables.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir