Compartir
Publicidad
Publicidad

Convertir un disco duro en reproductor multimedia

Convertir un disco duro en reproductor multimedia
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque el especial sobre discos duros multimedia lo vamos a centrar en equipos que se han pensado desde el principio como reproductores, una opción muy interesante es convertir un disco duro en un reproductor multimedia.

Este tipo de accesorios son ya muy conocidos y son una opción que cada día gana más adeptos, pues son soluciones económicas, que no nos limitan, podemos llevarlas de un lado a otro y sobre todo, muy sencillas de usar. No tenemos que preocuparnos más que de guardar el contenido en cualquier disco duro o incluso una memoria USB, y listo.

Convertir un disco duro en reproductor multimedia con un solo accesorio

Si lo pensamos fríamente, poder aprovechar discos duros externos que ya tenemos en casa o memorias USB que ya son de buena capacidad (y muy manejables) para que se conviertan en nuestros discos duros multimedia del salón digital es la mejor opción. Si es lo que buscas, en el mercado podemos encontrar unos cuantos productos que nos servirán perfectamente.

Su funcionamiento no puede ser más sencillo. Ahí radica su potencial y éxito. El aparato en cuestión lo conectamos al televisor. Luego, añadimos al puerto USB el disco duro que queramos. No tiene por qué ser un disco multimedia, pues es el accesorio el que se encargará de leer los archivos y reproducirlos adecuadamente.

Ventajas de convertir un disco duro en reproductor multimedia

  • Cualquier disco duro o memoria se convierte en reproductor multimedia.
  • Más sencillo de transportar y mover que un disco tradicional.
  • Actualizaciones constantes para soportar nuevos formatos.
  • Más sencillo imposible el aumentar la capacidad del equipo.

Inconvenientes de convertir un disco duro en reproductor multimedia

  • Sus funcionalidades están limitadas.
  • Precio más caro que soluciones autónomas.

discos_duros_multimedia_todos.jpg

Western Digital WD TV HD Media Player, el rey

Si tenemos que hablar de un equipo para convertir un disco duro cualquiera en reproductor multimedia, el Western Digital WD TV HD Media Player tiene que ser el primero. Es el más famoso y valorado por los usuarios, y además por méritos propios, como pudimos comprobar en el análisis que le realizamos.

wdfWDTV.jpg

Con un precio de unos 100-120 euros, el WD TV HD Media Player destaca por ofrecer salida HDMI compatible con vídeo a 1080p, soporte para subtítulos y contenedor MKV, dos puertos USB, ser muy compacto y tener actualizaciones periódicas para mejorar sus prestaciones.

Indispensable si ya tienes un buen disco duro que quieres aprovechar como reproductor multimedia.

Iomega ScreenPlay TV Link Multimedia Adaptor, compacto y con buen precio

Si el precio del modelo de Western Digital se nos sale de presupuesto, por 75 euros podemos encontrar en el mercado otro equipo de similares características. Hablo del Iomega ScreenPlay TV Link Adaptor, de funcionamiento idéntico: nos sirve como elemento para poder reproducir el contenido de discos duros o memorias que no pueden trabajar con los archivos directamente.

iomega-screenplay-tv.jpg

En este modelos también contamos con salida HDMI aunque compatible solamente con vídeo a 1080i. El ScreenPlay TV Link soporta una buena cantidad de formatos pero no el contenedor MKV para vídeo de alta definición.

Su punto fuerte es sin duda su tamaño compacto y precio más asequible, aunque recordemos que necesitaremos un disco duro externo o memoria USB para darle funcionalidad.

Freecom MediaPlayer XS

Una tercera opción interesante en el mercado de los adaptadores multimedia para discos duros es el Freecom MediaPlayer XS, con un precio de 75 euros.

Es el modelo más básico, no lleva puerto HDMI y no trabaja con alta definición. Lleva un solo puerto USB y lo único reseñable es que su peso es de solo 70 gramos.

l_00490348.jpg

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos