Nueva demostración de la fuerza de China sobre sus "Big Tech": Didi deja Wall Street y opta por la Bolsa de Hong Kong

Nueva demostración de la fuerza de China sobre sus "Big Tech": Didi deja Wall Street y opta por la Bolsa de Hong Kong
Sin comentarios

Nueva —y contundente— demostración del poder que puede llegar a ejercer China sobre sus tecnológicas. Tras meses de sonados encontronazos con la Cyberspace Administration of China (CAC), el organismo regulador del gigante asiático, la compañía Didi ha decidido dar marcha atrás, retirarse de la Bolsa de Nueva York y preparar una nueva oferta de acciones en el parqué de Hong Kong. El movimiento no es casual. Ni fortuito. La decisión del gigante tecnológico del transporte con sede en Beijing —conocida popularmente como el “Uber chino”— llega tras meses de fuertes tensiones y presiones por parte de las autoridades chinas por su cotización en Wall Street.

Su decisión de colocar una oferta de acciones valorada en cerca de 4.400 millones de dólares el 30 de junio —recuerda el diario Cinco Días— no gustó al regulador tecnológico chino, que puso en marcha su poderosa maquinaria. Los responsables del CAC ordenaron a Didi que dejase de registrar nuevos usuarios y vetó 25 de sus aplicaciones móviles en las tiendas.

Una decisión "estudiada" tras meses de presiones

¿El motivo? Según Reuters, poco antes del estreno de Didi en Wall Street las autoridades chinas habían empezado a investigarla por prácticas antimonopolio. Otra de las claves sería la seguridad nacional y el interés público. “El Estado no puede permitir que [las tecnológicas] se conviertan en legisladores para la recopilación y el uso de información personal. Los estándares deben estar en manos del Estado para garantizar que esos gigantes ejerzan moderación en la recopilación de información personal. Especialmente para empresas como Didi, que cotizan en EE.UU.”, deslizaba el Global Times, medio ligado al Ejecutivo chino, en una tribuna de la que Xataka se hizo eco en julio.

Casi medio año después de su estreno en Wall Street, Didi sigue bajo investigación y el valor de sus acciones —informan Cinco Días y El País— se habría desplomado casi un 45%. Con ese telón de fondo, el viernes la compañía anunciaba sus planes de dejar la Bolsa de Nueva York. La decisión, fruto de un “minucioso estudio” —según detalló la empresa en su cuenta oficial de Weibo—, ya está aprobada por su consejo de administración y la firma plantea ahora que los títulos que retira del parqué neoyorquino sean convertibles en acciones de otros mercados internacionales.

El de Didi, un gigante de su sector, con el control del 90% del negocio del vehículo compartido en China, es solo uno más en la lista de presiones del gigante asiático hacia sus “Big Tech”. Es más, la nómina suma y sigue. Como ya os contamos en julio, ejemplos hay de sobra, en especial desde el proyecto de ley de noviembre de 2020 que endureció las normas antimonopolio.

Hace poco más de un año, Ant Group vio cómo se suspendía su salida a bolsa por 34.500 millones de dólares. Poco antes su responsable se había mostrado crítico con la regulación financiera china. Meses después, en marzo de 2021, Didi Chuxing y otras compañías, incluida Meituan, Nice Tuan y el grupo Alibaba, recibían multas de 200.000 dólares; y en julio el organismo SAMR bloqueaba la fusión de Tencet con las firmas de videojuegos Huya y DouYu. El caso Didi suma ahora un nuevo capítulo en la política China con sus "Big Tech", aplaudida por quienes valoran su control de los datos de los usuarios y vista con recelo por por el daño que podría ocasionar a la competitividad del sector.

Imagen de portada | Didi

Temas
Inicio