Compartir
Publicidad
Publicidad

Samsung Gear Sport, de vuelta a los orígenes

Samsung Gear Sport, de vuelta a los orígenes
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samsung ha aprovechado la IFA 2017 para poner a punto su catálogo de wearables, enfocándose especialmente en los más relacionados con la actividad física y el deporte. Hace una semana se le escapó la presentación de la Gear Fit 2 Pro, que ahora sí es anunciada oficialmente. A ella le acompaña otro dispositivo corporal, el Gear Sport, con la misma vocación deportiva pero en formato reloj, no pulsera.

El Gear Sport recupera parte de la esencia del Gear S2 Sport con su diseño circular y minimalista, más contenido y limpio que el del Gear S3, mucho más grande y recargado. Este regreso al estilo del S2 es una declaración de intenciones: supone volver al punto de inflexión de Samsung en los wearables, a sus verdaderos orígenes tras los primeros experimentos, a cuando se empezó a apostar por diseños menos recargados e interfaces circulares, y se dejó atrás el estilo de los Galaxy Gear o el Gear S original con su pantalla rectangular y curvada, mucho más aparatoso pero que dio paso a una generación mucho mejor preparada para nuestras muñecas... y para los escaparates.

Samsung Gear Sport, ficha técnica

Samsung Gear Sport

Diseño

42,9 x 44,6 x 11,6 mm, 50 gramos (sin pulsera). Colores: azul y negro. Resistencia al agua 5 ATM.

Pantalla

Super AMOLED 1,2" circular, resolución 360 x 360 (302 ppp), Gorilla Glass 3.

Software

Tizen.

Procesador

Dual Core 1 GHz.

Memoria

RAM 768 MB. Almacenamiento 4 GB.

Conectividad

Bluetooth 4.2, Wi-Fi b/g/n, NFC, GPS / GLONASS / Beidou.

Sensores

Acelerómetro, giroscopio, barómetro, HRM, luz ambiente.

Batería

300 mAh, carga inalámbrica.

Compatibilidad

Samsung Galaxy: con Android 4.3 o superior. Otros: con Android con 4.4 o superior. iPhone: a partir del 5 con iOS 9 o superior

Precio

Por confirmar.

Las especificaciones mantienen muchas de las características del S3, como la RAM de 768 MB, los 4 GB de almacenamiento (pensados sobre todo para poder sincronizar música en él y no depender del teléfono para escucharla) o el procesador de dos núcleos a 1 GHz. También integra GPS, novedad respecto al S2, así como GLONASS y Beidou. Galileo, el sistema de navegación europeo, se queda fuera de la ecuación. Veamos a continuación el resto de especificaciones.

El diseño, continuista

Gear Sport

La familia Gear de Samsung es, desde que llegó el S2 de 2015, una de las que más continuidad han tenido tanto en la compañía como si miramos la evolución de otros fabricantes. El Gear Sport no es una excepción y mantiene la pantalla circular que se ha convertido en su seña de identidad.

La pantalla es de 1,2 pulgadas, el mismo tamaño que en el S2 y algo más pequeña que la del S3 (1,3 pulgadas). En anteriores generaciones se presentaron distintas variantes como Sport o Classic, pero el Gear Sport solo llega en un mismo diseño con tintes deportivos y cuya única opción de personalización es escogerlo en azul o en negro. Su nombre es aclaratorio: aunque está pensado para llevarlo encima durante las veinticuatro horas, es la opción para quienes tienen ambiciones algo más deportivas.

Tizen y bisel giratorio

Gear Sport Xataka

Por supuesto, mantiene el uso de Tizen y la navegación mediante el bisel circular giratorio para moverse por la interfaz, apagar notificaciones o incluso escribir en el teclado adaptado. Utilizar Tizen como sistema operativo da más control a Samsung, que desarrolla tanto el hardware como el software, que si estuviese usando Android Wear. Como contrapartida, no cuenta con las aplicaciones de Google (Gmail, Google Maps, Chrome, etc), algo que se compensa con el desarrollo de aplicaciones alternativas por parte de Samsung.

El Gear Sport incluye algunas de las funciones habituales de generaciones anteriores, como la opción de usarlo a modo de mando a distancia (para hacer presentaciones con PowerPoint o usar las Gear VR, por ejemplo), pagar mediante Samsung Pay o controlar los dispositivos del Internet de las Cosas que el fabricante surcoreano tiene en su catálogo.

Gear Sport Lifestyle Bike Black 2p Rgb

No obstante, hay algunas novedades que llegan a este modelo y comparte con el Gear Fit 2 Pro:

  • Resistencia al agua. Tiene calificación 5 ATM de 50 metros bajo condiciones específicas, así que podemos mojarlo en la ducha o bajo la lluvia sin preocuparnos, aunque no está recomendado usarlo para bucear o sumergirlo en aguas profundas.

  • Seguimiento en el agua. Para hacer largos en una piscina sí está recomendado, y de ello hace uso Speedo On, la última app de entrenamiento acuático de la empresa líder en productos de baño. Registra el número de largos, tiempos de cada vuelto, estilo y demás.

  • Monitorización avanzada de las pulsaciones. Registra continuamente la actividad cardíaca, tanto en reposo -las horas de sueño- como en actividad, ya sea la habitual del día a día o mientras hacemos deporte a alta intensidad. Según la compañía, se ha mejorado la precisión.

  • Detección automática de la actividad. Si vamos a andar, correr, montar en bici u otro tipo de actividades dinámicas, como el baile o el baloncesto, el Gear Sport lo sabe sin que tengamos que decírselo. Automáticamente comenzará a registrarlo.

  • Personalización de la motivación. Si queremos cuidarnos y tener un estilo de vida más saludable (menos Doritos y más zumba, por ejemplo), podemos indicárselo al reloj, que personalizará los objetivos y alertas en base a lo que queramos.

Samsung Gear Sport B

Además, el Gear Sport viene con algunas colaboraciones premium con apps de renombre, como Under Armour Record, Spotify, MyFitnessPal, MapMyRun o Endomondo. Todas pensadas en la salud y la actividad, ya que sirven para monitorizar carreras y entrenamientos en bicicleta o a pie o controlar la nutrición diaria. Y de fondo, Spotify para escuchar música mientras tanto.

Autonomía, rendimiento, conectividad

Combo Lifestyle Group Running 2p Rgb

El Gear Sport tiene una autonomía de 300 mAh. Es la misma capacidad que tenía el Gear S2 en su versión 3G (con conectividad de datos incorporada), pero algo inferior a la del Gear S3 (380 mAh), algo más que comprensible teniendo en cuenta la diferencia de tamaño entre ambos: el S3 era realmente grande.

La batería es más que prometedora y difícilmente nos dejará tirados. Por otro lado, esperábamos la llegada de Bluetooth 5.0 como en Galaxy S8 y Note 8

En nuestro análisis del Gear S2 en su versión base, con 250 mAh de capacidad, ya indicamos que su batería permitía sobrepasar la frontera del día incluso con un uso intensivo. El Gear Sport tiene el mismo tamaño de pantalla pero su batería tiene un 20% más de capacidad, así que todo lo que podemos esperar de él en este sentido es que mejore el desempeño de su antecesor y nos permita llegar aún más holgados al final de la jornada, incluso si practicamos algún deporte o somos especialmente intensos en el uso del reloj. La carga, inalámbrica, es compatible con superficies de carga WPC y PMA.

Sobre el rendimiento poco podemos decir hasta que lo tengamos en nuestros manos, pero como apuntamos antes, el control que da a Samsung el desarrollo tanto del hardware como del software se traduce en una interfaz fluida que en versiones anteriores nunca dio problemas en este aspecto.

Entre los "peros" que podemos poner a este nuevo smartwatch de Samsung está la ausencia de Bluetooth 5.0 que sí llegó al Galaxy S8. Se queda en la versión 4.2, así que nos perdemos las novedades de este salto, como la mejora de la calidad del sonido, el alcance que se cuadriplica o la velocidad de transferencia que se duplica.

Versiones y precios del Gear Sport

Las versiones del Gear Sport únicamente son las de los dos colores en que llega, negro y azul. No hay variaciones en cuanto a tamaños de la caja ni materiales de la misma. De momento no conocemos su precio ni la fecha en que comenzará a comercializarse, actualizaremos este artículo tan pronto se haga pública esta información.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos