Publicidad

En este vídeo vemos el asombroso vuelo de un drone autónomo a toda velocidad esquivando obstáculos

En este vídeo vemos el asombroso vuelo de un drone autónomo a toda velocidad esquivando obstáculos
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si la idea que tienes de los drones autónomos es la de vehículos voladores mas bien torpes, olvídate definitivamente de esa percepción. Este vídeo demuestra cómo son capaces de volar a 50 kilómetros por hora esquivando obstáculos de una forma precisa y hasta algo kamikaze.

Esta demostración forma parte de un proyecto del estudiante Andrew Barry del MIT para demostrar que es posible conseguir drones autónomos que no sufran percances sin necesidad de sofisticado, caro y peso hardware a sus espaldas.

Detectando obstáculos a toda velocidad y en tiempo real

Como parte de su tesis en el MIT, el alumno Andrew Barry, de la mano del profesor Tedrake, ha desarrollado un sistema muy prometedor de detección de obstáculos en tiempo real durante el vuelo de un drone. Habitualmente, la tecnología que se usa para conocer el entorno en que se mueve un vehículo autónomo suelen ser radares de tipo LIDAR o mapas creados previamente con hardware y software como Kinect. Pero en drones, ni los pesados sistemas LIDAR ni el mapeo previo son muy factibles.

El sistema de Barry se apoya en un software que recurre a algoritmos de visión artificial con el que el drone es capaz de conocer el entorno por el que se va moviendo casi en tiempo real. En apenas 8,3 milisegundos el software del drone extrae y analiza la información del entorno que le proporciona cada cuadro de imagen de unas cámaras situadas en cada ala.

Captura De Pantalla 2015 11 04 A Las 11 26 12

El coste total del sistema, que incluye dos procesadores como los que llevan nuestros smartphones actuales, es de menos de 2.000 dólares, y saca ventaja a otros sistemas similares en la concepción en tanto que asume que el entorno del drone no es muy cambiante y puede estudiar la información de las cámaras no cuadro a cuadro sino en márgenes más amplios.

Esta forma de trabajar tiene bastantes limitaciones por ahora. Si bien la velocidad a la que puede volar es mucho más alta que los drones autónomos actuales, solo puede hacerlo en entornos abiertos y con obstáculos bien definidos y separados, los cuales deben estar en su plano frontal.

Vídeos y drones: unión ideal para disfrutar como nunca

Lo que los drones nos han permitido disfrutar en estos últimos meses gracias a sus cámaras y puntos de vista diferentes, no se paga con dinero. Lugares remotos, inaccesibles o simplemente llamativos, cobran una nueva "dimensión" cuando ponemos un drone a darnos una esplendorosa vista de pájaro. Y mejor si es en 4K.

Más información | CSAIL.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir