Compartir
Publicidad

Vida y misterio de la nueva generación de consolas (o de XBox One y PS4)

Vida y misterio de la nueva generación de consolas (o de XBox One y PS4)
96 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No va más, las cartas están sobre la mesa y tanto Microsoft como Sony han dejado poco espacio a las dudas respecto a lo que ofrecerán Xbox One y PS4. Tenemos los juegos, la estrategia respecto a los contenidos, el precio y la fecha de salida, el uso de la nube, las nuevas condiciones para el uso y el diseño de consola y mandos.

Una vez que ya hemos discutido largo y tendido sobre el precio, la estrategia de cada uno sobre el control del préstamo y la exigencia de conexión, toca mirar a la nueva generación de consolas con cierta perspectiva para buscar respuestas ¿merece la pena esta nueva generación o ha sido una oportunidad perdida?

Nuevos modelos para el juego: [casi] nada nuevo bajo el sol

Si el final de la anterior generación fue la de integración de elementos innovadores en la forma de jugar (Wii, Kinect, Move), el foco en el "hardcore gamer" ha provocado que éstos hayan tenido poco protagonismo en este E3.

En todo caso su presencia y uso supondría apenas más de lo mismo. ¿no hay nada realmente diferente en esta nueva generación de consolas que no sea mejores gráficos y más potencia? Podemos volver a señalar a Nintendo como una empresa visionaria, ya que si algo ha estado presente en las presentaciones de Microsoft y Sony es la experiencia de segunda pantalla.

Smartglass Microsoft

La ejecución de esta segunda pantalla difiere, claro, en tanto en cuanto estos últimos se apoyan en tablets y buscan complementar información y no tanto articular el juego asimétrico. También hay un punto interesante en la integración de esta otra pantalla en la cocreación del gamer en el juego como muestras el caso de Project Spark.

En todo caso, la experiencia de segunda pantalla en el juego sigue siendo un concepto que hasta ahora ha funcionado mejor en teoría que en la práctica.

Cambios en el negocio del juego, no sólo se trata de la segunda mano

Un aspecto en el que se ha centrado el debate es en el del préstamos y la regulación del mercado de segunda mano, puntos en los que Sony ha sido clara y directa mientras que Microsoft no ha cambiado, de momento, una coma de sus confusas restricciones ya anunciadas y comentadas.

El caso es que en modelo de comercialización y puesta en valor del online ambos modelos han convergido: Microsoft añade juegos gratis en Live Gold como venía haciendo Sony y éstos a su vez va a exigir cuota para el juego online.

No es que no sea interesante el volver a poner en valor juegos antiguos y que dentro de una suscripción los usuarios los podamos tener disponibles (mientras paguemos), pero mi sensación es que esta generación de momento es una oportunidad perdida para explorar otros modelos.

Steam logo

Pienso sobre todo en un modelo de suscripción para acceso en tarifa plana a un catálogo de juegos antiguos. Es algo para lo que constantemente veo demanda (ahí está el éxito de emuladores de plataformas) pero que ninguna gran plataforma se atreve a exportar del cine (Netflix) o la música (Spotify). Entiendo que es el miedo a canibalizar las ventas de juegos nuevos, pero creo que la excitación con que los gamers viven las novedades debería ayudar a eliminar esa duda ,además de aumentar exponencialmente el número de suscriptores.

Hablemos de juegos

A mi no me gustan las consolas, me gustan los juegos. Aquí tengo además sensaciones encontradas, de entrada el catálogo de exclusivos de One me parece bastante superior al de PS4 (es un criterio muy personal, servidor además es muy de Forza Motorsport) pero es algo que seguro que con el tiempo se compensa (de hecho hay exclusivas para play como The Last of Us que me parecen lo más tentador a día de hoy... aunque son PS3)

¿Qué hemos visto en las presentaciones de Sony y Microsoft que podamos considerar diferencial respecto a la generación anterior? No gran cosa, quizás lo más espectacular nos lo enseñaba Ubisoft con The Division con unos efectos y un nivel de detalle que sí nos evidencian que se supera lo que pueden hacer PS3 y Xbox 360. En todo caso hay que ajustar las expectativas: lo que vamos a ver en la primera generación es "más de lo mismo pero un mejor en cuanto a gráficos y potencia", nada más y nada menos.

Microsoft One Rise of Rome

Por un lado es razonable - con la anterior generación también pasaron años hasta que se empezó a aprovechar su verdadero potencial - pero si obviamos la apuesta de Nintendo con Wii U nos queda poca innovación: la integración de la voz con Kinect, la segunda pantalla para crear y modificar elementos del juego, Xbox One con Twitch y retransmitir partidas y el foco de Sony en el compartir.

Da la impresión de que ambas compañías han querido dejar experimentos para más adelante o, al menos, no darles demasiada visibilidad en una feria en la que la propuesta era clara: seducir al gamer que es quien está más dispuesto a comprar una nueva consola si ve buenos juegos detrás.

Mantener Xbox y PS3

La anterior generación de consolas ha tenido gran protagonismo en las presentaciones de Microsoft y Sony. No en vano, les queda muchos años de ser los modelos con más unidades en los hogares y, además, lo último que les conviene es que se enfríe la compra de juegos de aquí a final de año. Destacable el anuncio de nuevo modelo de Xbox 360 y el énfasis de Sony en PS3 con packs nuevos - aunque esperados - como el de Grand Theft Auto V.

La no retrocompatibilidad en el caso de Xbox juega en su contra, los usuarios más intensivos - y que más juegos compran - pueden empezar a hacer sus cálculos de cuánto le conviene hacerse con nuevos títulos si cuando adquieran la nueva consola no los van a poder disfrutar (a no ser que mantengan las dos, claro).

PS4 with controller

Sony ha hecho una promesa algo vaga de retrocompatibilidad vía "streaming" con Gaikai, pero sería en 2014 y sin concretar de momento (aquí un análisis del potencial que tienen).

En todo caso, ninguna parece que vaya a conseguir tener "atrapado" a su usuario actual. Tenga uno la Xbox o la Play, a la hora de abordar la nueva generación la posibilidad de cambiar se hace sin perder mucho puesto que ninguna es retrocompatible de manera estricta.

Queridos gamers, queremos ofreceros "entretenimiento"

En este punto es Microsoft quien busca un posicionamiento más claro hacia "centro de entretenimiento" mientras que Sony ha hablado de "contenidos para los gamers", reforzando su planteamiento de máquina para jugar.

En mi opinión es un aspecto crítico que tengan bien resuelto, más de cara a futuro que actualmente. Hay muchos dipositivos candidatos a "gobernar el salón" y cada vez más estos incluyen juegos, por muy claro que se pueda tener que el perfil "jugador muy intensivo" existe y valora poco el tener aplicaciones de vídeo o música, tanto Xbox como PS4 aspiran a un público más amplio y a hogares con diversidad de perfiles.

XBox One interfaz vídeo

Aquí parece que Xbox tiene una apuesta más potente pero las dudas están en si la - esta vez parece que sí - buena experiencia es capaz de traerla a fuera de Estados Unidos.

Una vieja nueva generación de consolas

No va más, estamos ante una nueva generación de consolas muy deudora del concepto que lleva imperando años en la industria.

Quizás esté bien así, nos puede interesar más o menos que haya innovación y podemos tener la expectativa de que nos sorprendan más, pero servidor cuando enciende la consola lo que tiene en mente es echar una carrera al Forza con mi hijo, retomar mi historia con John Marston o introducirme en ese universo a lo McCarthy de Joel y Ellen.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio