Compartir
Publicidad
¿Quién está ganando la guerra de las next-gen?
Videojuegos

¿Quién está ganando la guerra de las next-gen?

Publicidad
Publicidad

La guerra que están manteniendo las consolas de nueva generación se ha visto desequilibrada en poco más de medio año. Desde que el pasado mes de noviembre de 2013 fueran lanzadas las nuevas consolas hemos podido ver cómo la PS4 de Sony ha ido cogiendo velocidad hasta convertirse en un tren a toda máquina capaz de arrollar cualquier cosa. Y a Microsoft llegando hasta el punto de tener que deshacerse de Kinect —un dispositivo que inicialmente nos vendieron como indispensable para disfrutar de la experiencia Xbox One— para poder abaratar el precio de su máquina y equipararlo así al de PS4 (399,99 euros).

Resulta alucinante coger los catálogos de ambas consolas para comprobar que se nutren principalmente de juegos transgeneracionales. Hay muy pocos juegos que sean de nueva generación, lo cual hace que la situación sea de lo más estrafalaria. Es todavía muy pronto para saber cómo va a acabar la partida dentro de cinco o seis años, cuando ya estemos hablando de este generación de consolas como una luz que se va apagando, pero por ahora la PS4 va ganando por goleada a la Xbox One.

A raíz de lo visto en la Gamescom de este año, la última gran feria del videojuego celebrada hasta la fecha, le echamos un vistazo al estado actual de la situación.

PS4 y sus diez millones de unidades vendidas

Sony PS4 análisis en xataka

Vayamos a los números gordos. ¿Quieres saber quién va ganando la guerra de las consolas de nueva generación? El dato de unidades vendidas no deja lugar a dudas: la PS4 de Sony ha alcanzado los diez millones de unidades vendidas en todo el mundo, mientras que la Xbox One estaría rondando los cinco millones.

De hecho hoy mismo se ha producido una alteración en Matrix (con gato negro incluido): en este post de Xbox, donde ahora dice “To date, millions of Xbox One gamers have created more than 500 million clips”, antes decía “To date, five millions of Xbox One gamers have created more than 500 million clips”. Parece ser que no habían hecho bien los cálculos y han tenido que modificar la información.

Si ahora mismo sientes en tu interior la urgencia de ir corriendo a los comentarios a decir que la Xbox One está disponible en 13 países mientras que la PS4 está en 48 países y que por eso la máquina de Sony ha vendido más, te diré que no es necesario que lo hagas. Lo sabemos y además en septiembre la consola de Microsoft llegará a otros 26 países adicionales, pero esta es la situación actual. Y por ahora las ventas de PS4 duplican a las de Xbox One.

Además, en Sony tampoco tienen muy claro por qué la PS4 se está vendiendo tan bien. Esto es lo que ha declarado Shuhei Yoshida, presidente de Sony Worldwide Studios:

Está más allá de nuestra imaginación, es mucho mejor de lo que esperábamos. Estamos muy contentos. Pero yo estoy un poco nervioso porque no comprendemos qué está pasando exactamente.
Necesitamos entender quiénes son esos consumidores que no tienen por qué ser jugadores habituales, quién está comprando PS4, y finalmente qué están haciendo con ella. Para que podamos crear un futuro más positivo en lugar de quedarnos en el dato y decir “Wow, le hemos vendido una consola a cada uno de los jugones más dedicados”. Así que, ¿qué estamos haciendo?

¿Y qúe tal el catálogo de juegos?

Con las consolas actuales podemos hacer prácticamente de todo, pero los juegos tienen que ser el pilar central. Y los catálogos actuales de PS4 y Xbox One dejan bastante que desear después de 9 meses en el mercado. Los juegos exclusivos escasean. Los multiplataforma desarrollados para la nueva generación, también. Lo que abunda son títulos transgeneracionales, que son aquellos que están disponibles tanto en esta generación de consolas como en la anterior —esos que no justifican la compra de una nueva consola—.

Sunset Overdrive

Sunset Overdrive

Sunset Overdrive, de Insomniac Games, es una de las próximas exclusivas de Xbox One con mejor pinta.

En estos momentos la PS4 cuenta con 100 juegos disponibles, 9 de ellos totalmente exclusivos de PS4. El catálogo actual de la Xbox One es algo inferior: tenemos 59 juegos a nuestro alcance, aunque por contra 12 de ellos son exclusivos. Si sumamos los que están a la venta y los que han sido anunciados para un futuro la cosa queda así:

  • PS4: 317 juegos en total, 79 de ellos exclusivos
  • Xbox One: 280 juegos en total, 25 de ellos exclusivos.

Una aclaración: los exclusivos de los que hablamos hacen referencia únicamente a los que salen en cada consola de forma específica. No se han tenido en cuenta las exclusividades temporales —hay muy pocas en cualquier caso— ni los títulos que, si bien salen en más plataformas, no pisan las consolas de la competencia (juegos que salen en Xbox 360, One y PC o en PS4 y PS Vita, por poner un par de ejemplos, no entran en estas cifras que os damos).

Con las cifras de ventas de la PS4 y con el catálogo de juegos actuales y anunciados, la máquina de Sony lleva dos victorias con respecto de la de Microsoft.

PS Plus vs Juegos con Gold: FIGHT!

Hay una cosa que Sony hizo muy bien en PS3 y que luego extendió a PS Vita y PS4: el programa PS Plus. A cambio de una cuota mensual, el servicio ofrece la posibilidad de descargar una serie de juegos para las tres plataformas de Sony. El catálogo de PS Plus se renueva cada mes y por 49,99 euros anuales tenemos acceso a más de 60 títulos distintos cada año. En PS4, eso sí, es necesario contar con una cuenta de PS Plus para poder jugar online, algo que no sucedía en PS3.

PS Plus

PS Plus

Una de las mejores ideas que ha tenido Sony en los últimos años.

En Microsoft tardaron bastante en reaccionar a este movimiento de Sony y cuando lo hicieron fue con un programa llamado Juegos con Gold gracias al que los usuarios con cuenta Gold (la suscripción anual sale por 59,99 euros) tienen acceso a varios juegos completos al mes de forma gratuita. Tanto en PS4 como en Xbox One dejaremos de tener acceso a los juegos descargados gracias a estos servicios (en Xbox 360, en cambio, podemos conservarlos una vez descargados aunque no paguemos por una cuenta Gold).

En esta ocasión vuelve a ganar PS4. Su programa PS Plus ofrece muchos más juegos al cabo del año (en tres plataformas distintas) que Juegos con Gold (en dos consolas) y a un precio inferior: 49,99 euros al año para el servicio de Sony contra los 59,99 euros que cuesta una cuenta Gold anualmente.

Project Morpheus, PS Now y el sofá virtual

Sony le está sacando mucho provecho a la compra de Gaikai, el servicio de juegos en la nube ideado por Dave Perry. Gracias a esta tecnología podemos jugar a nuestro título favorito de PS4 en una PS Vita desde otra habitación, pero también si nos encontramos a kilómetros de distancia: el juego se ejecuta en la consola y nosotros recibimos un streaming cuya calidad dependerá de si estamos en la misma red local que la PS4 o no.

Project Morpheus

Pero la nube de Sony da para mucho más. Por un lado tenemos PS Now, su propio servicio de cloud gaming con el que la compañía pretende ofrecer parte de su catálogo en streaming. Está por ver cuáles serán los precios finales, su catálogo, su funcionamiento y la implantación en nuestro país, pero la idea es poder jugar a ciertos títulos (inicialmente de PS3) sin necesidad de descargarlos. Me conecto a PS Now desde la consola, elijo juego y a echar unos vicios. Microsoft por ahora no ha planteado nada similar.

Otra funcionalidad más que interesante presentada por Sony durante la Gamescom que tuvo lugar la semana pasada en Alemania es Share Play. Gracias a ella podremos pasarle el control de nuestro a juego a un amigo online como si estuviera sentado a nuestro lado. La comparación con un sofá virtual es más que acertada: no sólo podré cederle el control, sino hacer piña para jugar en cooperativo e incluso vernos las caras en un competitivo.

El jugador principal debe tener cuenta de PS Plus para poder hacer uso de Share Play, mientras que el invitado sólo la necesitará en el caso de querer llevar a cabo una partida competitiva. Cada sesión de Share Play durará 60 minutos como máximo, aunque podremos iniciar tantas seguidas como queramos. Y no hay más detalles por el momento, pero resulta una funcionalidad más que interesante. Microsoft, de nuevo, no ha dicho ni pío sobre la posibilidad de ofrecer algo de este tipo.

Y ojo porque si hablamos de Realidad Virtual, Sony ya tiene en camino su propio casco para PS4. Se llama Project Morpheus y los que lo han probado aseguran que la compañía ha conseguido unos muy buenos resultados. En PC tendremos el Oculus Rift que Facebook compró por una millonada (alrededor de 2.000 millones de dólares), un dispositivo que parece contar con todas las cartas para triunfar (más allá de los juegos), pero Microsoft ha decidido no meterse en esta guerra.

Como veréis no hemos hablado de la Wii U, pese a que la consola de Nintendo pertenece a la nueva generación. Las razones son varias: no estuvo presente en la Gamescom, que ha sido nuestro punto de anclaje para ver cómo está el panorama en estos momentos, pero es que en realidad la compañía japonesa sigue otro camino. No intenta competir con Microsoft o Sony, no podemos hablar de una guerra a tres bandas por ahora. Quizás de aquí a unos años la cosa cambia, quién sabe. Por catálogo de juegos sí que ganaría ahora mismo: tiene muchos y muy divertidos.

Visto lo visto parece ser que Sony lleva ventaja con su PS4.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio