Compartir
Publicidad

El juego más vendido en Navidades no es el que piensas: invitar a bailar es una garantía de éxito

El juego más vendido en Navidades no es el que piensas: invitar a bailar es una garantía de éxito
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El último trimestre del año es clave para la industria del videojuego. Los grandes lanzamientos se acumulan y también las ventas. Navidad tiene mucho tirón y la guerra por ser el más vendido está muy reñida entre los triple A de los principales estudios de desarrollo. A saber: Activision, Electronic Arts, Ubisoft, Square-Enix...

En esa guerra por ver quién manda más lo normal es que pensemos en franquicias como Call of Duty, Battlefield o FIFA. Están ahí arriba, sí pero entre tanto juego de acción con infinidad de modos juegos y propuestas de todo tipo se cuela algo que llevamos miles de años haciendo y que desde hace poco hacemos delante del televisor: bailar.

Just Dance se cuela entre los más vendidos

Si hay algo que hace único a los videojuegos es su capacidad para permitirnos hacer cosas que en la realidad no podemos hacer. Visitar universos que no existen, conducir coches al alcance de unos pocos. Son capaces de meternos de lleno en una fantasía virtual que nos permite ampliar nuestra libertad y vivir situaciones únicas en tercera persona.

Entonces, ¿por qué triunfan franquicias como Just Dance? Podemos bailar en cualquier sitio y sin necesidad de hacerlo delante de una consola. Como decíamos, llevamos cientos de años haciéndolo sin necesidad de un videojuego para ello. Es cierto, pero al final bailar es también un acto social y no para todo el mundo es tan sencillo como ponerse a mover el cuerpo al ritmo de la música.

Chartz

La fórmula de juegos como Just Dance es sencilla: ofrecer un sistema de juego que nos permite seguir coreografías y en función de la precisión con la que las hagamos obtendremos una puntuación u otra. Unos avatares virtuales nos irán guiando y nuestros resultados dependerán de lo bien que lo hayamos hecho.

Son fáciles de seguir y no hace falta ser ningún bailarín profesional para jugar y pasarlo bien con estos juegos de baile. Otra clave la encontramos en la música: todos los años firman acuerdos con las principales discográficas para tener todos los temas de moda en un espectro de gustos bastante amplio. De hecho, incluso son capaces de llegar a nichos muy concretos como los amantes de la cultura asiática.

Cada franquicia de juegos de baile se adapta a las necesidades de la consola. En Xbox aprovechan el uso de Kinect mientras que en Playstation y Wii se recurre a los mandos de movimiento. Sería lógico pensar que la plataforma de Microsoft es la de más éxito por su reconocimiento de movimiento sin cables ni mandos pero no, quien se lleva el gato al agua es Nintendo.

Una fórmula de éxito que saltará al móvil

No es casualidad, el parque de consolas es grande (más de 100 millones de consolas) y aunque Wii U no termine de carburar, Wii todavía tiene mucho tirón y hace que Just Dance consigue todos los años sus mejores ventas en esta consola. De hecho, en navidades del año pasado se convirtió en el juego más vendido en España.

Nadie duda del éxito de otros grandes juegos, de hecho este año hay muchos lanzamientos interesantes, pero bailar los temas más populares en casa es algo que sigue enganchando. Ahora bien ¿conseguirán este año repetir cifras parecidas? Veremos qué ocurre cuando salgan los datos de venta de Just Dance en enero.

En su futuro más inmediato, queda por ver si aguantarán bien el cambio de rumbo en el público más casual al abandonar la Wii y jugar más con el móvil. En Ubisoft al menos ya se están preparando y el lanzamiento de Just Dance Now parece que será un camino más a seguir: adiós consola, un móvil reconociendo los movimientos y un ordenador conectado a la tele para enseñarnos los movimientos que tenemos que hacer.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio