Publicidad

Cuatro meses de cárcel por modificar consolas: se comienza a aplicar el nuevo Código Penal

Cuatro meses de cárcel por modificar consolas: se comienza a aplicar el nuevo Código Penal
59 comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque llevan varios años entre nosotros, los clásicos cartuchos para saltarse la protección de las consolas portátiles como la Nintendo 3DS y jugar a juegos descargados de la red han sido declarados ilegales en España. Eso al menos es lo que dice Nintendo en un comunicado en el que se informa de que en los últimos meses, dos nuevas sentencias judiciales parecen apuntar en esa dirección.

Además, en una de las sentencias se han condenado a 4 meses de cárcel a uno de los acusados, siendo esta la primera vez que se aplica el nuevo artículo 270.6 de la nueva Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, que fue aprobada en marzo del año pasado y contempla un máximo de 3 años de cárcel por la supresión no autorizada o la neutralización de programas de seguridad.

Qué es lo que han dicho las sentencias

Antes de nada, tenemos que dejar claro que no hemos tenido acceso a las sentencias. Únicamente hemos visto la nota de prensa de Nintendo, por lo que no tenemos datos suficientes como para afirmar nada de forma rotunda.

En cualquier caso, según Nintendo, por un lado el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona emitió el 12 de mayo un sentencia contra el dueño de la tienda Disfrutadetuconsola.com por la venta de tarjetas Sky3DS. El demandado tendría que pagarle daños y perjuicios a Nintendo, así como publicar la sentencia en dos periódicos y dos revistas especializadas.

La sengunda sentencia, emitida por un Juzgado de Instrucción Penal de Fuenlabrada el 23 de junio, condenaría a 4 meses de cárcel y al resarcimiento de daños al dueño de Myconsola.com, una tienda que actuaba como reseller oficial de los cartuchos Gateway y Sky3DS con los que poder saltarse la seguridad de las consolas portátiles de Nintendo.

Como hemos dicho, esta segunda sentencia fue la primera en la que se aplicó el nuevo artículo 270.6 del Código Penal que entró en vigor junto al resto de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana en julio del año pasado para penar la modificación de las videoconsolas. El artículo en cuestión dice lo siguiente:

"Será castigado también con una pena de prisión de seis meses a tres años quien, con una finalidad comercial, fabrique, importe, ponga en circulación o tenga cualquier medio principalmente concebido, producido, adaptado o realizado para facilitar la supresión no autorizada o la neutralización de cualquier dispositivo técnico que se haya utilizado para proteger programas de ordenador o cualquiera de las otras obras, interpretaciones o ejecuciones"

En su comunicado, Nintendo recuerda que estas dos sentencias siguen el camino marcado por otros Estados Miembros de la Unión Europea como Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Italia y Reino Unido. También muestra su apoyo a todos los procedimientos penales, y asegura que seguirá tomando medidas legales contra la distribución de este tipo de cartuchos que facilitan, según dicen, la piratería en Internet.

Guerra contra la modificación de consolas

2560 3000

La guerra contra las consolas modificadas y los cartuchos para saltarse su seguridad no es nada nuevo. El último caso lo tuvimos hace dos semanas, cuando tal y como nos informaban en VidaExtra la Audiencia Provincial de Sevilla ratificaba una condena de seis meses de cárcel para los titulares de las tiendas Gigabyte Sistemas situadas en las localidades sevillanas de El Rubio y Écija. Esta condena también está basada en el artículo 270.6, y ha sido emitida un mes después de la mencionada por Nintendo.

Pero antes de eso, la guerra legal contra estas actividades nos ha dejado otras sentencias tanto a favor como en contra. En 2008 un juez dictaminó que la modificación de consolas era algo totalmente legal, algo que se corroboró en 2014, cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea aseguró Nintendo no podía impedir que sus consolas fueran modificadas.

Por otra parte, en 2013 se condenaba al responsable de una tienda por comercializar e instalar mecanismos para el uso de videojuegos no originales, y un año después el Tribunal Regional Superior de Munich declaró ilegales los dispositivos de elusión de medidas de protección como las clásicas tarjetas R4.

Estas dos nuevas sentencias emitidas en nuestro país sin embargo, marcan un precedente con el que los fabricantes podrán aprovecharse del nuevo artículo 270.6 para seguir combatiendo el que se pueda modificar las consolas. De hecho, visto el tono mostrado por Nintendo en su comunicado no sería raro que durante los próximos meses sigamos viendo sentencias similares.

En VidaExtra | Seis meses de cárcel por comercializar consolas modificadas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir