Publicidad

'Baldur's Gate 3' sorprende con un gameplay que inyecta en el género elementos de rol clásico, como dados y combates por turnos

'Baldur's Gate 3' sorprende con un gameplay que inyecta en el género elementos de rol clásico, como dados y combates por turnos
9 comentarios

Larian Studios celebró una conferencia en el PAX East centrada en el ya muy avanzado 'Baldur’s Gate 3', continuación de la mítica saga rolera que tiene ante sí un desafío considerable: estar a la altura de una franquicia que puso patas arriba en su día el mundo del rol en ordenador. En 1998, Bioware se basó en las reglas de la segunda edición de 'Advanced Dungeons & Dragons (AD&D)' en un juego que cambió el género para siempre.

Sin embargo, los aficionados confían en el desarrollo de Larian Games, ya que hay un importante precedente por parte del estudio: 'Divinity: Original Sin II'. En este elogiadísimo RPG, la compañía recuperaba lo mejor de los D&D clásicos y les añadía un elevado nivel de personalización y abundantes posibilidades multijugador. El juego fue anunciado el pasado verano por Google como parte de la alineación de Stadia. De hecho el directo se emitió desde la cuenta de Google Stadia de Youtube, lo que demuestra hasta qué punto la compañía lo considera un valor importante para la plataforma, pese a que hace solo unos días llegó la noticia de que 'Baldur's Gate 3' llegaría a PC como Early Access de Steam.

baldurs 2

El resultado, como no podía ser de otro modo, está más cerca de la serie 'Divinity' que del 'Baldur's Gate' original, que veintitantos años después necesitaba un obvio lavado de cara. Sin embargo, muchas de las decisiones de diseño que parece haber tomado Larian rinden tributo a los juegos clásicos de 'D&D'. Por ejemplo, en algunos momentos relevantes hay que tirar dados para realizar determinadas acciones clave. De hecho, los personajes de los desarrolladores murieron por culpa de unas tiradas poco afortunadas y tuvieron que reiniciar la demo.

Una intro azotamentes

La cinemática inicial del juego, todo lo siniestra y fantástica que se espera de un 'D&D', muestra a un Mindflayer colocando renacuajos en los ojos de varios personajes. Estos devoran el cerebro de sus involuntarios anfitriones, convirtiéndoles en ilícidos. Esta criatura clásica de la franquicia tendrá una importancia en el juego como pocas veces se ha visto con anterioridad, por lo que adelantó Larian. A continuación, un Nautiloide siembra el caos en una ciudad y un escuadron de dragones controlados por Githyankis le persiguen y dan caza.

Tras ello, el estudio entró en el gameplay propiamente dicho con una pantalla de creación de personaje. Se mostraron cinco, pero no es un número definitivo, y entre ellos hay humanos, elfos, magos, clérigos, brujos... todo basado fundamentalmente en la quinta edición de las reglas de 'Dungeons & Dragons'. Como es habitual, el juego está adaptado para que los jugadores más impacientes (o menos necesitados de personalización) arranquen de inmediato, o para que inviertan horas en la personalización minuciosa.

La personalidad del jugador, que determinará el devenir de la aventura, se plasmará en diálogos con cuatro o seis opciones a elegir, condicionadas por la clase del personaje y la configuración inicial, y que recuerdan a juegos recientes de Bioware. Larian ha echado los restos en términos de espectacularidad gráfica en esta parte del juego, que se mueve con el motor Divinity 4.0. La personalidad se verá también definida por un Sistema de Actitud, que puede conducir a conflictos entre los compañeros, y un Sistema de Crimen, que puede afectar a la reputación.

A diferencia de lo que es habitual en el género hoy en día (no hay más que ver en qué dirección van franquicias como 'Final Fantasy'), e incluso a diferencia de las dos primeras entregas de 'Baldur's Gate, el combate no será a tiempo real, sino por turnos. Al menos esa es la opción que mostró el gameplay, aunque Larian le ha inyectado al juego elementos sacados, de nuevo, de 'Divinity' y de la acción en tiempo real, como la posibilidad de ocultarse en zonas en penumbra -con más o menos éxito según determinen las habilidades del personaje-.

La acción se complementa con el lanzamiento de objetos, derribos, ataques de oportunidad, e incluso acertijos... todo extraído de las partidas más clásicas de Dungeons & Dragons', en un enfoque de la acción que parece abiertamente dirigido a los fans más de vieja escuela del género. Habrá multijugador, pero no se pudo ver en la presentación, hasta para cuatro jugadores en línea y en pantalla dividida para dos.

Con más de cien horas prometidas, 'Baldur's Gate 3' podría ser una de las sorpresas del año en el género. Todo gracias a su mezcla de mecánicas clásicas y la actualización derivada de la experiencia de Larian con los 'Divinit'.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios