Compartir
Publicidad

El primer coche eléctrico de Aston Martin es un exclusivo superdeportivo con 610 CV y del que se fabricarán solo 155 unidades

El primer coche eléctrico de Aston Martin es un exclusivo superdeportivo con 610 CV y del que se fabricarán solo 155 unidades
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Aston Martin Rapide E es el primer modelo 100% eléctrico de la lujosa marca británica de coches. Varios meses después de anunciar su producción, Aston Martin ha dado a conocer en el Salón de Sanghái su nuevo superdeportivo. Un coche eléctrico tan exclusivo que su producción está limitada a únicamente 155 unidades. No se ha dado a conocer su precio, pero ya se aceptan reservas y no creemos que los posibles compradores tengan muchos reparos en pagar el coste de esta limitada edición.

Aston Martin se ha unido al especialista Williams Advanced Engineering para la creación de este nuevo y exclusivo sedán, profesionales con experiencia dentro del mundo de la Fórmula 1 y Fórmula E. No es de extrañar, que el Aston Martin Rapide E llegue con características tan potentes como un sistema eléctrico de 800V o dos motores eléctricos para una potencia combinada de 610 CV.

Doble motor eléctrico y tres modos de conducción

Aston Martin E6

El Aston Martin Rapide E no destaca especialmente por su batería, ya que su ciclo WLTP es de 322 kilómetros. Su batería está integrada en un compartimento de fibra de carbono y kevlar y dispone de una capacidad de carga a más de 100kW, la posibilidad de carga rápida en 1 hora a 50kW para conseguir una autonomía de 297 kilómetros y un tiempo de carga de 3 horas para completar la batería.

El sistema eléctrico completo es de 800V, como el Porsche Taycan, y la batería de 65kW está ubicada en el lugar original del motor V12. Toda esta fuerza, está orientada al eje trasero a través de un autoblocante.

Aston Martin E5

Aston Martin nos ofrece un coche con líneas estilizadas y llantas de aluminio pensadas para mejorar la eficiencia aerodinámica. Otros cambios están en la salida de escape, donde el difusor trasero es más grande y no integra salida de escape. En total, según la marca, se ha mejorado la eficiencia un 8% respecto al Rapide normal.

El Aston Martin Rapide E cuenta con dos motores eléctricos con una potencia de 610 CV y un par motor máximo de 950Nm. Datos propios del tipo de coche que es, lo que permite una nada desdeñable aceleración de 0 a 100km/h en unos 4 segundos, una recuperación de 80 a 110km/h en 1,5 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h.

Para la conducción, tenemos tres modos de conducción: GT, Sport y Sport+. Varios modos que ya hemos visto en otros modelos de la marca como el Aston Martin DB11.

Aston Martin Volante

En el interior del vehículo, tenemos una pantalla de 10 pulgadas donde se nos mostrará información sobre el nivel de carga, la autonomía restante o el consumo.

La tapicería es de cuero con detalles en color azul y tenemos molduras de fibra de carbono, aunque en general el aspecto es bastante clásico, muy al estilo Aston Martin.

El Aston Martin Rapide E es el primer eléctrico de la marca y llega como un modelo muy exclusivo. Sin embargo debe servir para sentar las bases de lo que será el futuro de la compañía. Un vehículo real, disponible para comprar para unos pocos y más terrenal de lo que vimos con el Aston Martin Lagonda.

Aston Martin E3

Más información | Aston Martin

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio