Compartir
Publicidad

No habrá "recall" tras el accidente mortal del Tesla Model S: el Autopilot no falló según las autoridades de EEUU

No habrá "recall" tras el accidente mortal del Tesla Model S: el Autopilot no falló según las autoridades de EEUU
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A mediados de 2016 nos hacíamos eco de que la U.S. National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) confirmaba que se había producido el primer accidente mortal en un Tesla Model S con el piloto automático activado. En ese momento, la autoridad estadounidense abría una investigación que ahora, unos seis meses después, finaliza concluyendo en que no se ha detectado ningún defecto por el que haya que iniciar un recall.

La decisión se acaba de hacer pública mediante un comunicado de la NHTSA, el cual se espera hoy mismo. El accidente, recordamos, ocurría debido a que ni el conductor ni el vehículo detectaron que un camión con remolque iba a cruzar la vía, una carretera de Florida, de modo que los frenos no se activaron y el coche recibía el impacto de forma directa.

Ni denuncia ni recall, pero sí una crítica

El accidente se producía el día 7 de mayo de 2016, tras lo cual se inició una investigación preliminar. Unos dos meses después, las autoridades estadounidenses comunicaba como hallazgos preliminares que Joshua Brown (la víctima mortal) conducía a 119 kilómetros/hora en una zona delimitada a 104 kilómetros/hora.

Lo que concluye la NHTSA tras seis meses de investigación es que el sistema de conducción de Tesla requiere "la atención continua y completa del conductor para monitorizar el tráfico y estar preparado para actuar en caso de tener que evitar accidentes". No habla de errores o de defectos, como decíamos, pero sí de que "el sistema tiene limitaciones" y puede que no siempre detecte los peligros, pudiendo no emitir alertas o no activar el sistema automático de frenada.

Autopilot

La autoridad además considera que Tesla proporciona suficiente información al usuario en cuanto a cómo funciona el sistema y a estas limitaciones, aunque podría ser algo más específica. Es por ello que enfatizan la necesidad de que el usuario lea toda esta información y que, pese a la continua mejora de los sistemas, jamás debe confiar al 100% en el frenado automático cuando se perciba el riesgo de una colisión.

De este modo, la agencia determina que no hay necesidad de iniciar un proceso de recall con los coches de este modelo. Así, Tesla no será demandada, si bien la agencia tilda de confuso el hecho de que la empresa llame Autopilot a un sistema de conducción semi-autónoma.

En cuanto al conductor, el informe habla de un "periodo extendido de distracción" (al menos de siete segundos), aportando que según sus datos de accidentes anteriores muchos han ocurrido ya con tres o cuatro segundos de distracción.

Tesla

Un 40% menos de accidentes desde el Autopilot

Desde que ocurrió el accidente, hemos visto algunas actualizaciones importantes del Autopilot. En septiembre de 2016 era lanzada la versión 8.0 del firmware, una mejora significativa a varios niveles y posteriormente veíamos cómo incluso el sistema podía calcular dónde iba a producirse una colisión cercana en un vídeo.

De hecho, el informe saca un dato favorable tanto para la función como para el fabricante, dado que según los datos que maneja la agencia los accidentes con vehículos Tesla han disminuido un 40% desde que se instala la función de Autopilot.

Más información | NHTSA
En Xataka | Se confirma la primera muerte a bordo de un Tesla con piloto automático activado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos