Compartir
Publicidad
El Tesla Model S es un poquito más autónomo con la llegada de su piloto automático
Vehículos

El Tesla Model S es un poquito más autónomo con la llegada de su piloto automático

Publicidad
Publicidad

Estaba en fase de prueba desde comienzos de año, pero se acabó la espera y el Tesla Model S está recibiendo desde hoy su particular “piloto automático”, que lo convierte en un coche bastante más autónomo de lo que era hasta ahora, pero siempre con el conductor al mando de todas las operaciones.

Supongo que conducir una berlina de Tesla debe ser divertido, por el sistema de propulsión tan diferente y potente, y por toda la tecnología que hay implementada. El hecho de que haya tanto sensor, cámara y software programable, abre las puertas a mejoras tan significativas como las que os presentamos hoy: asistencia en cambios de carril, en dirección de la marcha, o en aparcamiento.

Lo más llamativo del piloto automático no son sus posibilidades, ya vistas, es que nos lleguene en forma de actualización

De acuerdo, ninguna de ellas es una novedad mundial, hay muchos coches de gama alta - y no tanto - que se atreven a poner en práctica dichas tecnologías, pero no me negaréis que eso de que te lleguen las funcionalidades al coches con una actualización, suena a actividades de otro tipo de productos, no de un automóvil.

No podemos considerar al Model S actualizado como un coche autónomo, aunque es el camino y trabajo que están recorriendo los chicos de Elon Musk, ahora mismo la prioridad es el desarrollo de ayudas en la conducción, con la mayor tecnología posible. Las manos siempre tienen que estar en el volante, por muy listo que sea el coche con sus nuevos ojos.

Dirección automática

Asistencia para mantener en el carril al Model S en autopistas, independientemente de que vengan curvas. El coche debe circular al menos a 30 kilómetros por hora, y automáticamente se activa el control de distancia con el vehículo que tenemos delante.

Cuando el coche supera los 140 kilómetros por hora, el sistema no funciona, así que no es algo que se pueda utilizar con mucha prisa o ganas de correr (en los países donde sea posible). En Tesla avisan que el sistema está ideado para funcionar en buenas condiciones meteorológicas y carreteras bien pintadas, si no es así, ya se encargará de avisarnos que no está en condiciones de ser "autónomo".

Un detalle importante, y que ya os adelantamos en su momento, es que el sistema requiere una confirmación manual de que el conductor está ahí. Periódicamente pedirá que pongas las manos al volante, sino, parará de forma automática y segura en cuanto pueda.

Slide Dashboard

Cambio de carril automático

Con ella funcionando, el coche puede cambiar de carril de forma automática. Miento, es necesario que el conductor confirme con el intermitente que quiere realizar esa operación. Es necesario que la dirección automática antes explicada esté en funcionamiento.

El sistema únicamente funciona en cambios de carril simples, nunca podrá hacer más de un salto de carril de una tacada, y también plantea dificultades si un vehículo llega excesivamente rápido por el carril al que queremos acceder. En definitiva, que tenemos que estar pendientes.

Aparcamiento automático

Os lo imagináis, hay muchos coches que hacen esto, pero al Model S llega como una actualización. Parando cerca de un hueco y utilizando sus cámaras el coche procederá a entrar en él sin que nosotros hagamos nada.

Nos cuentan que es necesario que el aparcamiento sea en paralelo y haya bordillos, que el rectángulo esté bien delimitado.

650 1200

Colisiones laterales

Nos echará una mano con los puntos ciegos o muertos. Nos avisa de vehículos muy cercanos en los laterales del Model S. Lo que el coche hará es hacer resistencia en la dirección hacia el lado que se encuentre dicho obstáculo. Esta funcionalidad funciona siempre, no hay forma de desactivarla, pero solo en el rango de velocidad que va de 30 a 130 kilómetros por hora.

Asistencia en pendientes

Llamado “Vehicle hold”, tampoco suena a nuevo, y es una actualización del sistema que ya tiene el vehículo. Lo que hace es jugar con el freno de forma automática, incluso cuando nosotros lo hemos soltado, para que nos ayude a salir en situaciones con pendientes complicadas.

Captura De Pantalla 2015 10 15 A Las 9 12 57

Cuándo y para quién

El llamado “piloto automático“ lleva desarrollándose desde finales del año pasado, o al menos es cuando tuvimos noticias sobre él. Que ahora llegue a los usuarios de Estados Unidos - a más de 60.000 vehículos -, no quiere decir que sea una novedad mundial, en Europa y Asia tendrán que esperar al menos una semana más - hay organismos reguladores estudiando el asunto -.

Nos cuentan que la novedad llegará como una actualización OTA, muy de teléfono móvil. Hay requisitos para descargar esa actualización, y es que el Tesla Model S sea relativamente “moderno”, producido después de septiembre de 2014. La razón, pues que debe contar con el equipamiento necesario para funcionar: sensores ultrasónicos, cámara frontal, radar trasero, o navegación GPS de alta precisión.

Prueba

Autopilot en vídeo

Los medios norteamericanos se lo han estado pasando bien con la actualización, como para nosotros es complicado hincarle el diente, comparto alguno de los vídeos más interesantes:




Más información | Tesla Motors | Tesla Blog

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio