Compartir
Publicidad

Para qué comprar una bici eléctrica si podemos transformar la que ya tenemos

Para qué comprar una bici eléctrica si podemos transformar la que ya tenemos
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante los últimos años, hemos visto como las bicicletas eléctricas empiezan a tener mayor participación en el mercado, donde sobre todo en las ciudades, se han convertido en una buena opción para la reducción del tráfico, el cuidado del medio ambiente, además de que ayudan a descansar en caso de trayectos difíciles.

El principal punto por el que no han terminado de despegar las bicis eléctricas, es el precio, pero desarrollos como el que veremos a continuación nos muestran una opción viable y atractiva, que hará que cualquier bici se convierta en un vehículo eléctrico de forma instantánea.

ShareRoller, el motor portátil para bicis

Bajo una campaña en Indiegogo, es como conocemos este atractivo proyecto de nombre ShareRoller, creado a inicios de 2014, pero que al día de hoy, en su tercera versión, ha sido perfeccionado al grado de estar listo para poder comercializarse de forma masiva.

ShareRoller es un dispositivo que se coloca en la parte delantera de cualquier bicicleta, y a través de un mecanismo desplegable es como se obtiene el contacto con la rueda para impulsarla. Este motor es capaz de otorgar hasta 750 vatios de energía continúa, dándonos una velocidad de hasta 45 km/h, y una autonomía que puede ir desde los 12 hasta los 89 kilómetros, dependiendo de la batería.

1445128195195

Tenemos tres tipos de baterías a escoger, de 110, 220 o 400 vatios por hora, donde una de las ventaja es que son desmontables, así podemos ampliar o disminuir la autonomía (y el peso) de acuerdo a las necesidades. Estas baterías se recargan en un tiempo que va desde las dos horas, hasta las dos horas y media.

ShareRoller también posee un software que se puede programar desde un smartphone iOS o Android, a través de una aplicación móvil, desde donde podremos revisar la autonomía, el tiempo y trayecto recorridos, así como ajustar los parámetros de acuerdo a las reglamentaciones de cada país.

1434442686107

Como punto adicional, ShareRoller es portátil, se puede desmontar de la bicicleta y llevar en una mochila para mayor seguridad, su peso depende del tipo de batería instalado, pero puede ir desde los 800 gramos, hasta casi 2 kilogramos. Por último y como parte de esta potabilidad, encontraremos un puerto USB, ideal para cargar nuestro móvil u otro dispositivo.

ShareRoller está por cumplir 24 horas en Indiegogo, y hasta este momento han logrado recaudar el 75% de una meta de 50.000 dólares. El paquete de entrada que incluye un ShareRoller y una batería mini tiene un precio de 649 dólares, mientras que la versión con batería ultra está disponible por 948 dólares, y también tenemos la opción de comprar paquetes adicionales de baterías. Las entregas, en caso de que la campaña se logre financiar, serían durante el mes de mayo de 2016.

Más información | ShareRoller
En Xataka | Gi FlyBike es una bici eléctrica que se pliega en un segundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio