Compartir
Publicidad

Los badenes tienen una alternativa singular: un "paso de cebra 3D" que engaña nuestros sentidos con una ilusión óptica

Los badenes tienen una alternativa singular: un "paso de cebra 3D" que engaña nuestros sentidos con una ilusión óptica
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los límites de velocidad no suelen ser suficiente para tratar de hacer que los coches vayan a velocidades adecuadas, y en vías urbanas es común el uso de badenes para imponer a los conductores velocidades más bajas. Ahora podría haber una alternativa a estos elementos.

Se trata de los pasos de cebra pintados "en 3D" que crean una ilusión óptica singular. El efecto para quienes lo ven de frente, como los conductores, es la de que dichos pasos de cebra están elevados y son un obstáculo ante el que deben reducir la marcha.

El efecto óptico es espectacular

Estos elementos ya llevan algún tiempo siendo utilizados en pruebas piloto en algunas ciudades y pueblos. Ocurrió en Islandia y también en España, y ahora han comenzado a evaluarlos en Londres.

Las pruebas se han realizado en una calle cercana a un colegio por el que los conductores van a menudo más rápido o más distraídos de lo que deberían. Para los responsables de la medida este paso de cebra "hace que los conductores se concentren más en la carretera, porque es algo inusual".

El ayuntamiento de Westminster City se encargará de monitorizar con una cámara este cruce durante varios meses para saber cuál es la reacción de los conductores y qué sucede cuando se van acostumbrando.

La medida es desde luego llamativa pero no hay de momento estudios que corroboren si ayuda realmente a que los conductores reduzcan la velocidad y vayan más atentos en las zonas en las que se pintan estos pasos de cebra 3D.

En Estados Unidos, por ejemplo, un grupo de vecinos de St. Louis intentó hacer lo mismo y los responsables de tráfico de la ciudad dijeron que aquello era un riesgo.

La regulación de la Federal Highway Administration considera que los "cruces artísticos" que tratan de enfocar la atención en estos puntos mediante modificaciones en esos diseños son "contrarios al objetivo del aumento de seguridad y probablemente podrían ser un factor que contribuya a una falsa sensación de seguridad tanto para motoristas como para peatones".

Vía | Fast Company

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio