El mercado de los televisores ha estado dominado durante años por Corea y Japón. Ahora tienen un nuevo rival: China

  • Las chinas BOE y TCL persiguen producir conjuntamente el 55,3% de los paneles LCD

  • Es probable que antes de que concluya 2025 estas marcas irrumpan en el mercado de los televisores OLED

Tclchina Ap
11 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

BOE y TCL, los dos mayores fabricantes chinos de paneles LCD, planean controlar más del 50% del mercado global derivado de la producción de estas matrices en 2026. En tan solo dos años. Esto es lo que asegura DigiTimes Asia, y tiene sentido si no pasamos por alto que estas dos compañías están planeando desplegar una estrategia muy agresiva que persigue consolidar la adquisición de algunas de las fábricas de paneles de sus competidores.

Sin ir más lejos BOE planea hacerse este año con la planta de producción de matrices LCD que tiene LG Display en Cantón (China). Y TCL está barajando la posibilidad de comprar la fábrica de matrices LCD de 10ª generación que tiene la compañía japonesa Sharp en la misma ciudad china. Eso sí, esta última compra presumiblemente se consolidaría en 2025. Si finalmente estas dos operaciones salen adelante la cuota de producción de ambas compañías crecería de una forma notable.

La de BOE pasaría del 27,2% que tenía en 2023 al 29,8% en 2026, y la de TCL saltaría del 17,7% actual al 25,5% en 2026. En estas circunstancias la cuota de producción conjunta de estas dos compañías chinas ascendería al 55,3%, lo que les llevaría a dominar la fabricación mundial de paneles LCD. Parece razonable asumir que si LG y Sharp deciden vender esas plantas será porque van a volcarse en otros segmentos de negocio más atractivos para ellas, pero esta es solo una de las incógnitas de la ecuación.

La guerra del OLED está a un tiro de piedra

Samsung y LG decidieron hace ya más de cuatro años ir cediendo terreno poco a poco en el ámbito de la fabricación de matrices LCD con el propósito de volcarse en la producción de paneles OLED. De hecho, el Gobierno de Corea del Sur ha incluido esta última tecnología en su lista de innovaciones estratégicas debido al profundo y beneficioso impacto que tiene en la economía del país.

BOE no es ninguna novata en esta industria. De hecho, suministra paneles OLED a Apple

Sin embargo, las empresas chinas no parecen estar dispuestas ni a ceñirse solo a la fabricación de paneles LCD ni a dejar vía libre a sus competidores surcoreanos y japoneses en lo que se refiere a la producción de matrices OLED de pequeño y gran formato. BOE no es ninguna novata en esta industria. Y sus competidores surcoreanos lo saben mejor que nadie. De hecho, suministra paneles OLED a Apple, al igual que Samsung y LG, así como a otros fabricantes de teléfonos móviles, ordenadores portátiles y otros dispositivos.

Aún está por ver si las matrices orgánicas de gran formato de BOE tienen una calidad global equiparable a la de los paneles que producen sus dos competidores surcoreanos, pero podemos estar seguros de algo: su irrupción en el mercado desencadenará inevitablemente un descenso de los precios. Especialmente si se ve acompañada por la llegada de los primeros dispositivos OLED de TCL. De hecho, esta marca presentó a principios del pasado mes de junio un televisor de 65 pulgadas que incorpora una matriz orgánica plegable con resolución 8K y tecnología de impresión de inyección de tinta o IJP (Ink-Jet Printing OLED).

Es evidente que lo que perseguía esta última empresa china cuando enseñó este dispositivo era hacer una demostración de fuerza bruta. Dar un puñetazo sobre la mesa. No obstante, este televisor también es una declaración de intenciones: TCL está lista para entrar en el mercado de los televisores OLED. La tecnología IJP OLED en la que está trabajando TCL es una alternativa a las matrices W-OLED que produce LG y a los paneles QD-OLED que fabrica Samsung.

Las tres son tecnologías autoemisivas que recurren a diodos de naturaleza orgánica, pero su estructura y los procesos involucrados en la fabricación de estas matrices son muy diferentes, por lo que sus prestaciones no son idénticas. En nuestros análisis hemos comprobado que hay diferencias claramente perceptibles entre los paneles W-OLED de LG y los QD-OLED de Samsung, y con toda seguridad los IJP OLED de TCL también se desmarcarán de sus competidores.

Más información | DigiTimes Asia

En Xataka | Llevo más de 20 años probando las mejores teles que salen al mercado y estas son las películas que uso para analizar su calidad de imagen

Inicio