Publicidad

Compartir cuentas y cómo conseguir que los planes familiares no sean un coladero para las compañías de streaming
Streaming

Compartir cuentas y cómo conseguir que los planes familiares no sean un coladero para las compañías de streaming

Publicidad

Publicidad

Spotify, Netflix, Amazon Prime Video, HBO, Apple Music, Apple TV+… la lista parece interminable y cada vez son más las que se quieren sumar al beneficioso e ingente sector de las plataformas por streaming. Precisamente por eso es poco probable que, con un mercado tan dividido como el que se atisba ya de forma inmediata, las rimbombantes cifras que cosecharon las pioneras se vuelvan a repetir.

La competitividad del mercado, y la necesidad de un gran número de espectadores para conseguir rentabilizar el sistema, llevó a las plataformas de streaming a ofertar una gran variedad de planes, multiusuarios también, para que los potenciales clientes encontrasen el que más se ajustaba a sus necesidades. **El otro gran objetivo eran los núcleos de cada casa**: conseguir que las familias que ya se reunían delante del televisor para seguir una serie hicieran lo mismo pero eligiendo a la carta. Y con ello llegaron los planes familiares.

Con cada vez más entidades ofreciendo televisión bajo demanda, no han tardado en surgir personas que buscaban cómo sacar el mayor provecho de todas las plataformas posibles al menor coste, aunque eso pudiera contradecir quebrantar la concepción original con la que la entidad lo creó. El caso de Spotify es uno de los más conocidos: la compañía utilizó la geolocalización para descubrir cuáles de sus usuarios estaban aprovechándose del Plan Familiar (reservado exclusivamente a familias).

La guerra de plataformas llega no solo a qué ofrece cada una, sino a los precios y los distintos planes que son capaces de ofertar, pero también a lo permisivos que son con los espectadores: las diferencias entre Netflix y HBO, por ejemplo, son radicales en cuanto a cómo permiten que el usuario pueda utilizar sus cuentas y la libertad que otorga a los espectadores. Analizamos cada plataforma y preguntamos a las diferentes compañías qué planes tienen para controlar este tipo de actividades.

Uso con condiciones

Dentro de Netflix hay hasta cuatro planes distintos en función de las necesidades y preferencias de los espectadores. Desde el plan más básico, que permite solo una emisión simultánea, hasta el Premium que deja que haya cuatro retransmisiones reproduciéndose a la vez.

En HBO la cosa cambia, la tarifa es única y no permite que sean más de dos los perfiles que vean contenidos de forma simultánea. Aunque esta tarifa única se asemeja mucho a la de Netflix, haciendo que las diferencias se estrechezcan, es en el apartado de los dispositivos en donde se pueden hallar más diferencias entre ambas.

hbo españa

Mientras que Netflix deja al usuario que reproduzca el contenido en donde desee, sin limitaciones de ningún tipo, HBO establece un máximo de cinco dispositivos en los que poder contemplar el contenido disponible en la plataforma. Netflix deja que los usuarios utilicen un número ilimitado, a priori, de smart TV, smartphones u ordenadores o tablets, pero en HBO se especifica que “puedes registrar hasta 5 dispositivos diferentes” en el apartado dedicado a las condiciones y términos de uso.

Entre las grandes baluartes actuales, Netflix y Amazon Prime Video permiten una libertad total y absoluta a la hora de elegir los dispositivos que se están utilizando; Sky también ofrece en la actualidad un sistema sin registros de aparatos de ningún tipo. Movistar Plus, por su lado, solo deja vincular cinco aparatos diferentes y para conectar algún otro aparte, uno de ellos debe salir primero de la aplicación a través del icono.

Por el momento, plataformas como Disney+, sin duda una de las competidoras más importantes que van a entrar en el mercado de la plataformas por streaming, o Apple TV+ todavía no han concretado que tipo de condiciones va a presentar a los en España. No obstante, las dos opciones a la vista están bastante claras: un uso más permisivo como Netflix o Amazon Prime Video, o uno más delimitado como HBO o Movistar Plus.

Buscando la máxima rentabilidad

A pesar de que este tipo de plataformas permite el acceso a miles de horas de contenido audiovisual, no son pocos los que intentan exprimir al máximo todo tipo de tarifas. Algunas en sus propios estamentos delimitan claramente cómo deben ser utilizados sus planes y tarifas, mientras que otros dejan espacio para la inventiva.

Netflix establece un máximo de cinco perfiles y cuatro reproducciones simultáneas, pero nada impide que varias personas utilicen un mismo perfil. Aquí entraría una dinámica un tanto enrevesada, calendario mediante, para poder conseguir una tarifa aún menor en la plataforma, pero la entidad californiana no parece tener problema alguno con ello. De hecho, no hay mención expresa en sus condiciones de uso, aunque sus responsables alertaron de que el hecho de compartir la cuenta y la contraseña sin restricciones no era la concepción "apropiada".

netflix

Amazon Prime Video sigue este mismo principio y no hay ningún tipo de referencia en este tema, aunque para poder acceder tanto a la plataforma de reproducción de vídeo como a la de audio (Amazon Music) el usuario utiliza el mismo correo y contraseña que cuando entra para comprar algún producto, con el riesgo que ello conlleva. En realidad, la propia plataforma descarta comentar sus tarifas actuales cuando les hemos cuestionado al respecto, de la misma forma que HBO.

En el caso de Movistar, el codificador solo puede mandar una señal, pero a través del wifi o una conexión a internet es posible la reproducción simultánea de contenidos diferentes en hasta “cinco dispositivos” previamente vinculados. “Existe la aplicación Movistar Plus y puedes estar con tu móvil, con tu tablet y con tu televisión y cada uno estar viendo un contenido distinto”, apuntan desde la compañía. Por temas técnicos, comentan que la misma señal exacta (por ejemplo, el mismo episodio de una serie) solo puede enviarse a dos dispositivos a la vez.

Un plan de contención con fallos

Como hemos explicado, en la vertiente de las plataformas de música, Spotify opta por una vertiente totalmente opuesta y no ha duda en plantear barreras y vetos hacia aquellos que intentaban sacar ventaja de la indolencia de las grandes empresas. La entidad sueca tiene muy claro que su Plan Familiar tiene un objetivo concreto y solo uno.

No obstante, al preguntar a Spotify por la geolocalización **la compañía responde que tienen en cuenta la privacidad del usuario. “Para contratar el nuevo Plan Familiar, se requiere que el propietario del mismo proporcione una dirección de domicilio válida en el momento del registro a través de Google Maps. Estos datos están encriptados y pueden ser modificados por el propietario del plan según sus necesidades”, explican.

De hecho, desde Spotify aseguran que los datos de la localización no son almacenados ni se rastrea la ubicación “en ningún momento”. Si el propietario del plan quiere invitar a otro familiar a unirse este podrá hacerlo verificando la dirección en Google Maps o activando los servicios de localización del dispositivo. Teniendo en cuenta todo esto, el sistema para soslayar las medidas del Plan Familiar serían tan sencillas como invitar a tu amigo o amiga a casa y hacer el registro desde allí.

El hecho de registrar dispositivos es algo que puede resultar más eficaz para la empresa que quiere limitar estas acciones, porque se asegura de que aquellos que quisieran intentar explotarlo tuvieran que vincular y desvincular de forma constante los distintos aparatos, algo que podría encender las alarmas dentro de la plataforma.

spotify

Spotify un reino con limitaciones

Con más de 200 millones de usuarios, y casi la mitad pagando por el Premium, quedan pocas dudas sobre la solvencia y popularidad de Spotify. No obstante, que sea el más popular no quiere decir que sea el más permisivo para el usuario, al menos en cuanto al plan familiar se refiere.

Amazon Prime tiene una cuota muy reducida, de las más asequibles de todo el mundo, y entre sus ventajas incluye Amazon Music, un servicio similar al de Spotify, pero más acotado que su hermano mayor Amazon Music Unlimited: con acceso a más de 50 millones de canciones y sin límite de horas al mes.

La oferta de Amazon Music Unlimited se asemeja mucho a la de la plataforma verde, incluso cuenta con su propio plan familiar. Echando un vistazo a los términos de uso, no se hace referencia a la necesidad de validar mediante geolocalización la dirección aportada por los integrantes del plan.

Apple Music, por su lado, ofrece una suscripción individual que se puede registrar en hasta 10 dispositivos, aunque solo cinco son ordenadores. La gran manzana también ofrece un servicio de Familia que permite la retransmisión de hasta seis dispositivos a la vez, pero no se explica si hay que hacer registro del algún tipo o si hay un máximo establecido.

Muchas estrategias distintas para un mismo objetivo

En resumen, en España ahora mismo dentro de las grandes plataformas de streaming audiovisuales hay muchas similitudes pero algunas grandes diferencias que pueden hacer que los usuarios se decanten por una u otra si llegado el momento consideran que no quieren estar pagando por todas a la vez.

Cogiendo una base justa y partiendo desde el plan inicial que propone cada plataforma (dejando fuera planes más costosos como el Premium de Netflix) se podría decir que en la actualidad la más permisiva es Amazon Prime Video: 36 euros al año en un solo pago, o 3,99 euros al mes; con la posibilidad de retransmitir tres contenidos a la vez (dos si se trata del mismo capítulo o película) sin límite aparente de dispositivos a conectar. A su vez, se incluye como elementos complementarios Prime Music, Prime Reading (para leer ebooks), o Twitch Prime, así como el acceso a ciertos envíos en menor tiempo y coste.

Por apertura para el usuario, en segundo lugar Sky sorprende por su permisividad con los usuarios. El único requisito es que la reproducción paralela se limita a tres espectadores. Sin embargo, desde la compañía afirman que no buscan poner demasiadas trabas al público: "No hay ningún límite en el número de usuarios que usen una misma cuenta. La única limitación es que solo puede haber tres reproducciones simultáneas".

Netflix aparecería un poco por detrás con su plan básico que permite el poder tener dos perfiles en activo por 7’99 euros al mes, pero solo una retransmisión simultánea. Sin embargo, la posibilidad de no tener que registrar dispositivos de ningún tipo y simplemente acceder con tu correo y la contraseña desde cualquier aparato lo convierte en una de las plataformas más accesibles.

En cuarta posición, podría establecerse Movistar Plus, aunque es notablemente más caro. La limita la conexión a cinco dispositivos y permite el acceso simultáneo al contenido audiovisual a esos cinco con una sola cuenta; así como la posibilidad de enviar la misma señal a dos de ellos. Sin embargo, para poder introducir otro dispositivos se debe desvincular de forma previa uno de ellos, de forma muy similar al registro.

HBO se encuentra en el escalón más bajo por sus ataduras a la hora de permitir la reproducción libre en varios aparatos. Lo cierto es que el plan de la plataforma neoyorquina, que ha aumentado de precio recientemente, permite dos reproducciones simultáneas (algo que Netflix no deja en su plan básico). No obstante, el necesitar registrar los dispositivos en los que se utiliza la plataforma supone una barrera importante.

Al final, lo verdaderamente importante reside en qué es capaz de ofrecer cada una de ellas: ¿elegirás a la irreverente 'The Boys'; el camino a la perdición de 'Peaky Blinders' o quizás el próximo hit a la altura de 'Juego de Tronos' o 'Chernobyl'? Quizás todos ellos a la vez, puede que cambiando de forma mensual como quien picotea de un plato combinado. Lo bueno es que elegir no significa descartar a las demás, ni firmar un contrato de por vida con ella.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir