Publicidad

¿Se puede vivir de comer con los servicios de tuppers a domicilio? Hacemos un análisis nutricional de Wetaca, No cocino más, Menu Diet y más...
Servicios

¿Se puede vivir de comer con los servicios de tuppers a domicilio? Hacemos un análisis nutricional de Wetaca, No cocino más, Menu Diet y más...

Publicidad

Publicidad

Si hay algo que no nos sobra con nuestro estilo de vida actual es tiempo. Entre los trabajos con jornadas partidas, el cuidado de los hijos y las obligaciones diarias, nos suele quedar poco tiempo libre. Esto, en ocasiones, se traduce en que cocinamos menos en casa y nos alimentos más a base de alimentos precocinados, en restaurantes cercanos a nuestro punto de trabajo o, incluso, con sandwiches de máquinas expendedoras.

Dentro de este contexto han ido apareciendo diferentes servicios de comida - o de tuppers - a domicilio que nos permiten comprar platos cocinados por estos servicios y que nos traigan a casa. En algunos casos, incluso, tienen menús semanales de platos ya montados que podemos elegir y con los que comer toda la semana sin tener que cocinar.

La duda, sin embargo, es cómo de nutricionalmente adecuados son estos servicios y si realmente podemos cubrir todas nuestras necesidades nutricionales - y de salud - comiendo únicamente por medio de estos servicios. Por ello, hemos elegido algunos de estos y hemos realizado un análisis nutricional de los alimentos que nos ofrecen.

Calidad nutricional de los servicios de comida y tuppers a domicilio

Wetaca

Screenshot 2019 12 11 Wetaca Come Bien Todos Los Dias

En el servicio Wetaca, cada jueves abren una nueva carta y de lunes a míercoles cocinan los platos y podemos ir recibiendo nuestros pedidos. En este caso, nos permite elegir entre 20 platos únicos (y otros cuatro entrantes y cuatro postes) y, según indican en su web, podemos conservar la comida en la nevera hasta siete días.

Entre los posibles platos a elegir hay numerosas opciones y aquí es donde entra, en mayor o menor medida, la posibilidad de controlar nosotros mismos los alimentos que consumimos. Esta semana, por ejemplo, podemos encontrar platos únicos como callos, bacalao a la vizcaína, tortiglioni tomate cremoso y bacon o ratatouille con queso de cabra. También tenemos opciones completamente vegetales como noodles orientales con verdura.

En los entrantes encontramos más opciones ligeras y vegetales, como la crema de espinacas, las verduritas donostiarras, el ragú de verduras o la sopa de ave y verduras. En cuanto a los principales, encontramos la ración de proteína correspondiente a una comida principal, en forma de pechuga de pollo a la parrilla, ternera a la brasa, solomillo de cerdo a la plancha o corvina.

También encontramos guarniciones, como arroz con verduras, hummus o zanahoria glaseada. Y en los postres, aunque tenemos la opción de tartas y dulces (algunos vegetarianos) también nos sirven fruta. Una de las ventajas que tiene este servicio es que nos detalla qué nutriente nos aporta cada una de las opciones y la elección es nuestra. Lo que sí debemos tener en cuenta es que las raciones son contundentes - entre 420 y 500 gramos - y, por tanto para la comida como plato único pueden ser buena opción, pero para la cena puede ser una racion excesiva.

Este servicio nos permite conseguir una alimentación completa y saludable, completando tanto comidas como cenas, pero también nos permite excedernos en el número de calorías y de hidratos de carbono que consumimos y no tomar suficientes vegetales o proteínas de buena calidad. Personalmente, la mejor opción es elegir vegetales de entre los entrantes o una guarnición adecuada, como el hummus, una carne magra como la pechuga de pollo o el pescado entre los principales y fruta de postre.

No cocino más

Screenshot 2019 12 12 Elige Tus Tuppers Nococinomas Es

En el caso de No cocino más, es un poquito diferente, al menos en la manera en la que podemos elegir las opciones. En este servicio tenemos numerosas opciones que en la página web aparecen divididas en categorias como arroces, sopas, pescados, verduras, legumbres, pastas, etc. También tenemos la opción de elegir entre diferentes packs con menús ya cerrados, o hacernos con packs concretos para dieta keto o de bajas calorías, también cerrados.

Entre los platos que encontramos existen numerosas variedades de opciones, algunas de ellas muy saludables y completas y otras no tanto. Con este servicio podemos conseguir comer de una manera muy completa y adecuada, si mantenemos un control en los platos que elegimos - tanto para la comida como para la cena - y los compaginamos bien. En este caso, las raciones son algo más pequeñas - rondando los 380 gramos - y pueden resultar más adecuadas tanto para comidas como para las cenas.

Sin embargo, también podemos llegar a comer de manera muy desequilibrada, llegando a tener un exceso de carbohidratos de manera muy sencilla. No es que no tengan platos adecuados como para cubrir todas las necesidades nutricionales, sino que si nos dejamos llevar por la gula tenemos numerosas opciones con las que deleitarnos y comer sabroso, pero no cubrir nuestras necesidades nutricionales de manera adecuada.

Menu Diet

Menu Semanal Tuppers Domicilio

Menu Diet es un servicio que indica ofrecer comida sana. Entre otras cosas, indican que la comida que tienen es casera y natural. Además, al registrarnos en la página web nos asigna un o una dietista-nutricionista que nos asesorará en nuestros menús y nos puede ayudar a crear un plan de alimentación saludable. También cuentan con una app que nos permite controlar parámetros de salud para ir observando el progreso con nuestra nueva alimentación.

En este caso, tenemos la opción de crear nuestros propios menús o comprar platos de la carta. Al hacernos con el menú nos incluyen una guía de comidas que pueden ser complementarias, de manera que nosotros sepamos de manera fácil como cubrir todas nuestras necesidades nutricionales. Una de las ventajas que presenta Menu Diet es que tienen en cuenta las cenas de manera que ya vienen inluidas en el menú.

Menu Diet nos permite elegir diferentes menús en base a nuestras necesidades: para comer sano, para adelgazar, para deportistas, para ancianos, para diabéticos y para embarazadas. En general, los platos que encontramos son más saludables en cuanto a ingredientes y elaboración, pero las opciones son menos varidas. En cualquier caso, los menús resultan especialmente equilibrados en cuanto a necesidades nutricionales, aporte de vegetales, carbohidratos y proteínas. Es, posiblemente, uno de los mejores servicios para comer saludable y equilibrado.

Tupperdición

Screenshot 2019 12 12 Nuestra Carta Tupperdicion

En el caso de Tupperdición, somos nosotros quienes montamos nuestro menú con las opciones de platos que tienen en la carta. Cada semana nos proponen 12 platos diferentes, de los cuales podemos elegir los que queramos. También tenemos la opción de elegir su propuesta semanal, que consiste en un menú cerrado, elaborado con la selección de su chef.

En las opciones encontramos verduras, carnes, pescados, legumbres y pastas. Aunque son pocos platos con los que elegir podemos conseguir menús bastante completos. Sin embargo, al contrario que con otros servicios, no podremos alimentarnos toda la semana únicamente con estos platos. Y es que se tratan de platos pensados para las comidas, pero tendremos que completar nuestra alimentación con cenas propias. Preferentemente, con platos con una base de verdura y un aporte de proteínas. Además, las raciones tienden a ser grandes, por lo que es fácil que nos excedamos.

Consejos para elaborar los menús

Rosebox Bfdscxmqvyc Unsplash

En la mayoría de estos servicios, podamos o no hacer todas las comidas de la semana con sus platos, tenemos que montarlos nosotros mismos eligiendo platos individuales. Si no vamos a cocinar en casa, este tipo de servicios serán, posiblemente, mucho más saludables que alimentarnos a base de precocinados y ultraprocesados. Sin embargo, en muchos de ellos encontramos una gran cantidad de platos con base de hidratos de carbono y resultan muy tentadores.

La realidad es que, como poder, nos podemos permitir vivir de comer gracias a la mayoría de estos servicios - siempre que económicamente nos lo podamos permitir -. Al menos en lo que a las comidas principales se refiere (comida y cena). En cualquier caso, desayunos y meriendas seguirán yendo de nuestra cuenta. Nutricionalmente hablando, podemos conseguir todos los nutrientes necesarios para vivir. El problema viene - igual que si cocináramos nosotros - cuando no elegimos las opciones más saludables y nos centramos en un solo nutriente.

Si queremos asegurarnos de crear menús equilibrados donde consigamos todos los nutrientes necesarios podemos hacer uso del conocido Plato de Harvard. La idea es que en las comidas la mitad del plato esté formada por verduras y frutas, un cuarto del plato serán carbohidratos complejos de asimilación lenta y el otro cuarto del plato serán proteínas (preferiblemente provenientes de carnes magras, pescados y legumbres).

Además, debemos tener en cuenta las raciones que vamos a consumir. Más que el peso, aquí lo importante es que atendamos a nuestros niveles de saciedad. La ración ideal para nosotros es aquella que nos hace sentirnos saciados sin hacernos sentir llenos o pesados. Lo recomendable es dejar de comer cuando todavía podríamos comer un poquito más, pero ya estamos saciados. Aquí es importante que aprendamos a entender lo que nuestro cuerpo nos dice.

Para las cenas, de ser posible, eliminaremos los carbohidratos. El plato será más pequeño y ligero, con raciones más pequeñas, y la mitad estará formado por vegetales y la otra mitad de proteínas. Con estas reglas, podemos conseguir una alimentación más saludable gracias a estos servicios, sabremos cómo combinarlos y, en el caso de que tengamos que hacernos cena, sabremos lo que nos falta.

Imágenes | Unsplash, iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios