Compartir
Publicidad

La UE da luz verde a la controvertida propuesta sobre Neutralidad de la Red, ¿y ahora qué?

La UE da luz verde a la controvertida propuesta sobre Neutralidad de la Red, ¿y ahora qué?
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Además de eliminar el roaming, el Parlamento de la Unión Europea ha aprobado hoy sin enmiendas la propuesta de la Comisión Europea en lo que a Neutralidad de la Red se refiere (si no estás familiarizado con este concepto, aquí un resumen rápido). En ella se establece que los operadores no podrán ralentizar o bloquear el tráfico a su gusto. Todo el tráfico tendrá que ser tratado por igual... o casi.

Éste es uno de los puntos sobre el que existe más controversia. Como ya explicamos, la Comisión Europea proponía que algunos "servicios innovadores" puedan tener más prioridad que el resto. Ahora bien, ¿qué son "servicios innovadores"? Sobre ello no profundizan, dejando el apartado bastante abierto a interpretaciones. Existen otras excepciones a la norma de tratar todo el tráfico por igual. Las operadoras, por ejemplo, tendrán libertad de no cumplir esta cláusula para minimizar congestiones temporales o para luchar contra el spam.

Por ejemplo, este fin de semana hablábamos de cómo la confusa redacción podría causar que el tráfico P2P o de redes privadas virtuales (VPN) pudiera tener menos prioridad que el resto. En su anuncio, la Unión Europea menciona también este asunto, explicando que "los servicios de streaming en P2P en tiempo real tienen que ser manejados de acuerdo a su necesidad de ser tiempo real" e insisten en no se podría discriminar su tráfico. El problema es que el texto aprobado no refleja tal distinción.

Pero el asunto del P2P se complica todavía más, ya que la tercera excepción por la que los operadores podrán incumplir el tratamiento igualitario del tráfico es la relativa a la legalidad del contenido. ¿Veremos a los operadores ralentizando las descargas o los streamings tipo Popcorn Time en países donde estos no sean legales? También dejan la puerta abierta a que sea un juez o la policía la que pueda ordenar el bloqueo de cierto contenido ilegal, una categoría muy amplia.

La Unión Europea "no se moja" en cambio sobre las iniciativas de zero-rating, con las que los operadores pueden hacer que el uso de un determinado servicio no gaste datos de la tarifa de datos del usuario (con la correspondiente ventaja respecto al resto de aplicaciones). Tim Berners Lee, el "padre" de la web, no se cansa de advertir los posibles problemas que esto puede causar a la innovación y a la competencia.

Las protestas no llegaron a ningún sitio

Iniciativas como Save The Internet.eu insistían en cómo esta propuesta que llega sobre Bruselas no era suficientemente clara. "Podrían interpretar el texto de manera que permita vías rápidas de pago, destuya el 'best effort' internet en la UE (mecanismo por el que todos los usuarios sin discriminación reciben el mejor servicio posible en cada momento) y autorice el bloqueo arbitrario e ilegal de contenido en Internet", según explican en su página web.

De hecho, varios grupos parlamentarios propusieron varias enmiendas con el fin de aclarar los aspectos más ambigüos del texto. Enmiendas que no han salido adelante en la votación de hoy, con la mayoría del Parlamento Europeo interesado en que la propuesta siguiera adelante con el fin de acelerar la transición al Mercado Único Digital que llevan un tiempo defendiendo.

Tim Berners Lee, al que mencionábamos antes, también se unió a las protestas contra el texto al considerar que éste proponía regulaciones "flojas y confusas" y pedía una redacción que apostara más por la Neutralidad de la red. Por todo ello, concluía Lee, "estas reglas amenazarán la innovación, la libertad de expresión y la privacidad, y pondrá en riesgo la capacidad de Europa para liderar en la economía digital".

¿Y ahora qué?

Según un abogado experto consultado por BBC, el Body of European Regulators (BEREC) tiene ahora nueve meses para dictar unas directrices que los reguladores locales, como la CNMC en España, tendrán que poner en marcha una vez pasado ese plazo. La idea, según él, es que en septiembre del año que viene ya estén en marcha.

Será entonces cuando, con su aplicación concreta frente a nosotros, podamos comprobar en qué se traducen las ambigüedades introducidas por la Unión Europea, pero lo cierto es que no tienen muy buena pinta. Por mucho que la Comisión presuma de que es la legislación sobre Neutralidad de la Red más completa, desde fuera no lo parece. Sus críticos incluso resaltan cómo la propuesta de la FCC estadounidense, si bien tiene sus pegas, es mucho más completa.

Imagen | Kalexanderson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio