Activar Starlink en Ucrania no va a servir de mucho: los límites de la ayuda ofrecida por Elon Musk

Activar Starlink en Ucrania no va a servir de mucho: los límites de la ayuda ofrecida por Elon Musk
37 comentarios

La mayoría de los frentes de la guerra de Ucrania son bastante confusos. Pero hay uno en el que los de Volodímir Zelenski están ganando sin ningún tipo de dudas: el de las redes sociales y las relaciones públicas. El propio presidente ucranio ha hecho de sus cuentas de Twitter e Instagram sus canales de comunicación favoritos para pedir ayuda internacional y hacer anuncios oficiales, y ahora su ministro de Transformación Digital, Mykhailo Fedorov, ha conseguido que Elon Musk les ayude gracias a un tuit.

Llamada a Musk. Fedorov pidió a Musk que activase el internet satelital en Ucrania el pasado sábado para hacer frente a los posibles cortes por los bombardeos y el avance ruso. Una petición a la que el gurú tecnológico accedió pocas horas después y anunció a través de su cuenta de Twitter.

Más política que útil. Todo un triunfo para la causa ucraniana, sin duda, sobre todo en el terreno de la propaganda: uno de los mayores magnates tecnológicos del mundo se ha posicionado claramente y sin tapujos del lado de Ucrania y ha puesto a su disposición uno de sus servicios más punteros. Pero, ¿será realmente útil para los de Zelenski la activación del internet satelital de Starlink en suelo ucranio? Pues dependerá de la cantidad de kits de recepción de señales que la compañía de Musk pueda enviarles.

El kit es la clave. Como ya explicamos en Xataka, para poder recibir señal de internet satelital es necesario que el usuario instale un kit específico de Starlink que consiste en una antena receptora, que recibe la señal y debe estar conectada a la corriente eléctrica, y un router WiFi, al que se envía esa señal para que dé acceso a internet. El sistema sólo funciona con el pack de la propia compañía de Musk, por lo que no se pueden utilizar componentes de terceros para establecer las conexiones. Además, todo el equipo está configurado para zonas geográficas concretas, por lo que no son intercambiables a menos que se vuelvan a configurar.

De esta forma, Starlink sólo podrá ofrecer internet satelital a Ucrania si ya cuenta sobre el terreno con kits configurados para aquella zona, o tiene la capacidad logística para enviar más desde el extranjero, algo siempre complicado en una región en guerra. El ministro Fedorov compartió este lunes un tuit con una fotografía en la que se podían ver decenas de cajas de estos packs en un camión militar, pero no dijo nada más allá de que el material de la foto había llegado, por lo que no se sabe el número de equipos de que disponen en estos momentos las fuerzas ucranianas para aprovechar el servicio de Elon Musk.

Las antenas están muy expuestas. Otro problema al que se enfrenta el internet satelital en Ucrania es la alta exposición de sus antenas a cualquier explosión o sabotaje. Starlink especifica en su web que para recibir la señal correctamente, estos dispositivos deben colocarse en zonas elevadas y libres de obstáculos, como la copa de un árbol o un poste de la luz. Es decir, a plena vista y sin protecciones, lo que puede hacer que sean fácilmente localizados y destruidos por los rusos.

La potencia, un misterio. Asimismo, ni el Gobierno de Ucrania ni Starlink han dado la más mínima información sobre la potencia que tendrá el servicio en suelo ucranio, o el número de satélites que dedicarán. Por lo tanto, no sabemos si realmente están preparados para dar una amplia cobertura a las regiones que permanecen en manos de los defensores.

Una gran ayuda, si funciona. Las dificultades para que Starlink funcione en mitad de una guerra son, como vemos, altas. No obstante, si realmente llega a ejecutarse bien y de forma amplia, no cabe duda de que será una gran ayuda para los ucranianos, tanto civiles como militares. Y es que las telcos del país han experimentado caídas importantes de su conectividad conforme el conflicto se recrudecía, y el servicio de la principal operadora del país, GigaTrans, ha llegado a caer por debajo del 20% en algunos momentos del pasado fin de semana, según la plataforma de monitorización de la red NetBlocks.

Musk, al filo de la actualidad. Funcione mejor o peor, lo que está claro es que Ucrania ha conseguido una nueva victoria en el frente de las relaciones públicas. También queda patente, una vez más, la capacidad de Musk para aprovechar la actualidad informativa en beneficio propio y dar visibilidad a su marca a nivel mundial con apenas un tuit, incluso en un escenario tal sensible y complejo como una guerra.

Temas
Inicio