Publicidad

Zigbee y Z-Wave: qué son, en qué se diferencian y que marcas de domótica son compatibles

Zigbee y Z-Wave: qué son, en qué se diferencian y que marcas de domótica son compatibles
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si nos hemos lanzado a la aventura de convertir nuestra casa en un hogar inteligente es habitual que nos surjan varias dudas. La primera de todas ellas, por una cuestión de practicidad, es saber qué fabricantes y dispositivos son compatibles con los diferentes asistentes de voz del mercado.

A partir de ese punto, encontraremos que bombillas, enchufes, termostatos y otros dispositivos smart se comunican entre sí de forma inalámbrica empleando tecnologías más o menos populares como el Bluetooth o el Wi-Fi, pero también con otros protocolos como el Zigbee y el Z-wave. En este artículo nos centramos en las características de ambos estándares, en qué se diferencian y dónde podemos encontrarlos.

Qué son Zigbee y Z-Wave y qué tienen en común

Tanto Zigbee como Z-Wave son dos protocolos de comunicaciones inalámbricos habituales en domótica que emplean ondas de radio de baja energía.

Ambos protocolos permiten que ciertos dispositivos smart (los compatibles) se comuniquen entre ellos en lugar de conectarse directamente con nuestro Wi-Fi, algo que ayuda a evitar la saturación de la red, algo importante en caso de conectar varios dispositivos.

Eso sí, esto implica que tanto si usamos Zigbee como Z-Wave requeriremos un concentrador, puente o hub que será el punto del sistema que se conecte a internet. Esta señal de Wi-Fi será compartida entre el resto de dispositivos de la red sin necesidad de que cada uno de ellos se conecte al router de forma individual.

Tanto Zigbee como Z-Wave funcionan a través de una red mesh o de malla, un concepto conocido a nivel doméstico por los sistemas Wi-Fi mesh en forma de red de malla.

En esencia, una red mesh es un conjunto de dispositivos que emplea un lenguaje común para comunicarse, actuando como repetidores que transfieren una señal al siguiente dispositivo, más que simplemente "hablando" con el hub.

A efectos prácticos, esto se traduce en que soportan mejor el crecimiento que otros sistemas de comunicación en aspectos como el rango y la resiliencia frente a perturbaciones.

Las redes Z-Wave y Zigbee transmiten en radiofrecuencia y usan la misma tecnología de encriptación AES-128, así que esencialmente su seguridad es similar en este aspecto.

Zigbee es un estándar abierto, Z-Wave no

Una de las principales diferencias entre ambos es que mientras que Zigbee es un estándar abierto gestionado por la Zigbee Alliance, Z-Wave es un estándar estándar propietario cuyo dueño es Silicon Labs.

En este sentido, la apertura del Zigbee le ha ayudado a lograr una mayor expansión, una fortaleza que también puede convertirse en debilidad a la hora de garantizar compatibilidad.

Y es que cualquiera puede acceder al estándar Zigbee y adaptarlo a sus necesidades, algo que por ejemplo hizo Philips con su línea Hue, una de las más líneas más populares que emplea este estándar.

Bombilla

Así, desde el desarrollo y lanzamiento de Hue, Philips ha ido realizando cambios en el protocolo empleado en Hue para limitar la compatibilidad de su hub con otros dispositivos que funcionaban bajo el mismo protocolo, algo que puedes ver en nuestra guía de compra de bombillas inteligentes.

Del mismo modo, además del Internet de las cosas, el Zigbee también proporciona protocolos para otros usos como la digitalización de la salud y la automatización. Estos distintos escenarios de uso dentro del mismo estándar no siempre funcionan bien juntos, si bien con el lanzamiento de Zigbee 3.0, todos los protocolos discretos del ecosistema Zigbee están unificados, por lo que pueden trabajar juntos.

En el caso de Z-Wave no existe ese problema: la ventaja de este ecosistema cerrado es que todos los dispositivos compatibles con Z-Wave funcionan bien entre ellos aunque sean de diferentes marcas, ya que si un fabricante que quiere integrar este soporte debe adquirir una licencia de Silicon Labs. No obstante, los dispositivos Z-Wave constan de identificadores únicos para que puedan ser fácilmente identificados durante sus conexiones.

Rango de acción y número de dispositivos conectados

Como hemos visto anteriormente, tanto Z-Wave como Zigbee se comunican a través de un sistema de red, transmitiendo la señal de un dispositivo a otro hasta alcanzar el hub.

Eso sí, mientras que Z-Wave solo permite dar cuatro "saltos" como máximo de dispositivo hasta dar con el concentrador, en el caso de los dispositivos que emplean Zigbee puede dar tantos saltos como sea necesario hasta llegar al hub.

Esta desventaja el protocolo Z-Wave lo compensa con un mayor alcance entre bombillas, sensores, cerraduras y demás gadgets: mientras que en Zigbee el rango de acción es de 10 - 20 metros (una distancia habitual dentro de espacios domésticos), con Z-Wave es posible llegar alcanzar los 100 metros con su última plataforma, la serie 700.

En cualquier caso, Zigbee como Z-Wave permiten incorporar a su red un elevado número de dispositivos conectados, lo que los hace óptimos para domotizar desde hogares individuales a edificios y oficinas, si bien la diferencia entre uno y otro es considerable: mientras que con Zigbee podremos conectar aproximadamente 65.000 dispositivos, con Z-Wave esta cifra baja hasta las 232 unidades.

Frecuencias de operación y velocidad de transferencia de datos

También hay diferencias en cuanto a velocidades de transferencia de datos y en la frecuencia de trabajo de ambos estándares.

En cuanto al ratio de transferencia de datos, en Zigbee es superior, alcanzando los 40-250 kbps frente a los 9,6-100kbps del Z-Wave.

Para usos industriales, científicos y médicos, Zigbee emplea la banda ISM, concretamente 868 MHz en Europa, 915 MHz en Estados Unidos y 2,4 GHz en todo el mundo, una banda conocida por ser la típica de la señal de Wi-Fi.

Por cuestiones de simplicidad, lo más habitual es que los fabricantes de dispositivos Zigbee opten precisamente por esta banda, lo que nos garantiza que el dispositivo smart pueda funcionar en cualquier parte.

La cara B es que es más fácil que esta banda se sature si incrementamos la cantidad de dispositivos operando en la misma banda, como el router, el router de tus vecinos y otros dispositivos conectados.

En el otro lado Z-Wave emplea diferentes radiofrecuencias dependiendo de dónde nos encontremos. Así, Z-Wave opera en las bandas de 868.40/ 868.42 /869.85 en Europa y en 908,4/ 908,42 / 916 en Estados Unidos. En este sentido, la posibilidad de interferencias con Z-Wave es inferior. Pero también tiene su parte negativa: podrían surgir problemas de compatibilidad si comprásemos un dispositivo smart para el hogar que funciona bajo este estándar en otro país.

¿Qué marcas y fabricantes emplean Z-Wave y Zigbee?

Zibee

Hasta la actualidad, Zigbee ofrece aproximadamente 2.500 dispositivos de 400 miembros de la Zigbee Alliance frente a los 2.400 dispositivos procedentes de 700 fabricantes que usan Z-Wave.

A pesar de la igualdad en el catálogo de productos, Zigbee goza de mayor popularidad al contar con fabricantes de peso en la domótica como Amazon, Philips y Belkin, que han apostado por este estándar.

De la lista de marcas que emplean Zigbee, estos son algunos de los más relevantes:

  • ADT Security Hub
  • Amazon Echo Plus
  • Belkin WeMo Link
  • Hive (calefacción)
  • Honeywell (termostatos inteligentes)
  • Ikea Tradfri
  • GE Appliances (electrónica del hogar)
  • LG SmartThinq
  • Lux Konoz
  • Philips Hue
  • Samsung SmartThings
  • Sengled (Bombillas inteligentes)
  • Somfy
  • Hub Wink
  • Yale (cerraduras inteligentes)

Algunos de los fabricantes más relevantes que emplean Z-Wave :

  • ADT Security Hub
  • August (cerraduras inteligentes)
  • Fibaro
  • Honeywell (termostatos)
  • GE Appliances
  • Kwikset (cerraduras inteligentes)
  • LG SmartThinq
  • Logitech Home Harmony Hub Extender
  • Milo (electrónica del hogar)
  • GE Appliances
  • Samsung SmartThings
  • Somfy
  • Yale (Cerraduras inteligentes)
  • Wink hub

Como puede verse en la lista, también hay fabricantes que comercializan dispositivos compatibles para ambos protocolos. Una idea si se busca versatilidad es apostar por un concentrador de SmartThings o Wink, de modo que podamos aprovechar al completo las ventajas de ambas tecnologías.

¿Qué estándar me conviene más, ¿Zigbee o Z-Wave?

Llegados a este punto, tenemos claro que tanto Z-Wave como Zigbee presentan sus ventajas e inconvenientes, por lo que no hay un estándar mejor que otro, sino que dependerá de nuestras necesidades.

En este sentido, es clave tener claro cuántos dispositivos planeamos integrar en nuestra red como la distancia entre ellos.

Para una instalación doméstica de escasos dispositivos, el empleo de tecnologías de comunicación Wi-Fi o el Bluetooth puede ser suficiente. Pero si la idea es domotizar una vivienda al completo, un bloque o una oficina, las soluciones Zibgee y Z-Wave son más propicias.

Así, si la distancia entre dispositivos va a ser corta y vamos a emplear una gran cantidad de unidades, Zigbee parece una opción más recomendable. En caso de que los dispositivos vayan a estar alejados, una mejor idea es apostar por el Z-Wave.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir