Publicidad

Somos expertos en tecnología, pero llega la hora de comprarnos un aire acondicionado y sufrimos

Somos expertos en tecnología, pero llega la hora de comprarnos un aire acondicionado y sufrimos
14 comentarios

Nos movemos como pez en el agua entre smartwatches, móviles y ordenadores, pero cuando nos toca lidiar con electrodomésticos cotidianos, a veces se nos hace bola. Nos ha pasado eligiendo una lavadora y cuando comienzan las primeras calores, muchos nos lanzamos a la odisea de comprar un aire acondicionado.

El aire acondicionado es un producto tecnológico como lo puede ser una tele y como tal, cada vez implementan más tecnologías e innovaciones: son más eficientes, menos ruidosos... hasta están conectados. ¿Nos acompañáis a la aventura de comprar un aire acondicionado?

Hemos preguntado al equipo de Xataka por su experiencia con este electrodoméstico para que nos expliquen qué tuvieron en cuenta a la hora de comprar un aire acondicionado. Porque nosotros tenemos experiencia probando y recomendando, pero cuando toca elegir un electrodoméstico que no dominamos, tenemos que poner todos nuestros sentidos y saber hacer.

En este artículo recopilamos qué criterios seguimos al comprar nuestro aire acondicionado, una serie de recomendaciones técnicas, aspectos cualitativos y cuantitativos, así como las dudas que nos surgieron durante el proceso.

¿Qué quieres climatizar?

Son en estos meses primaverales cuando las primeras calores actúan como detonante: hace casi un año pasamos calor, nos costó dormir y trabajar se hizo más pesado que nunca. Nunca mais. Pero claro, el punto de partida es diferente: no es lo mismo querer acondicionar toda la casa que simplemente una estancia, por ejemplo la oficina.

Es lo que marca la diferencia a la hora de elegir el tipo de aire acondicionado. Es más, también nos puede hacer recapacitar sobre la necesidad de reformas para mejorar el aislamiento.

Kike

Enrique Pérez nos explica su situación: "Vivo en un ático y tengo luz directa todo el día, pero el aislamiento no es excesivamente bueno. Quería un aire acondicionado para instalar en el comedor y que me sirviera para todo el piso, ya que no quería instalar un segundo split en la habitación. La idea era tener un aire acondicionado suficiente potente para, en caso de necesitarlo, poder refrigerar todo el piso. "

Fernando Sánchez también quería acondicionar toda su casa, pero esta es bastante pequeña: "Apenas 50 metros y la el verano es un auténtico infierno cuando me tocaba trabajar en ella... las noches veraniegas son duras y la casa es tan vieja que está muy mal aislada... salía más barato el aire que reformar toda la casa."

Jesús León es sevillano y vive en su ciudad natal, donde explica que no hay otra opción para el verano que el aire acondicionado: "No dispongo de instalación centralizada, así que tuve que apostar por colocar varios splits en las habitaciones principales. Además, las ventanas no aislaban lo suficiente con lo que me veía obligado a poner aparatos con algo más de potencia de la prevista para los metros cuadrados, para poder tener garantías de climatización suficiente, sin tener que llevar los aparatos de aire acondicionado a toda máquina."

Split Los aires acondicionados de tipo split están orientados a la climatización de una sola habitación

Otro hispalense que ha tenido que lidiar con el calor andaluz es Samuel Fernández, "Vivo en un pueblo que suele ser algo más fresco que la capital, pero aquí hay que climatizarlo todo. Al principio pusimos el aire acondicionado en el salón, que es donde hacíamos la mayor parte de la vida. El siguiente paso fue el del dormitorio y el último fue el despacho. Ocurrió que empecé a pasar muchas horas allí y ya se hizo necesario climatizarlo. Este despacho es un horno en verano (planta alta de mi casa, sol directo desde las 14 hasta que anochece). No son splits, sino que son varias máquinas diferentes"

Ampa

Muy diferente al caso de Amparo Babiloni, que nos cuenta que su casa es bastante fresquita "pero vivo en Valencia así que pasar el verano sin aire acondicionado no era una opción. La estancia a climatizar es el salón-comedor, ya que es la estancia más grande de la casa y donde paso la mayor parte del tiempo (aquí también tengo mi despacho). Además, quería que tuviera bomba de calor para usarlo como calefacción en invierno."

De Valencia subimos a Barcelona, donde Miguel López tomo una decisión hace un par de años: "Buscaba climatizar mi pequeño piso de alquiler (32 metros cuadrados), ya que como teletrabajo desde él quería hacerlo a gusto y sin sufrir las altas temperaturas y humedades de mi ciudad"

Técnicamente hablando: de potencia, frigorías, tecnología...

Al margen de soluciones split para una estancia, multi-split o incluso portátiles (que no es el caso de ninguno de los participantes), es momento de indagar en cuestiones técnicas como potencia, frigorías, gas refrigerante... y otras no tan técnicas, como la fiabilidad de la marca o la instalación. ¿Qué tuvieron en cuenta para elegir su aire acondicionado?

Enrique nos cuenta que "hice un cálculo a ojo y luego en función de las ofertas y la competencia. La marca fue importante para mí, me centré en reseñas y recomendaciones de profesionales (familiares). Panasonic tiene un punto negativo en que sus diseños no son los más compactos, pero son bastante fiables (su modelo es el Panasonic KIT-XZ35-VKE).

"Mi aire tiene Gas R32, como la mayoría de aires nuevos. Requiere de un permiso de instalación profesional para tratar correctamente el gas. La instalación de El Corte Inglés no es económica (unos 400 euros, lineal de más de 4 metros para colocar la unidad exterior al final del balcón en lo alto), aunque enviaron a un profesional de Santa Coloma y muy contento."

G32 El refrigerante R32 es de los más usados en la actualidad por su eficiencia y menor impacto ambiental

Fernando también realizó un estudio de mercado, pero al final acabó pidiendo consejo "estuvimos mirando en diversas páginas de fabricantes pero lo que mejor nos vino fue hablar con diferentes comerciales de los diferentes tiendas en las que estuvimos preguntando. Desde el principio tuvimos claro, y hemos acertado, que con tan solo 3,50 kW nos bastaba para toda la casa."

Sam

Samuel nos cuenta cómo fue su proceso de información y dimensionamiento: "no llegué a pasar de las nociones más básicas como las frigorías. Lo que hice fue lo clásico, medir los metros cúbicos aproximados de cada habitación a refrigerar, convertirlo a frigorías necesarias en base a las tablas de los expertos y dimensionar siempre un poco por encima. Me dijeron que es mejor que el motor vaya descansado a que vaya justo."

Jesús León explica que hay muchas categorías en esto de los aires acondicionados y por supuesto, muchos precios. "El primero que instalé aposté por la que, supuestamente, es una de las marcas líderes: Daikin (modelo Siesta - ATXS-K). Coloqué un modelo para el salón, que es la estancia más grande del piso, con potencia suficiente en frigorías para no quedarme corto teniendo en cuenta el deficiente aislamiento. También porque quería contar con un aparato de suficientes garantías y fue el que más recomendaron en las tiendas que visité y en la información que fui recopilando por internet. Se trata de un modelo inverter, que también es más eficiente. También dispone de bomba de calor, pero no suelo usarlo en invierno."

"Para el resto de habitaciones fue algo similar, aunque cambié de modelo y marca, así aposté por un Fujitsu para uno de los dormitorios porque supuestamente era uno de los modelos más silenciosos. Y realmente lo es. Para otro dormitorio más pequeño coloqué un Panasonic, este de pocas frigorías porque es una habitación muy pequeña."

Amparo reconoce que no tenía ni idea, así que hizo lo más lógico: "Empecé mirando en varias tiendas donde también tuvieran servicio de instalación, como Leroy Merlín o Media Markt. No hice una gran investigación sobre frigorías, me guié más por precio, pero no llegué a decidirme por ninguno. Al final acabé haciéndolo con un instalador conocido de un vecino. Le dije más o menos cuánto me quería gastar y él me aconsejó un modelo de Hisense (Hisense DJ35VE0A)."

Que consuman poco, por favor

Independientemente del precio del equipo y la instalación, todos los entrevistados estimaron fundamental apostar por modelos de bajo consumo: hablamos de eficiencia energética y también de la tecnología Inverter.

Enrique Pérez es tajante: "La luz está muy cara, así que A+++ o nada. Eso sí, normalmente que sea A+++ incrementa el precio, aunque no siempre es proporcional."

Fercho

Para Fernando Sánchez, si elegimos el Panasonic CS-RE12RKEW fue por principalmente dos cosas: la eficiencia energética y el consumo. Amparo y Miguel no se complicaron: simplemente preguntaron por modelos que no consumieran mucho y ambos tienen modelos A++.

En los casos de los sevillanos, con instalaciones más ambiciosas, más si cabe. Como nos explica Jesús:

"La inversión más alta fue en el modelo de Daikin más potente, que es un modelo inverter y supuestamente más eficiente. Estoy muy satisfecho con él, no ha dado ningún tipo de problema y es realmente muy cómodo. Dispone de detección de presencia, y en caso de que no detecte a nadie cerca baja la potencia. El Fujitsu del dormitorio principal también es inverter. Tiempo después coloqué ventanas eficientes, con doble acristalamiento y... la diferencia es muy notable, no necesitas tanta potencia en frigorías para mantener climatizada cada estancia. Y en invierno aún se nota más."

Inverter

Samuel Fernández ha ido instalando aires acondicionados con el paso del tiempo, algo que ha notado a nivel de eficiencia energética: "Aquí los aires trabajan muchas horas y no quiero pagar más de luz que de hipoteca. El primer aire acondicionado que compré es el del dormitorio, hará unos 7 años, es un A en calificación energética. Los otros dos que monté después son más eficientes (A++) y además son inverter, son los Daitsu ASD9UI-DA 2250."

Ojo con el ruido

Jesus

Es fácil que nos centremos en que el aire acondicionado que buscamos sea lo suficientemente potente para acondicionar nuestros espacios y que consuma lo menos posible dentro de un precio razonable y se nos acabe pasando por alto algo que luego podemos pagar muy caro: el ruido.

Jesús detalla que el ruido fue determinante para el modelo que emplea en el dormitorio principal: "Aquí sobre todo buscaba un un modelo muy silencioso, y el Fujitsu LLCE realmente lo es. En el modo "Quiet" es ideal si necesitas usarlo por la noche sin que moleste el ruido."

Enrique incide en la importancia del ruido "Al final es algo que quieres tener de fondo sin enterarte, el mío es super silencioso y tiene función Quiet que directamente no suena. Vamos, imperceptible."

Para Fernando, el ruido era importante porque contaba con un precedente: "Conocemos casos en los que los vecinos han llegado a poner demandas por el ruido. Así que no queríamos problemas en una comunidad antigua... en este sentido, el ruido nos llevó a elegir el modelo que tenemos"

Amparo reconoce que no había pensado demasiado en el ruido, pero el instalador le explicó que su modelo era moderadamente silencioso. Miguel tampoco investigó, confiando en que como "muchos de esos aires ya bajan de los 50dB y eso no es ninguna molestia al trabajar, me bastaba."

Algo parecido le sucedió a Samuel, que nos explica que "no los busqué específicamente por el ruido aunque sí miré que no sobrepasasen de ciertos decibelios. No hice distinciones entre las habitaciones pues yo en todas suelo necesitar poco ruido: para trabajar, para dormir, para ver la TV o escuchar música. Así que son silenciosos, pero consideré otros factores (consumo, capacidad) por delante."

¿Conectado o no?

A los editores de Xataka nos encanta la tecnología y la posibilidad de manejar el aire acondicionado desde el móvil o con la voz nos resulta atractiva pero... ninguno de ellos se decantó por un modelo conectado. De hecho, la mayoría de entrevistados explican que no necesitaban esa característica, por lo que ni siquiera lo buscaron.

Enrique sí que explica que su aire acondicionado, aunque no es inteligente, está preparado para ello: "Basta con conectar fácilmente un dispositivo externo y proporcionar Wi-Fi"

Samuel nos explica que no compró ninguno conectado, pero luego actualizó su modelo principal: "Convertí en conectado el del salón con un mando a distancia universal por infrarrojos que tengo sobre el mueble del salón. Así lo puedo encender desde el teléfono si quiero y mi mujer también lo puede poner cuando sale del trabajo para que esté la habitación fresca al llegar. Aunque no me hace falta muchas veces porque yo casi siempre estoy en casa. Pero si salimos, es útil."

Miguel compró un aire acondicionado sencillo, pero también lo actualizó: "lo combiné con un mando Wi-Fi inteligente Tado que compré aparte por 100 euros para poder empezar a refrigerar la casa media hora antes de llegar. "

Hablemos de euros

Hemos visto espacios, expectativas y necesidades diferentes, pero nos hemos dejado una que sigue prevaleciendo para muchos usuarios: el precio. Sin ir más lejos, es el caso de Miguel:

Iguel

"No investigué demasiado: me fui a la tienda de electrodomésticos de mi barrio y pregunté por ofertas. Como es un piso muy pequeño, fácilmente refrigerable y de alquiler no invertí demasiado dinero: 320 euros en el aire SVAN 12iv y casi 300 euros más en la instalación. Si el piso fuera completamente mío habría buscado uno de mucha más calidad."

Amparo cambió su apuesta inicial de grandes superficies y confió en el consejo de un instalador que conocía y acertó de pleno: "Me costó unos 550 euros con instalación incluida, más económico que lo que había visto en Leroy o Media Markt. Allí por ese precio los modelos que había eran más sencillos"

Enrique hizo lo que hacemos muchos cuando nos toca realizar una inversión importante: esperar a eventos de ofertas: "Lo compré en el día sin IVA de El Corte Inglés por 825 euros. No es barato, pero me gustó que fuera un modelo relativamente nuevo y completo, además de un diseño plateado, ya que al final es un elemento de decoración más de la casa"

Fernando nos insta a leer la letra pequeña:"Siempre hay que estar atentos a la letra pequeña...en nuestro caso no tuvimos que pagar extras por la instalación porque la casa es diminuta, pero puede subir mucho el precio. El único problema que tuvimos es que los instaladores no querían asegurarse de ninguna manera y les tuve que obligar a ponerse arneses y cuerdas"

Jesús León no recuerda los precios, pero insiste en la importancia de la instalación: "siempre es un coste aparte, pero merece la pena para tenerlo bien colocado y con garantías ya que haces una inversión grande."

Para Samuel el precio no fue determinante: "No he mirado aires acondicionados demasiado sofisticados ni tampoco he mirado que sean de diseño, así que no he invertido demasiado en ninguno de los tres equipos. Entre el propio equipo y la instalación, me habrán costado unos 600/700 euros de media."

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios