Publicidad

El keylogger evoluciona: Tu smartwatch es capaz de saber lo que tecleas

El keylogger evoluciona: Tu smartwatch es capaz de saber lo que tecleas
8 comentarios

Publicidad

Un proyecto llamado Motion Leaks (MoLe) ha permitido comprobar cómo los sensores de movimiento de los smarwatches actuales puede ser utilizado para detectar con bastante precisión lo que estamos tecleando en nuestro ordenador.

El sistema demuestra una singular -e inquietante- característica de estos relojes inteligentes, pero también es cierto que esa detección funciona lógicamente en la mano en la que llevamos el reloj. La creación de un mapa 3D de la mano y el teclado y la aplicación de esos sensores da como resultado esa detección del tecleo real realizado por el usuario.

Un keylogger en tu reloj inteligente

El acelerómetro y el giroscopio son capaces de ofrecer a los investigadores información sobre las teclas que se están presionando en cada momento gracias a un primer algoritmo que recolecta esa información. Otro programa adicional es el que deduce las palabras que se han introducido en esa acción de tecleo.

Este segundo algoritmo detecta las pausas en las pulsaciones de teclas realizadas con la mano izquierda -es el modelo predefinido que han tomado como referencia- y a partir de ello deducir cuántas pulsaciones se teclearon con la mano derecha gracias a un registro de la frecuencia de tecleo -velocidad al teclado, vaya- del usuario.

De momento el proyecto tiene limitaciones, y por ejemplo MoLe no detecta caracteres especiales, y la barra espaciadora sigue sin reconocerse con exactitud. Aún así el sistema, que ya funciona en el Samsung Gear Live, podría ser aplicado a otros relojes inteligentes. La amenaza es evidente: un ciberatacante podría instalar malware en el reloj y espiar lo que hacemos con esta singular variante de un keylogger.

Vía | Softpedia
En Xataka | Apple no se libra del espionaje de la CIA según nuevos documentos filtrados por Snowden

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir