Publicidad

¿Quién se rebela contra los drones? Los pilotos de pequeños aviones para fotos y topografía

¿Quién se rebela contra los drones? Los pilotos de pequeños aviones para fotos y topografía
28 comentarios

Publicidad

Publicidad

La polémica sobre la relación entre tecnología y pérdida de trabajos vuelve a rondar a otro fenómeno que no ha hecho más que empezar: el de los drones. En EEUU, como cuentan en el WSJ, los pilotos de avionetas han iniciado una presión como lobby para tratar de frenar el auge de este tipo de competencia.

Dado que conseguir que se prohiban el uso de drones es imposible, los pilotos de pequeños aviones que ahora se dedican a tareas relacionadas con la fotografía, grabación de vídeo para contenido audiovisual o tareas topográficas e incluso de vigilancia, presionarán para que las reglas de uso sean muy estrictas, cerradas y por supuesto, estarán más que alerta para denunciar a empresas y personas que quieren usar este tipo de dispositivos sin cumplir estrictamente con las leyes.

Pilotos alerta para denunciar a los drones

Según comenta el jefe de la FAA (Federal Aviation Administration), muchos de los avisos para investigar usos inapropiados o ilegales de drones provienen de pilotos de avionetas que, además de por la competencia que suponen, están preocupados por los riesgos que comporta para la seguridad de su trabajo el vuelo incontrolado y fuera de normativa de los drones.

Un ejemplo suele ser el de los vuelos por encima de su altitud máxima permitida actualmente, por lo que pueden interferir con las tareas de estos pequeños aviones en su día a día.

Drone agricultor

Actualmente, en EEUU, la FAA está en trámites para regular el uso de drones de forma comercial, que son los que más peligros pueden comportar (tanto a nivel de seguridad como de pérdida de empleo) para estos pilotos de avionetas. Mientras eso ocurre, hay una serie de empresas autorizadas, y sobre ellas están ahora ejerciendo presión varias asociaciones, entre ellas la de lo pilotos comerciales pero sobre todo la National Agricultural Aviation Association, que reúne a empresas y pilotos cuya tarea principal ahora es la de fumigar campos de cultivo.

Entre los requerimientos con los que estas asociaciones están presionando a la FAA están que los vuelos de drones sean autorizados de forma individual, con plan de vuelo que se pueda conocer, que lleven identificación, que sean bien visibles con carcasas llamativas, así como que los pilotos de esos dispositivos tengan licencia de vuelo. Sí, justo como en España.

Ahora los pilotos, pero la historia la conocemos: taxistas, hoteles ...

Aunque lo que más ruido hace suele ser la protesta, también hay pilotos de avionetas actuales que están adaptándose al nuevo negocio e incluso creando ya su propia empresa con drones. Pero no es de entrada lo habitual.

Tampoco las protestas son algo nuevo ni sorprendente cuando una tecnología o forma diferente de hacer las cosas llega a un mercado ya establecido. El caso más reciente lo hemos vivido con Uber y el sector del taxi. Finalmente el gremio del taxi ha salido vencedor tras ordenar un juez el cese de sus actividades. Pero Uber promete regresar.

Uber

También otros sectores clásicos como el de los hoteles con servicios como el de Airbnb o el siempre polémico robot de las cadenas de montaje no han pasado desapercibidos cuando se trata de poner de acuerdo a dos sectores que la mayoría de veces solo son antagónicos en el tiempo.

Más información | WSJ.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir