Compartir
Publicidad

Hacer autoestop es peligroso... ¡hasta para los robots!

Hacer autoestop es peligroso... ¡hasta para los robots!
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué harías si te encontrases a un robot haciendo autoestop en una carretera? HitchBOT es un robot diseñado específicamente para ello, y durante los últimos meses ha estado recorriendo Canadá y Alemania. Si siguiente aventura era Estados Unidos, donde él mismo pedía a los conductores que le llevasen a ver algunos de los monumentos más representativos del país.

El funcionamiento del experimento era sencillo: HitchBOT aparecía en el arcén de alguna carretera y pedía a la gente que le recogiese. Si el conductor paraba y lo llevaba consigo, el robot le iba dando conversación. Y así hasta la siguiente parada. Por desgracia, el viaje del pobre autoestopista por Estados Unidos ha acabado antes de tiempo: unos días después de comenzar el recorrido, le han "atracado" y se han llevado todos sus componentes electrónicos.

Bot HitchBOT, en uno de sus recorridos antes de ser "atracado"

Su cuerpo de casi 1 metro de alto contaba en su interior con un micrófono y una cámara, además de una pantalla LED para expresar sus emociones. El robot era capaz de mantener conversaciones (iba equipado con software de reconocimiento de voz), además de avisar de cuando le quedaba poca batería o de saber dónde estaba en cada momento con su GPS. La mayoría de estos componentes ha desaparecido.

Un experimento social con forma de robot

Pero ¿por qué hace autoestop un robot? Se trata de un experimento puesto en marcha por investigadores de varias universidades canadienses con el fin de comprobar si los robots pueden confiar en los seres humanos. "Creemos que, a través de este proyecto, podemos aprender mucho en términos de robótica social y sobre cómo nos aproximamos a los robots en entornos no restringidos y no limitados", explicaba uno de sus responsables.

En Canadá recorrió más de 10.000 km gracias al transporte de 19 amables conductores. Recorrió las principales ciudades de Alemania en diez días. Durante todos los viajes, algunos de los usuarios que lo transportaban iban compartiendo sus jornadas en las redes sociales (puedes ver algunas fotos en su Instagram). Por desgracia para HitchBOT, parece que se queda sin conocer Estados Unidos, aunque sus creadores ya han explicado que el experimento seguirá y que aprenderán de lo que ha ocurrido. Como ellos mismos dicen, "a veces a los robots buenos también les pasan cosas malas".

Más información | HitchBot
Vía | Paleofuture

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio