Compartir
Publicidad

Dale una pluma estilográfica a Bond y escribirá cartas con tu letra

Dale una pluma estilográfica a Bond y escribirá cartas con tu letra
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bond no va a poner solución a los riesgos de dejar de escribir a mano. Los más pequeños tienen una gran facilidad para adaptarse a la nueva era digital con pantallas táctiles y teclados, y los que ya estamos creciditos, también perdemos práctica con el lápiz y el bolígrafo.

Volvemos al tema de la noticia, y es que el robot que os presentamos lo que hace es escribir tal y como lo haríamos nosotros, con nuestra letra. Habréis visto multitud de fuentes que simulan la escritura a mano, tampoco os pillará de nuevas ver a un robot haciendo ejercicios de caligrafía, pero Bond lo hace de una forma bastante personal.

No estamos ante un sistema de impresión por puntos que intenta conseguir la mejor definición para que lo dibujado se parezca a lo que conseguimos con nuestras manos. El tipo de trazado natural parece estar garantizado con el uso de una pluma estilográfica, o un bolígrafo, como elemento de contacto con el papel.


Aplicaciones personales se me ocurren muchas – cartas, felicitaciones -, siempre con la intención de darle un toque personal a las cosas, pero también me lo imagino echando una mano en esos textos de documentos o diplomas que se repiten sin cesar, incluso en las firmas de los mismos.

Para conseguir que el tipo de letra sea el tuyo, debes irte a trabajarla con un experto de la compañía durante un día, y pagar unos 499 dólares. También cuentan con un servicio en el que un personaje ilustre - Sigmund Freud - te deja su letra.

Una alternativa a Bond la tenemos en Handwrytten, que tiene una forma de “escribir” muy parecida, basada en un brazo robótico, pero en este caso las fuentes están preestablecidas:


Si nos vamos a Japón, también andan jugando con robots que escriben, en este caso reproduciendo la caligrafía japonesa, más enfocada a símbolos – kanjis – que a escribir un texto. Aquí la idea pasa por copiar los movimientos de muñeca de una persona, quedándose con la presión y trazo necesarios para cada componente del gráfico.

En el siguiente vídeo podéis ver al robot desarrollado en la Universidad de Keio dándole uso al pincel:


Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio