Compartir
Publicidad

Swatch demanda a Samsung por las esferas clonadas de sus relojes en la Galaxy Apps Store

Swatch demanda a Samsung por las esferas clonadas de sus relojes en la Galaxy Apps Store
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para Samsung el MWC viene siendo sinónimo de alegres fanfarrias desde hace unos años, acostumbrada a llegar, presentar y ganar. El de este año posiblemente se le esté atragantando: el Mate X de Huawei ha robado brillantez al Galaxy Fold, y tras la presentación del Galaxy Watch Active lo que ha llegado ha sido una demanda de Swatch, que reclama 100 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios.

La demanda, que avanza Reuters, se produce por la presencia de varias esferas plagiadas de los diseños de Swatch en la Galaxy Apps Store, que entre otras cosas ofrece múltiples watchfaces publicadas por terceros, de cuyas descargas (en el caso de las que son de pago) Samsung obtiene un beneficio por la comisión del 30% que aplica.

 Imitando un reloj de 650.000 dólares

Swatch Samsung 0 Comparativa entre las esferas para los relojes de Samsung y las originales de Swatch. Imagen: The Verge.

Swatch argumenta en su demanda que la presencia de estas watchfaces, más de treinta, puede inducir a error a los usuarios, quienes pueden creer que Samsung y Swatch tienen un acuerdo para la publicación de estas esferas (no lo tienen).

Le acusa de prácticas comerciales desleales, puesto que esas watchfaces son "idénticas o virtualmente idénticas" a las esferas de sus productos y su propiedad intelectual. Una de ellas es la del Tropical Bird Repeater de Jaquet Droz, un reloj artesano y con oro de 18 quilates que cuesta 650.000 dólares. Ya que no podemos aplicar aquí los trillados campos de fútbol para hacer conversiones de medidas, diremos que equivale a 1.450 Xiaomi Mi 9 u 8 Tesla Model 3 Performance.

En el escrito de denuncia, Swatch afirma que se dirigió en primera instancia a Samsung a finales de diciembre con la lista de esferas "similares" a las de sus relojes. Samsung retiró dichas esferas pero no revisó a fondo toda la Galaxy Apps Store, como pedía Swatch, no admitió el plagio.

Entre esto y el hecho de que en las semanas posteriores aparecieron nuevas esferas plagiadas, Swatch terminó enviando la demanda, en cuyo texto especifica que "es razonable concluir que Samsung continuará infringiendo las marcas registradas, causando más pérdidas y daños a las compañías del Swatch Group".

Pide un juicio en Nueva York y los mencionados 100 millones de dólares. Swatch tiene un largo historial de demandas, también en su contra, como cuando Apple la demandó a ella por copiar el eslogan "Think different".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio