Publicidad

Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold: comparativa entre los primeros smartphones plegables

Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold: comparativa entre los primeros smartphones plegables
58 comentarios

Publicidad

Publicidad

Como cada año, a priori el Mobile World Congress de 2019 se presentaba algo descafeinado, pero en el primer día de presentaciones esa idea se ha evaporado de un plumazo con la presentación del Huawei Mate X), un nuevo smartphone plegable que tiene mucho que decir contra la alternativa mostrada junto a los Galaxy S10, el Samsung Galaxy Fold.

A falta de poder probarlos en profundidad, el Huawei Mate X y el Samsung Galaxy Fold comparten la cualidad de que sus pantallas pueden ser dobladas para adoptar distintas formas, pero con filosofías muy distintas. Mientras que el Fold está formado por dos pantallas, una exterior y otra interior, el Mate X cuenta con un sólo panel que se abre para lucir como una tablet, y se pliega hacia fuera para "ser smartphone".

El Huawei Mate X frente al Samsung Galaxy Fold

Huawei Mate X

Samsung Galaxy Fold

PANTALLA

8" OLED de 2.480 x 2.200 píxeles (abierta) con proporción 8:7.1. 6,6" 2480 x 1148 con proporción 19.5:9 y 6,38" con 2.480 x 892 con proporción 25:9 (cerrado, parte pequeña)

7.3” QXGA+ Dynamic AMOLED (4.2:3) + 4.6” HD+ Super AMOLED (21:9)

PROCESADOR

Kirin 980

Snapdragon 855 / Exynos 9820 (según mercado)

RAM

8 GB

12 GB

ALMACENAMIENTO

512 GB ampliables

512 GB UFS 3.0

SISTEMA OPERATIVO

Android 9 Pie

Android 9 Pie + One UI

CÁMARAS TRASERAS

40 MP gran angular 16 MP ultra gran angular 8 MP telefoto

Triple cámara trasera: gran angular, ultra gran angular y teleobjetivo

CÁMARAS FRONTALES

Una en la cubierta, dos frontales internas gran angular y profundidad

BATERÍA

4.500 mAh, con SuperCharge a 55 W.

4.380 mAh (doble batería)

DIMENSIONES Y PESO

11 milímetros de grosor cuando se encuentra plegado. 5,49 milímetros desplegado. 295 gramos

200 gramos

CONECTIVIDAD CELULAR

Módem Balong 5000 2G / 3G / 4G / 5G Multi-modo

2G / 3G / 4G / 5G

PRECIO

2.299 euros

1.980 dólares

Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold: sólo se parecen en que ambos pliegan

Durante la presentación de los Samsung Galaxy S10, Samsung dio la sorpresa con el Samsung Galaxy Fold y sus dos pantallas. Pese a ser un lanzamiento más prototípico que el del producto que veremos en unos años, como lo fue el Samsung Galaxy Note Edge, la transición entre ambas pantallas, la externa y la interna, nos maravilló. El Huawei Mate X prescinde de una de ellas y en lugar de ser un smartphone que se convierte en tablet, parece más una tablet que se comprime en smartphone.

Image Las tres pantallas del Huawei Mate X parecen, a priori, más aptas para usos de smartphones de 2019.

Detrás de la práctica, en el Samsung Galaxy Fold encontramos el panel interior Dynamic AMOLED de 7.3” QXGA+ con proporción 4.2:3 que da vida a su parte tablet, y el panel exterior de 4.6” HD+ Super AMOLED con proporción 21:9, que representa la parte smartphone. La aproximación de ambas compañías al concepto de plegado es radicalmente opuesta. Mientras que Samsung apuesta ofrecer un uso como smartphone corriente de 4,6" y resolución HD+, Huawei opta por una pantalla plegada principal de 6,6", mucho más acorde a los tiempos que corren.

Aparentemente, el Huawei Mate X se puede integrar mejor con los usos modernos del smartphone, sobre todo por su panel de 6,6"

El panel único del Huawei Mate X también utiliza la tecnología OLED, y cuenta con un tamaño de 8" cuando está desplegada, con resolución 2.480 x 2.200 píxeles y proporción 8:7.1. Cuando está cerrado tiene dos pantallas "pequeñas", en disposición smartphone: una mayor de 6,6", resolución de 2.480 x 1.148 píxeles y proporción 19.5:9 y otra menor de 6,38", resolución de 2.480 x 892 y proporción 25:9 (cerrado, parte pequeña), que puede ser la más equivalente a la del Samsung Galaxy Fold.

Bisagras

Los dos sistemas de plegado utilizan bisagras, pero las compañías lo han vendido de forma distinta. Samsung mencióno que puede doblarse de forma ilimitada, mientras que Huawei ha llegado incluso a ponerle nombre, y la llama diseño de "Ala de Halcón" o "Falcon Wind desing". Sus más de 100 componentes han sido patentados.

Los procesadores son otro de los aspectos en que ambos terminales se diferencian mucho. Samsung, como viene haciendo en el resto de terminales de la familia Galaxy S, ha apostado por un chip Exynos en la versión Internacional, el 9820, y el Snapdragon 855, enfocado a mercados como el estadounidense. Huawei, como también acostumbra, ha apostado por el HiSilicon Kirin 980, el chip más potente de la compañía, que ya hemos visto en los Huawei Mate 20 y Mate 20 Pro. En RAM, la delantera la ha tomado Samsung: el Fold cuenta con 12 GB, mientras que el Mate X se comercializará con 8 GB.

También se acercan en batería, donde el Huawei Mate X presenta una pila de 4.500 mAh, y el Samsung Galaxy Fold una doble batería que suma 4.380 mAh. Eso sí, Huawei la llenará más rápido, haciendo uso de su SuperCarga de 55 vatios, que puede cargar incluso a portátiles a buena velocidad.

5G, el otro golpe sobre la mesa de Huawei

Huawei 5g

Ambos terminales serán capaces de conectarse a redes 5G, aunque el Samsung Galaxy Fold solo lo hará en una de sus versiones. Sin embargo, de acuerdo a la información de la que ha presumido Huawei, el módem Balong 5000 permite velocidades muy superiores a las del Snapdragon X50 y la del Exynos 5100, el módem 5G propio de Samsung. Mientras que estos dos últimos alcanzan 2.3 Gbps, el de Huawei llega a 4,6 Gbps.

Además, Huawei ha afirmado que su módem está preparado para la segunda fase del 5G, mientras que los competidores sólo podrán los usos de la primera fase. Es algo de lo que seguro que Qualcomm tiene mucho que decir.

En el apartado de cámaras, Huawei ha elegido una disposición que va en línea con la triple cámara trasera del Mate 20 Pro, con un gran angular y sensor de 40 MP, un ultra gran angular con sensor de 16 MP y un teleobjetivo que cuenta con un sensor de 8 megapíxeles. La clave aquí es que estas cámaras también funcionarán como cámaras de selfie, pues tan solo hace falta dar la vuelta al dispositivo para fotografiarte (ambas pantallas pueden mostrar la imagen captada estando plegadas).

Huawei Mate X El diseño de Huawei con el Mate X hace que las cámaras "frontales" sean las principales, algo que le pone por delante de toda la competencia en calidad de selfies.

Samsung también ha optado por triple cámara en la parte trasera, con gran angular de 12 MP, ultra gran angular de 16MP y teleobjetivo de 12 MP, pero para los selfies recurrirá a dos internas localizadas en el notch, de 10 y 8 MP, que el Mate X no presenta en su pantalla desplegada, y otra localizada sobre la pantalla pequeña, que cuenta con un sensor de 10 MP.

Donde coinciden ambas compañías además de en plegarse y utilizar Android 9 Pie es en el almacenamiento. Los dos terminales llegan con 512 GB de ROM, aunque a falta de que Huawei esclarezca la tecnología de su chip (ampliable con tarjetas externas), Samsung parece contar con ventaja, pues estrena el protocolo UFS 3.0, que da un rendimiento mucho mayor al de UFS 2.1. Otro aspecto a mencionar es que ninguno de los dos terminales cuenta con jack de audio.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir