Compartir
Publicidad

Span, otro concepto de smartwatch que nos gustaría que fuera real

Span, otro concepto de smartwatch que nos gustaría que fuera real
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi al mismo ritmo con el que salen las pulseras de cuantificación y los smartwatches nos llegan conceptos de diseñadores que nos traen ideas muy atractivas pero que, por desgracia, no suelen convertirse en un producto final. Esta categoría está desatando la imaginación de muchos creativos y Span es un buen ejemplo de ello.

Esta idea, creada en el estudio de diseño Box Clever, busca una aproximación al smartwatch donde la parte del reloj tiene más peso que la parte “inteligente” o “smart”. Parten de un formato clásico para introducir un sistema de notificaciones y navegación poco intrusivo.

Sal de la pantalla y ponte en mi muñeca

En el vídeo que podéis ver un poco más abajo de estas líneas vemos cómo imaginan en este estudio afincado en San Francisco su visión de un reloj inteligente. Un dispositivo que por un lado aprovecha la sincronización con el móvil para ajustar la hora, algo que vimos hace poco con Casio.

Por otro lado, Span tiene un sistema de notificaciones compuesto por una banda que atraviesa la esfera del reloj.y nos mostrará, de forma parecida a como muestra los mensajes la Fuelband de Nike, las diferentes notificaciones del teléfono móvil. Para manejarlo, tan sólo tendremos que girar la esfera.

En este sentido, la interacción resulta un gesto muy natural al que estamos acostumbrados a usar en un reloj. Quizá este concepto nunca se lleve a cabo pero tiene algunas claves que podrían resultar interesante de cara a futuros productos: como por ejemplo la eficiencia de batería que tendría este sistema al usar solo un sistema de LEDs y no una pantalla completa.

El problema con todos estos conceptos es que si bien los diseñadores apuntan algunas claves muy interesantes sobre cómo se deberían de fabricar algunos productos, resulta duro darse de bruces con la realidad y ver que la fabricación de estos prototipos no es tan sencilla como imaginarla.

Vía | Wired

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio